Esculturas de Bs As

1
9

El Monumento a San Martín y El Centauro moribundo , dos esculturas de la ciudad de Buenos Aires analizadas por Ana María Telesca en el sitio web de Cora Dukelsky.PATRIMONIO ESCULTORICO de la ciudad de Buenos Aires Por Ana María Telesca El Monumento a San Martín de Louis-Joseph Daumas (1862) La ciudad de Buenos Aires es rica en monumentos escultóricos. La erección de monumentos es un aspecto básico de cualquier proyecto político que apunte a la constitución del estado-nación. El monumento conmemorativo es portador de un mensaje político que está dado en primer término por la intencionalidad del comitente. Levantar un monumento a Sarmiento o a Rosas, a Lavalle o a Dorrego, son actos cargados de intencionalidad política. La erección de un monumento está íntimamente relacionada con la escritura de la historia, una cierta historia que se convierte en un paradigma que quiere transmitir a las generaciones futuras para que la imiten y guíe sus acciones. El primer monumento que se levantó en el espacio público de Buenos Aires fue el monumento a San Martín, que como veremos en realidad tuvo su origen en Santiago de Chile. Para Leer el artículo completo El ?Centauro moribundo?de Bourdelle en una plaza porteña El escultor francés Antoine Bourdelle (1861-1929), un verdadero innovador de la escultura moderna es el autor del Centauro moribundo situado en las inmediaciones del Museo Nacional de Bellas Artes. El interés de Bourdelle por la mitología y los relatos de la antigüedad clásica, con la cual se había familiarizado en el seno de la enseñanza académica, es uno de los aspectos sobresalientes de su obra. El artículo investiga cuál fue la vinculación del escultor francés con la ciudad de Buenos Aires, quién fue el comitente de la obra y cuál es la lectura simbólica del centauro para el mundo moderno. Leer el artículo completo. Abstracts gentileza de La Pagina web de la prof. Cora Dukelsky . Este sitio reúne un conjunto de recursos para el estudiante y docente de Historia del arte. Trabajos e imagenes del arte de la Antigüedad, el Renacimiento y el siglo XX. Publicado en Leedor el 15-03-2006

Compartir
Artículo anteriorSarandon y Robbins
Artículo siguienteResurrección