María Xesús Díaz

0
9

En la obra de la pintora gallega María Xesús Díaz todo cabalga entre la cotidianidad y la extrañeza, entre lo pacífico y lo tenebroso.

Mª Xesús Díaz nace en A Coruña, ciudad en la que da sus primeros pasos en el mundo del arte, primero cursando estudios de iniciación a la pintura y decoración en la Escuela de Artes, y unos años mas tarde recorriendo varias salas de la ciudad con sus cuadros.

En los últimos tiempos sus pinturas visitan distintas salas de arte y galerías, por el norte, centro, y sur del Territorio Español.

Dice S. Garrido en el diario La Tribuna de Marbella: La autora vuelve a sorprender con unas pinturas de belleza perturbadora e inquietante, a las que el personal tratamiento del color presta una dimensión nueva y sugerente, llena de matices e infinitas lecturas.

En esta serie que mostramos en Leedor María Xesus elige una serie de acrílicos sobre tablas donde despliega su intrincado y onírico universo: Paisajes que se mueven entre la calma y el desasosiego, sendas que parecen encontrar un camino en lo abisal, árboles hermosos y surrealistas??… Todo en la obra de la pintora gallega cabalga entre la cotidianidad y la extrañeza, mezclando lo pacífico y lo tenebroso en la hermosa y desconcertante dualidad que empapa cada una de sus obras.

La inusual riqueza cromática de sus acrílicos confirman la versatilidad de esta pintora y la sitúan en un territorio alejado de caminos ya trillados.

La variedad de su paleta se refleja en su serie ?Hojas? en las que los rojizos, ocres y anaranjados alternan con los verdes, azules y grises.

Sus paisajes de rías en llamas y barcas de colores insólitos, suponen una vuelta de tuerca a la pintura costumbrista tradicional. En la pintura de Mª Xesús se vislumbra el brillante futuro de esta original y curiosa artista.

Publicado en Leedor el 4-12-2005

Compartir
Artículo anteriorEn sus zapatos
Artículo siguientePueblos Originarios