Aguachenta

0
8

Milímetros de tango en la voz de Fabiana ReyQué no se te diluya el amor!

Por Laura Quaglia

El amor, esa cosa? maravillosa y no. Pasional y no. Iracunda y no.
Traicionera y no.
Los enfermos del amor deben encontrar la pócima que les permita sobrellevar una dolencia profunda, que se enquista y que es sumamente difícil de curar.
Una posible solución se las ofrece ?Aguachenta, un espectáculo en gotas??.
Aguachenta es una línea de brebajes, en frasco chiquito o frasco grande, de todos los colores, para las nanas del corazón y del alma.

La voz dulce y colérica a su vez de Fabiana Rey, se encarga de cantarnos un tango eterno, un tango sobre la vida y las miserias del amor, ?una poción de mililitros de tango??, con ese humor particular y esa chispa que se genera cuando de amoríos se trata.

Acompañada por la guitarra de Federico Duca, cuya actuación cabe destacar porque no deja ni un solo momento de tocar los acordes que dan música al texto de Rey, en un espectáculo que todos aplauden de pie. La dirección se encuentra a cargo de Carlo Argento, y Fabiana Rey es a su vez, autora e intérprete.

Ver la obra me hizo recordar unas palabras de Eduardo Galeano al respecto de la enfermedad del amor.
En el ?Libro de los Abrazos? se puede encontrar lo siguiente:
?El amor es una enfermedad de las más jodidas y contagiosas. A los enfermos cualquiera nos reconoce.
Hondas ojeras delatan que jamás dormimos, despabilados noche tras noche, por los abrazos o por la ausencia de los abrazos, y padecemos fiebres devastadoras y sentimos una irresistible necesidad de decir estupideces.
El amor se puede provocar dejando caer un puñadito de polvo de quereme, como al descuido, en el café o en la sopa o el trago. Se puede provocar, pero no se puede impedir
No lo impide ni el agua bendita, ni lo impide el polvo de hostia, tampoco el diente de ajo sirve para nada. El amor es sordo al Verbo divino y al conjuro de las brujas . No hay decreto de gobierno que pueda con él , ni pócima capaz de evitarlo, aunque las vivanderas pregonen, en los mercados infalibles brebajes con garantía y todo.?

No sé si el amor o el desamor tengan cura. Por lo pronto, ?Aguachenta? es una buena propuesta para disfrutar un viernes por la noche e irse tarareando alguna canción? Quizás porque tenemos un amor, quizás porque somos el desengaño?

Publicado en Leedor el 3-12-2005