Apolo Sauróctono

0
22

El Museo de Arte de Cleveland adquirió en junio del 2004 una estatua de bronce tamaño natural que representa al dios Apolo con una lagartija. La escultura podría ser el original de una famosa obra del siglo IV a.C. realizada por Praxíteles, el Apolo Sauróctono, que hasta ahora sólo conocíamos a través de copias en mármol.SE DESCUBRE UN BRONCE ORIGINAL GRIEGO
El Apolo Sauróctono de Praxíteles

Por Cora Dukelsky

Praxíteles fue un artista griego altamente apreciado por sus contemporáneos y también en los períodos posteriores hasta la actualidad. Entre otras razones dos aspectos merecieron la admiración del público:

Una de ellas fue su virtuosismo técnico y su particular apreciación de los valores intrínsecos del mármol. Con anterioridad los escultores griegos recubrían las estatuas de mármol con estuco y luego las pintaban. Praxíteles inicia la práctica de dejar las carnaciones sin recubrimiento, puliendo el material de manera exquisita.

El otro motivo por el cual resultó tan popular fue la realización de su obra Afrodita de Cnido, que inicia la tipología del desnudo femenino. La estatua, cuyo original no se conserva, se convirtió en el paradigma de belleza y armonía, en el modelo para la representación ideal de la mujer por siglos. Durante los períodos arcaico y clásico estaba vedado en Grecia representar a una mujer desnuda ?salvo que fuera una prostituta-, en cambio la desnudez masculina era un indicador de valores altamente positivos: virtud atlética, coraje, heroísmo, belleza física unida a bondades espirituales. Praxíteles introdujo una transformación esencial en el concepto de la desnudez femenina como sinónimo de virtud, uno de los indicios del paulatino incremento en la consideración social de la mujer griega.

A fines del período clásico se perciben las consecuencias ideológicas de las reflexiones filosóficas y éticas de los grandes pensadores del siglo V. Los dioses griegos, tan humanos y tan criticables desde el punto de vista moral, resultaron cuestionados. Así es como los Olímpicos comienzan a perder algo de su dignidad y los artistas ya no reciben encargos para exhibir la severidad de Atenea o la nobleza de Zeus, sino la picardía de Hermes o la frivolidad de Afrodita. El Apolo Sauróctono es un ejemplo de dicha irreverencia. Apolo era, para el mundo griego, sinónimo de belleza viril, protector de atletas y por lo tanto sus representaciones nos muestran un hombre perfecto, vigoroso, masculino.

Praxíteles se atrevió a representar a Apolo como un efebo afeminado. La lagartija que trepa por el árbol es una parodia de una de las aventuras del dios. Apolo es hijo de Zeus, el rey de los dioses, y de Leto. La infidelidad provocó los celos de Hera, la esposa de Zeus quien, vengativa, envía a la monstruosa serpiente Pitón a perseguir a la amante de su marido por todo el mundo. Nacido Apolo, éste se enfrenta al reptil y logra matarlo en el lugar donde luego instalará su oráculo (de ahí el nombre de pitonisa que lleva la sacerdotisa de Apolo). Praxíteles refuerza la ironía de exhibir la fragilidad del dios transformando a la descomunal Pitón, en una inofensiva lagartija.

La estatua que adquirió el Museo no está completa, le falta el árbol y parte de los brazos, separados del cuerpo quedaron la mano izquierda y la lagartija. Mide 150 cm y fue fundida en varias piezas que luego se soldaron con las técnicas habituales de la antigua Grecia. La alta calidad del modelado y la fundición, el tipo de aleación, además de las incrustaciones de bronce en labios y tetillas, y de piedra en los ojos son características típicas de los originales del siglo IV a.C. Podría ser también una muy buena copia helenística o romana, considerando que la estatuaria griega era sumamente apreciada y copiada hasta en los más mínimos detalles, pero con seguridad pertenece a la antigüedad. El especialista que descubrió la obra, Michael Bennet, curador asociado del Museo de Cleveland y experto en arte griego y romano confía en que sea el original.

La obra había estado ubicada en los jardines de la casa de una familia alemana que suponía era neoclásica -correspondiente a fines del siglo XVIII o principios del XIX-. Después de la Segunda Guerra Mundial fue cortada en pedazos y almacenada con instrumentos agrícolas. Uno de los herederos reclamó sus propiedades luego de la reunificación alemana en 1990, encontró la escultura en pedazos y la vendió en 1994. En ese mismo año la Dra. Lucia Marinescu, ex Directora del Museo Nacional de Historia de Rumana vio la estatua y escribió un artículo que presentó en el 16º Congreso Internacional de Bronces Antiguos; finalmente el Museo de Cleveland la adquirió recientemente.

El Museo programa un simposio internacional para abril del 2006 con el objeto de profundizar los estudios de la atribución a Praxíteles. Si ésta resulta correcta el Museo de Cleveland tendría en su colección el único bronce original griego de tamaño natural griego hasta ahora conocido que pueda atribuirse con seguridad a uno de los grandes escultores a través de las fuentes literarias. El Apolo de Cleveland responde plenamente a la descripción que de la obra hizo Plinio el Viejo en su Historia Natural ?Praxíteles hizo también un Apolo adolescente que acecha, con una flecha en la mano, a un lagarto que se desliza a su costado, llamado Sauróctono.?

http://www.clevelandart.org/exhibcef/apollo/html/index.html

Publicado en Leedor el 3-8-2004