Johnny & June: Pasión y locura

0
9

Reese Witherspoon y Joaquin Phoenix: dos intérpretes de excepción

Johnny Cash nació en Arkansas en 1932 y murió en el año 2003. El guión de Johnny & June: Pasión y locura (“Walk the Line”) respeta con bastante fidelidad lo que fue la vida de este músico, cuyos inicios musicales a mediados de la década del 50 coinciden cronológicamente con los del rey Elvis Presley. Con éste compartió al mítico Sam Phillips de Sun Records y también tempranas giras de las cuales participaron otras estrellas famosas de la época, como Jerry Lee Lewis y June Carter.

La película se inicia con una espectacular escena que muestra, con imágenes de gran fuerza y un sonido estridente, el momento en que visita la cárcel de Folsom. Acto seguido, se asiste al tierno relato de la niñez del joven Johnny y su admirado hermano mayor Jack, interpretados sensiblemente por los jóvenes actores Ridge Canipe y Lucas Till. La desgracia que se lleva la vida de Jack y la injusta recriminación de su padre (buena caracterización de Robert Patrick, recordado T-1000 en Terminator 2) por el accidente fatal, marcarán de por vida al futuro músico country. Después de su paso por el ejército en Alemania, Johnny (ya encarnado por Joaquin Phoenix) se casará con Vivian y tendrá dos hijas. Como Vivian se destaca la bonita Ginnifer Goodwin, con pocos antecedentes cinematográficos (La sonrisa de Mona Lisa), que debió ser nominada como mejor actriz de reparto ya que lo suyo supera, por ejemplo, a Michelle Williams en Secreto en la montaña.

La temprana aparición de la cantante June Carter en la vida de Cash será el otro detonante, junto a la muerte de su hermano, que marcará el resto de su vida. La ?morocha? Reese Witherspoon logra la mejor interpretación de su vida al cambiar de registro de los que hasta ahora eran papeles de rubia insulsa en films tales como Legalmente rubia, No me olvides. Ya había insinuado un cambio en la reciente Vanidad y es la actriz que más se ve últimamente ya que también actuó en Como si fuera cierto, estrenada a fines del año pasado. La actriz transmite mucho ángel y el carácter extrovertido de June contrasta con el más reservado y sombrío de Johnny, quien se enamoró de ésta y luchó más de 10 años hasta finalmente conseguir el tan ansiado sí de la cantante. Lo notable es que tanto Phoenix, recordado por su interpretación en Gladiador, como Witherspoon son quienes cantan y lo hacen muy bien. Este hecho marca una diferencia significativa con la mayoría de las biopics norteamericanas tales como Ray, con la cual tiene innegablemente varios puntos de contacto (niñez desdichada, consumo de drogas). Pero Johnny & June tiene riqueza en las interpretaciones, no sólo de los personajes centrales, mérito que sin duda debe atribuirse a su director James Mangold quien supo sacar el máximo provecho de los mismos.

El domingo 5 de marzo de este año sabremos si la Academia de Hollywood eligió como mejor actor y actriz a River Phoenix y Reese Witherspoon. Ambos, sobre todo el actor, tendrán frente a ellos temibles rivales pero lo suyo quedará entre lo mejor del film.

En cuanto a su repercusión local, es probable que tenga menor trascendencia al ser Johnny Cash y June Carter poco conocidos entre los adolescentes. Ver la película les dará la oportunidad de conocer a dos grandes exponentes de la música country y el rock.

Publicado en Leedor el 10-2-2006