Estrenos del 26-01-2006

0
7

Esta semana la recomendación se la llevan Spielberg y Costa-Gavras; las dos para chicos no están mal y, como siempre, también te advertimos sobre las películas de las que hay que alejarse.
ESTRENOS DEL JUEVES 26 DE ENERO

Por Fredy Friedlander

Otra semana de seis estrenos, donde se destacan netamente las últimas realizaciones de Steven Spielberg y Costa-Gavras.

DOS RECOMENDABLES

?Munich? es una de las obras más sólidas de Steven Spielberg al plantear, en una visión sobre el eterno conflicto árabe israelí que puede considerarse equilibrada, sus dudas sobre la efectividad de la utilización de la violencia como modo de combatir al terrorismo. El director cuestiona la validez de la aplicación del ?ojo por ojo? lo que, dada su condición de judío, le ha valido más de un reproche de los diversos sectores involucrados. Se ha dicho, probablemente con exageración, que ?Munich? es una película polémica. En realidad tal adjetivo se aplica mejor a las posiciones que sustentan los extremismos de uno y otro bando con los que la película evita embanderarse. Al centrar su relato en Avner, muy bien interpretado por el australiano Eric Bana (?Chopper?, ?Hulk?), Spielberg nos transmite la sensación de incomodidad y angustia que invade la vida del agente de la Mossad una vez que le es confiada la misión de venganza. Avner debe para ello asesinar, junto a otros cuatro compañeros, a los autores intelectuales de la masacre que se llevó la vida de 11 atletas durante la Olimpiada de Munich en setiembre de 1972. Lo que pudo haberse limitado a un relato de acción se enriquece por un trato más intimista que le confirió el director. Cobran así importancia personajes que parecen secundarios como son los informantes franceses, cuya ambigüedad está muy bien reflejada en el film al no saberse nunca si los datos son vendidos a más de una fracción beligerante. En particular es grato reencontrar a Michael Lonsdale (?El nombre de la rosa?, ?Ronin?, ?Vida en pareja?) aquí como ?Papa? y a Mathieu Amalric como su hijo. La película número 24 de Spielberg muestra la prolongada vigencia de quien se hiciera conocer a inicios de los ?70 con ?Reto a muerte? (?Duel?), que apenas era un telefilm aún hoy inolvidable.

Otro cotizado realizador se hace presente esta semana en la renovada cartelera. Será difícil olvidar, para quienes asistimos al Festival de Mar del Plata de 1970, la presentación de ?Z? en la sala de un colmado y ahora inexistente cine Ocean Rex. Su director, nacido en Atenas, pero residente en Francia era Costa-Gavras quien ya era conocido en nuestras tierras por su primer film ?Crimen en el coche cama?. ?Z? fue el primero de una serie de films ?políticos? que incluyen a ?La confesión?, ?Estado de sitio?, ?Desaparecido?, ?Mucho más que un crimen? y, el penúltimo de sus 16 largometrajes, ?Amén?. El que ahora nos ocupa: ?La corporación? (?Le couperet?) se acerca más a la ya nombrada primera producción y a otros de tono policial como la fallida ?El cuarto poder?. El personaje central, Bruno Davert, es un ingeniero que luego de 15 años en una empresa papelera se entera que, fruto de una reestructuración, se ha decidido prescindir de sus servicios. Una buena indemnización y el tener apenas cuarenta años hacen que Bruno (un excelente Jorge García, visto en ?El restaurante?) no se preocupe por un tiempo. Pero a medida que el tiempo pasa y las reservas económicas comienzan a agotarse, una creciente desesperación se instala en el desempleado quien decide entonces pasar a la acción. Y ésta consiste en eliminar a posibles rivales para un nuevo puesto de trabajo. Basado en una novela de Donald E. Westlake (?A quemarropa?), ?La corporación? es una crítica al capitalismo salvaje y a la competencia feroz que el mismo promueve. Costa-Gavras consigue generar una extraña empatía con el protagonista, en última instancia un asesino serial, presentándolo casi como una víctima del sistema. Un final abierto resulta un digno cierre para este relato, que sin ser lo mejor de Costa-Gavras, muestra la plena lucidez de un veterano que, ya superados los setenta años, no deja de sorprendernos.

DOS SÓLO PARA CHICOS

Existen películas que poseen la virtud de ser recomendables tanto para chicos como grandes y que representan por lo tanto una buena alternativa para que los padres acompañen a sus hijos y ambos las pasen bien. No es el caso de los dos estrenos que siguen.

?Zathura. Una aventura fuera de este mundo? (?Zhatura?), de Jon Favreau (?Elf, el duende?) proviene de la misma pluma (Chris van Allsburg) que escribió ?El Expreso Polar? y ?Jumanji?, con la cual tiene más de un punto de contacto. Danny (Jonah Bobo) tiene 6 años y su hermano Walter (Josh Hutcherson), que le lleva cuatro, no le presta mucha atención. Su padre (un desaprovechado Tim Robbins) los deja un día en la casa en compañía de la hermana mayor Lisa (Kristen Stewart). El descubrimiento por parte de Danny de un antiguo juego de mesa de nombre Zathura desencadenará una situación sorprendente en que la casa en que viven se verá lanzada al espacio para tener que afrontar a unos temibles enemigos (los ?zorgones?) y la aparición de un astronauta que no es lo que parece. La mayor virtud de este film es que no abusa de los efectos especiales al punto de parecerse a una película fantástica de la década del ?50. Los problemas derivan de su poco interés para el público adulto, quien para colmo debe soportar el doblaje al español. El mensaje o moraleja, que hace alusión a eso de que ?los hermanos sean unidos?, es saludable y sólo queda su recomendación para que lo vean los chicos si es posible sin obligar a sus padres a que los acompañen.

Después de ver tantas segundas partes (la semana pasada nos regaló dos) nada nos puede sorprender o casi. La inolvidable ?Bambi? es del año 1942, apenas dos años después que los estudios Disney presentaran ?Fantasía?. Esta tuvo su segunda parte 60 años después (?Fantasía 2000?) en lo que pareció quedar como el record en cuanto a tiempo transcurrido entre primera y segunda parte. Pues bien, acaba de quebrarse ya que 63 años más tarde nos llega ?Bambi 2, el gran príncipe del bosque? (?Bambi and the Great Prince?). La estética es la misma del primer film, del que éste no es exactamente una secuela ya que la trama se desarrolla básicamente a partir del trágico momento (que todos llorábamos) de la muerte de la madre. Varios de los personajes característicos de la primera Bambi reaparecen, como el conejo Tambor y el zorrino Flor, pero el conjunto carece de la magia de su predecesora y sólo podrá medianamente interesar a quienes no hayan visto la joya de la década del ?40.


DOS A EVITAR

Cada tanto uno se topa con actores poco conocidos que nos motivan a investigar su carrera para permitir dimensionar su relevancia cinematográfica. Es el caso de Eugene Levy, cuyas únicas referencias son probablemente su paso por la serie de ?American Pie?, donde hacía de padre de una de las tantas ?inocentes? criaturas que allí aparecían y el haber acompañado a Steve Martin en cuatro oportunidades, la más reciente en la olvidable ?Más barato por docena 2?, estrenada la semana pasada. En verdad de las 20 películas que protagonizó este (supuesto) actor, sólo llegaron a nuestras pantallas la mitad y hubo una del año 1987 que lo tuvo de compañero de John Candy en un rol bastante similar al que protagoniza ahora en ?Detective por error? de Les Mayfield. Nuevamente es un hombre ingenuo que de golpe se ve envuelto en una trama inverosímil junto a un duro policía, interpretado con desgano por Samuel L. Jackson. Las flatulencias del primero, que debe estoicamente soportar el detective, son uno de los tantos chistes de mal gusto. El título original del film, ?The Man?, debería considerarse una involuntaria y acertada alusión a que el ?hombre? en cuestión es uno de los peores actores que hemos tenido oportunidad de padecer. Reconforta saber que ?Detective por error? figuraría entre una de las candidatas al Razzie de Oro, algo así como el ?anti? Oscar.

Finalmente resta mencionar una producción de México con director (Ricardo de Montreuil) y guionista (Jaime Bayly) de Perú y actores de diversa procedencia, que parece una telenovela llevada al cine. ?La mujer de mi hermano? presenta a una mujer Zoe (la atractiva Bárbara Mori) que vive un triángulo amoroso al traicionar a su marido (Christian Meier) con el bohemio de su cuñado (Manolo Carmona). La trama reserva varias sorpresas, aunque más apropiado sería decir golpes bajos, que tienen que ver con el comportamiento sexual del marido o con los consejos de un cura amigo. Hay una escena imposible que pretende ser seria, cuando Zoe se confiesa. Los consejos que le da el sacerdote son un absurdo total, apenas uno de los tantos que nos reserva esta pésima muestra de cierto cine latinoamericano que hubiese sido preferible que no saliera de la ?caja boba? de donde proviene.

Foto del copete: Munich, de Steven Spieberg

Publicado en Leedor el 28-01-2006