Monk

0
6

Con su crónica vulnerabilidad, este tipo enfundado en su traje color tierra continua una tradición literaria y se aleja del solemne cientificismo y la literalidad de C.S.I.(Crime Scene Investigators) MONK

Por Alejandro Zuy

MONK
Canal 13: sábados a las 15:00 hs.
Universal Channel
Elenco: Tony Shalhoub (Adrian Monk); Bitty Schram (Sharona Fleming); Ted Levine (Capitán Stottlemeyer) ; Jason Gray Stanford (Teniente Disher) ; Stanley Kamel (Dr. Charles Kroger) ; Traylor Howard (Natalie Teeger)

Si, es verdad. Debemos reconocer que desde hace una larga y considerable cantidad de años la vida en las grandes metrópolis se ha convertido en tarea de héroes.

Si, es verdad. Es una jungla allí afuera. La voz y el piano del gran Randy Newman nos lo recuerda de una manera cíclica a modo de advertencia recurrente pero no por ello inoportuna.

No obstante, todos los días debemos salir a enfrentar esa jungla. ¿Será que el grado más alto de civilización coincide con lo salvaje como ese final hipotético de las líneas paralelas?

La cuestión es que el tipo enfundado permanentemente en su traje color tierra se las sabe arreglar pese a su crónica vulnerabilidad. Convengamos que es la clase de personaje que suele sacar de las casillas a mas de uno. Pulcro hasta el extremo, evita el contacto con la piel de cualquier otro habitante de este planeta. Pero a veces eso no es posible y entonces consume cantidades industriales de Kleenex. Bebe agua mineral sólo de una marca y es capaz de viajar fuera de su ciudad; San Francisco; sobrecargando su equipaje con cajas de esa marca. También es verdad que en una oportunidad, durante un viaje a México se las sustrajeron y casi muere deshidratado por negarse a ingerir otro producto.

Suelo observarlo resolviendo casos que parecen imposibles los sábados después de almorzar. Momento preciso en el cual la digestión y el estrés de la semana forman una alianza difícil de doblegar. Logré simpatizar con él desde un primer momento. Luego lo perdí de vista y lo he reencontrado hace unos pocos meses, justo cuando los capítulos de Tru Calling empezaban a resultarme altamente adictivos y desaparecieran de la pantalla tan enigmáticamente como las regresiones de su joven protagonista.

Es que este detective, al que los discípulos del viejo hechicero vienés calificarían de obsesivo compulsivo, logró conmoverme desde el nombre, o mejor dicho, desde su apellido, homónimo de ese monstruo del jazz llamado Thelonious. Para colmo, el actor que lo representa, posee uno de esos rostros que se mantenían huérfanos deambulando en papeles secundarios de películas muchas veces del mismo orden, casi como esperando encontrar la máscara perfecta.

Este pequeño hombre es también el nuevo integrante de una estirpe que se origina en la literatura allá en la Rue Morgue, cuando aquel narrador extraordinario llamado Edgar Allan Poe dio a luz a Auguste Dupin. Más tarde, Sir Arthur Conan Doyle con su inefable y persuasivo Sherlock Holmes, continuaría con la tradición de desentrañar casos en donde lo más desconcertante se convertía en irresistible desafío. También sería éste quien denominaría al método de investigación como deductivo. A diferencia del inglés, al investigador de Frisco, no lo acompaña un Watson, los tiempos han cambiado y su asistente es una enfermera que parece vestirse en la misma tienda que Madonna lo hacía en los comienzos de su carrera. En cambio, los policías continúan torpes y esquemáticos como hace cien años.

En estas orillas la tradición criminológica sería recogida y enriquecida gracias a Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares a través de los problemas que ambos hicieron resolver a Don Isidro Parodi, nada menos que desde la celda de una cárcel.

Lejos del solemne cientificismo y la literalidad de C.S.I.(Crime Scene Investigators) esta serie propone el goce de la resolución del misterio desde lo lúdico apelando constantemente al humor, al guiño cómplice y eventualmente a la ironía.
Si, es verdad, Sr. Monk. Es una jungla allí afuera. En ocasiones cínica y artera, pero también deslumbrante.

Sitio oficial (incluye diccionario de fobias):

Publicado en Leedor el 8-03-2006

Compartir
Artículo anteriorConexión:06
Artículo siguienteResultados Oscar 2006