Secreto en la montaña II

1
10

En contra de los patéticos y demodé actos morales tradicionales impulsados por los grupos ultra-conservadores estadounidenses, aparecen temas nuevos que dan aire fresco al Hollywood de estos tiempos. Nicolás Kusmin da otra visión de la película de la semana: Secreto en la montaña.¿Hollywood tiene Esperanza?

Por Nicolás Kusmin.
nicolaskusmin@leedor.com

En una caricatura aparecida en un diario extranjero se lo ve a John Wayne desmayado en el paraíso, junto a un ángel que le comenta al otro que se puso así después de que le contó de qué trataba ?Secreto en la Montaña?

Sin duda ?Brokeback Mountain?, tal su título original, es un gran film, y por suerte ?pese a ser de producción pequeña? se inscribe dentro de Hollywood, el mismo que está lleno de producciones lights y muchas veces de mensaje basura. Sí hace tan sólo dos años la preocupación principal de los Oscar´s era si Golum le iba o no a robar el añillo a Frodo (?El Señor de Los Anillos?) ahora, con la última ganadora a Mejor Película ?Million Dolar Baby?, que trataba entre otros el problema de la eutanasia ?por lo que su genial director Clint Eastwood fue atacado por toda el ala conservadora de su país, del cual él mismo alguna vez fue parte? parece haber un atisbo de esperanza.

La actual tendencia de nominar films de temas serios e importantes presenta una nueva esperanza ante lo que La Academia suele considerar plausible de apoyar. Es importante señalar que nunca la industria marca tendencia sino que va por detrás de lo que impera. Si películas como ?Kinsey, El Científico del Sexo?, ?Million Dolar Baby? y ahora ?Secreto en la Montaña? llegan en estos años, quiere decir que fueron pergeñados con anticipación o muy cercanas a las últimas elecciones norteamericanas, que ni un periodista-cineasta como Michael Moore y su ?Fahrenheit 911? pudieron modificar.

Los temas tratados en estas cintas señaladas van totalmente en contra de los patéticos y demodé ?actos morales tradicionales? impulsados por los grupos ultra-conservadores. Es de suma importancia para los próximos proyectos que encare la industria, que copa la mayoría de las salas del mundo, que a un film sobre una temática diferente a lo que usualmente se filma sobre el amor, le vaya bien y gane muchos premios, como los ya cosechados en Venencia y en los Globo de Oro. Quedará para más adelante escribir sobre qué mensaje deja la película hacía el final con respecto a la suerte de sus protagonistas. Parece que como ocurría en la reciente ?Ana y los otros? en el amor, hay uno que siempre quiere más que el otro.

En las salas.

Pocas veces este crítico tuvo oportunidad de presenciar la gran expectativa que había en la crítica especializada ante un film. Dos semanas antes de su estreno la prensa llenó la sala donde se proyectaba de forma privada y quedó bastante shockeada, al punto de que muchos permanecieron hasta el final de los títulos, evidentemente conmovidos.
Luego, este pasado jueves, en muchas salas se colmó la capacidad ante el gran público que quería asistir a las primeras proyecciones, algunos lo hicieron hasta sentados en las escaleras.

La historia de veinte años en la vida de dos varones, que a fuerza de romper prejuicios (incluso los propios) logran sostener un amor que los trasciende, es en síntesis el argumento de la película, basada en un cuento de no más de treinta páginas que se publicó hace ya casi diez años.
Siempre una segunda visión de un gran film permite nuevas interpretaciones. Es importantísimo señalar entonces la factura de ?Secreto?? y la sutileza con que su director taiwanés Ang Lee, en cada uno de sus planos, pone en relieve lo que pudo ser y no fue, junto a la forma en que los traumas adquiridos frenan y complican la propia vida, hasta el punto de evadir la felicidad. Lee logra conmover sin manipular a su audiencia, como lo hizo Spielberg en ?Guerra de los Mundos? y ahora en ?Munich?.

Cómo señaló en su crítica el colega Julián Rimondino (Ver Nota), se está ante el nacimiento de un clásico. Cuando hace más de treinta años una platea se impactaba ante un productor de cine que se sentía incómodo en su cama y quedaba consternado ante la visión de que ello era por la sangre y la cabeza de su caballo preferido, ¿se sabría que aquel sería luego un clásico de todos los tiempos llamado ?El Padrino?? Bueno, posiblemente haya muchos que consideren que se está ante una película especial, cuyo lugar en la historia ya lo ganó por derecho propio.

Publicado en Leedor el 5-02-2006