Estrenos 1-12-2005

0
8

Seis estrenos renuevan la cartelera porteña y en sólo tres salas los dos films argentinos.ESTRENOS DEL JUEVES 1 DE DICIEMBRE

Por Fredy Friedlander

Son seis los estrenos de la semana, con participación mayoritaria de producción norteamericana y marginal de origen local, ésta última con dos estrenos en apenas tres salas.

Hace seis meses se presentaba en sólo tres salas ?Ronda nocturna? de Edgardo Cozarinsky, concitando poco interés entre el público local y permaneciendo seis semanas en cartel. Recién ahora llega y por decisión exclusiva de Carmen Guarini, su realizadora y directora de producción de ?Ronda nocturna?, el documental ?Meykinof?. Ya el mismo título encierra una ironía pues como aclara ella misma no se trata, pese a que pudo haberlo sido, de un ?making off? con fines promocionales de la obra de Cozarinsky. ?Meykinof? fue filmada durante las seis semanas que duró el rodaje de la historia de un taxi boy nocturno, con la intención de mostrar como es el proceso creativo y la intimidad de la filmación de un realizador, que la directora de ?Tinta roja? e ?H.I.J.O.S? sin duda admira. Pese al distanciamiento elegido por Guarini será difícil que su película pueda atraer a quienes no hayan visto la obra a la que se refiere. Es probable que despierte interés entre quienes están de alguna manera vinculados a la industria cinematográfica y es para ellos que va nuestra recomendación ya que el enfoque elegido resulta bastante original y con pocos antecedentes en nuestro país.

El otro estreno local, ?Dar de nuevo? de Atilio Perín, es otro de esos intentos loables pero fallidos de nuestra abundante producción local. La idea no era mala con cuatro jubilados que secuestran a un joven ejecutivo para pedir un rescate y se ven de pronto superados por los acontecimientos y deciden adoptar un camino poco conveniente. Fue filmada en el interior (provincia de Santa Fe), como testimonio de una tendencia que se viene afianzando, y con intérpretes mayoritariamente de la zona y con pobre experiencia actoral. Nuevamente las buenas intenciones no alcanzan y no nos permiten aconsejar con demasiado entusiasmo la visión de ?Dar de nuevo?.

Curtis Hanson es uno de los mejores exponentes del cine norteamericano actual como lo acredita una carrera que ostenta títulos tan destacables como ?Falso testigo?, ?La mano que mece la cuna?, ?Río salvaje?, ?Fin de semana de locos? y su obra mayor ?Los Angeles al desnudo?. En sus zapatos (?In her shoes?), su más reciente realización, reúne a un trío de actrices en notables interpretaciones. Cameron Diaz es Maggie y Toni Collette (?El casamiento de Muriel?, ?Sexto sentido?), Rose, hermanas totalmente disímiles que sin embargo se necesitan afectivamente. Cuando la situación entre ambas se torna insostenible, Maggie tomará una decisión que cambiará sus vidas. Viajará a Florida para reencontrar luego de mucho tiempo a su abuela, una deliciosa caracterización de Shirley MacLaine. A diferencia de lo que suele ocurrir en muchas producciones norteamericanas, es la segunda mitad del film la que más sobresale. Pese a que la trama puede parecer en conjunto convencional, Hanson logra un milagro al impregnar gran parte del relato con auténtica emoción y transmitir un profundo mensaje fraternal, tan bien expresado por los versos que recita una de las hermanas, en uno de los mejores momentos de este muy logrado estreno.

?Una vida iluminada? (?Everything is illuminated?) es una muy atípica producción norteamericana filmada casi exclusivamente en Ucrania y cuyo director debutante es Liev Schrieber, un actor de reparto entre cuyos créditos fílmicos figuran ?Deseos y Sospechas?, ?Kate & Leopold?, ?La suma de todos los miedos? y ?El embajador del miedo?. También se lo recuerda en su personificación de Orson Welles en el multipremiado telefilm ?RKO 281?, presentado en el II BAFICI, y en la miniserie sobre Hitler junto a Robert Carlysle. ?Una vida iluminada? se refiere a la búsqueda que emprende Jonathan Safran Foer, en Ucrania, de la mujer que salvó la vida de su abuelo durante la Segunda Guerra Mundial. Jonathan, aquí bien interpretado por el usualmente mediocre Elijah Wood (el Frodo de ?El señor de los anillos?), llega a Odessa y en compañía del joven Alex (excelente Eugene Hutz), de su abuelo homónimo taxista y de un perro algo perturbado que porta el sugestivo nombre de Sammy Davis Junior, Junior arrancan en un viaje lleno de sorpresas. El debut como realizador de Liev Schreiber es notable y su película, independiente por donde se la mire, está llena de sutilezas y producida con un mínimo de recursos. Se trata de un relato autobiográfico basado en la novela de Safran Boer a la que Schreiber, cuyo abuelo también era de origen ucraniano, le ha aportado lo suyo. Existiendo la posibilidad de que ?Una vida iluminada? permanezca poco tiempo en los cines vaya nuestro consejo a los cinéfilos y amantes para verla cuanto antes.

Esta columna intenta semanalmente orientar y advertir a quienes disfrutan del buen cine sobre las cualidades de las películas presentadas en nuestro país. Esto lo hacemos intentando la máxima objetividad, tratando de dejar de lado los gustos particulares que cada uno de nosotros puede tener. Ese es uno de los problemas más serios de la crítica en todo el mundo dado que en última instancia la mirada es subjetiva y puede a veces no corresponder a la del grueso del público. Por otra parte es a veces deplorable la actitud de ciertos críticos de cine quienes en un acto de soberbia destruyen obras con razonables valores o a la inversa elevan (a menudo por moda) a las nubes producciones cuyos aparentes méritos el tiempo logrará desmitificar. Este comentario, que se podría haber insertado antes del análisis de muchas de las películas que nos toca analizar, es aplicable a otro de los estrenos de esta semana. ?El exorcismo de Emily Rose? (?The Exorcism of Emily Rose?) es una rara cruza entre dos tipos de género habituales del cine norteamericano. Por un lado obviamente los films de terror, que en este caso remiten inevitablemente a ?El exorcista? y sus numerosas secuelas y ?precuela?. Pero como aquí además hay un juicio a un sacerdote acusado por la muerte de una chica exorcizada que él no pudo evitar, nos encontramos también con uno de los habitualmente denominados ?courtroom drama?. Tamaña combinación podía llevar a esperar lo peor de su director Scott Derrickson, cuyo único antecedente era la no estrenada ?Hellraiser V: Inferno?. Y sin embargo, en el balance la película se deja ver, pese a durar dos horas. Un primer elemento destacable es la calidad interpretativa de Laura Linney (?Kinsey?, ?Río místico?) como Erin Bruner, encargada de defender al padre Moore, que tan bien encarna Tom Wilkinson (?Todo o nada?, ?En el dormitorio?). No desentonan Campbell Scott como el fiscal y Jennifer Campbell como Emily Rose. Aún cuando ?El exorcismo de Emily Rose? no puede evitar caer en algunos lugares comunes de este tipo de producciones (testigos que sufren accidentes, escenas de posesión, parcialidad de la justicia) las escenas de terror están bien dosificadas y, por suerte, no constituyen el grueso del metraje. En conclusión estamos ante un buen film que logra entretener y hacer algunos aportes originales, que serán seguramente apreciados por un público no excesivamente exigente pero tampoco complaciente.

Finalmente para los más chicos se puede recomendar ?Rayas, una cebra veloz? (Racing Stripes?) de Frederik Du Chau, coproducción entre Estados Unidos y Sudáfrica. Presenta a un bebé cebra de circo que por error es ?adoptado? en un hogar de Kentucky, donde se lo confunde con un caballo que parece ser apto para carreras de pura sangre. Simpática y menor resulta la alternativa infantil de esta semana que, seguramente, será eclipsada en siete días cuando llegue ?Chicken Little? a nuestras pantallas.

Publicado en Leedor el 3-12-2005