Ana y los otros

1
17

Auspicioso debut de Celina Murga en Ana y los otrosLos que se fueron para volver.

Por Nicolás Kusmin.
nicolaskusmin@leedor.com

Ana y los otros ya está en DVD en Leedor.com

Si hay algo que se le critica a los films argentinos es que, en general, sus personajes no caminan. Salvo en las películas de Raúl Perrone, donde un plano-secuencia puede durar todos los minutos de una caminata.

Aquí Celina Murga (directora debutante, pese a que la cinta se filmó hace cuatro años) se interna en la vida de Ana y la sigue por todo su viaje. Ya que la protagonista viaja a Paraná a vender una casa y participar en el ?festejo? de los diez años del término del secundario. Ella está sola, viene de Buenos Aires: que cambió hace muchos años por la tranquilidad paranaense.

Camila Toker, a esta altura casi actriz fetiche de Murga (y también de Juan Villegas, pareja de ésta, director de ?Sábado? y co-guionista de ?Modelo ´73?) realiza una estupenda actuación. Su Ana está en perfecta sintonía con el devenir melancólico de la cinta.
Ana tenía algún kilo de más y el pelo largo. Algo parece haber cambiado, como así ocurrió con sus ex-compañeros a los que reencuentra. Los que se quedaron siguieron una vida no muy distinta a la de cualquier ciudad del interior. Sin embargo los que se fueron añoran algo de esa quietud, llena de chismes y comentarios muchas veces malignos.
Ana, que en un principio parece estar más allá de los entretelones pueblerinos de ese hermoso lugar, donde los días y sus noches de calor húmedo se impregnan en la piel, buscará también su propia historia paranaense, un amor trunco muy fuerte de esos tiempos.

Con Humor.

Al emprender otro viaje en busca del amor mencionado, Ana pasa por diversas experiencias, algunas muy desopilantes junto a un pequeño amiguito que la asesora en su búsqueda.

Con reminiscencias a Eric Rohmer (todo este mes se está desarrollando con mucho éxito una retrospectiva completísima de la obra del papá de la Nouvelle Vague en el Malba) y su manera en exceso relajada de filmar el transitar. ?Ana y los otros?, basada en algunas vivencias de su directora, después de una larga postergación se estrena en sólo tres salas (Village Recoleta, Gaumont y Cosmos). Con una banda sonora muy acorde ?Virus, Los Twist? no cae en la mirada gratuita ni en la imagen que el ojo, tan bombardeado por el cine mainstream, puede hasta anhelar. A su vez presenta un final de una sorpresa conmovedora en un plano sin corte que quedará en el recuerdo. Los espectadores ávidos de grandes declamaciones, abstenerse.