El cine que nos pertenece

0
7

Este libro es un verdadero tesoro para compartir y regalar: testimonios, recopilados de manera inteligente, de gente que fue al cine desde la década de 1920.Un libro que nos pertenece como el cine.

Por Raúl Manrupe

El cine que nos pertenece
(Historias de Espectadores)
de Mariana de Tomaso (compiladora)
Ediciones del Rojas.

Este libro no parece argentino. Será porque el tema recuerdos sigue siendo en estas playas una asignatura pendiente. O una materia previa, para ponernos en código nacional.

Este libro es un tesoro para compartir y regalar. Está hecho de testimonios de gente que fue al cine desde la década de 1920. Son fragmentos escritos teniendo en cuenta la primera impresión que viene a la memoria. Se recopilaron durante un programa especial que organizó el Centro Cultural Ricardo Rojas, con criterio inteligente: sabe sacar partido de la magia existente en esos recuerdos tan personales como propios a la cultura popular de este país.
Están quienes vivían en una casa pegada a un cine y escuchaban los diálogos de las películas que veían durante el día. Gente que coleccionaba programas, la que iba a cineclubes, la que vivía pupila y cuando la llevaban al cine descubrió un mundo.
En distintas épocas, alguien buscó sin éxito mostrar su hombro para seducir como la Doña Sol de Rita Hayworth, copió modelitos de musicales de Hollywood o admiró las camisas de algún actor, al que siguieron con pasión.

Este libro tampoco parece argentino (como muchas veces se dice de una película que no responde a los cánones del lugar común, sin saber que eso también es un lugar común.) por cómo está cuidada su parte estética, tanto por el diseño como por el papel que se utilizó para los pliegos de imágenes, que han sido elegidas con cierta maldad.

Este libro no parece argentino porque responde a cierto estilo español que sí suele ocuparse de la historia en letra chica. Acá comenzamos, en este trabajo tan delicioso como destinado a ser conservado.

Publicado en Leedor el 1-02-2006