Estrenos 24-11-2005

0
4

Lo más interesante de esta semana no pasa precisamente por el estreno de la cuarta Harry PotterESTRENOS DEL JUEVES 24 DE NOVIEMBRE

Por Fredy Friedlander

Los seis estrenos de esta semana se reparten en partes iguales entre películas nacionales, que ocupan en conjunto apenas 4 salas, y extranjeras con casi doscientas pantallas, de las cuales un 90% presentan ?Harry Potter y el cáliz de fuego?.

Resulta inquietante el panorama de estrenos argentinos que al finalizar el mes de noviembre acumula setenta títulos, cantidad similar a la que fuera presentada durante todo el año 2004. El año 2005 marcará entonces un nuevo record de novedades locales, dado que se anuncian aún varios títulos en diciembre, lo que no necesariamente debe ser motivo de festejo. Algunas frías cifras estadísticas ilustran los comentarios anteriores. Un 40 % de dichos films argentinos no superaron las cinco semanas de permanencia en salas de exhibición y sólo 10 excedieron las diez semanas. Todo ello significa que la mitad de los estrenos nacionales pasarán rápidamente al olvido y seguramente los tres presentados esta semana engrosarán esa larga lista.

La mejor de las tres es ?La vereda de la sombra? de Gustavo Alonso, un documental sobre la corta vida de Fabián Polosecki, periodista famoso por sus sustanciosas y nada convencionales entrevistas en la televisión. Son valiosos los testimonios de personalidades de nuestro país tales como Tomás Abraham, Marcelo Birmajer, Carlos Polimeni, Catalina Dlugi e incluso la de otros personajes menos rescatables como es el caso de Gerardo Sofovich, cuya inclusión se justifica por haberlo tratado y conocido bien a Polosecki.

Un segundo documental sorpresivamente presentado en una única sala es ?Bloqueo, la guerra contra Cuba? de Daniel Desaloms, quien recientemente estrenara una buena muestra de este género: ?Paco Urondo, la palabra justa?. Lamentablemente la poca difusión periodística del film, que trata sobre la forma en que los Estados Unidos intentan perjudicar a Cuba, nos impide opinar sobre sus posibles méritos.

La tercera novedad argentina de esta semana, ?Rosas rojas? rojas?, en cambio ya tiene asegurado su lugar dentro de la estadística local al ser de lo peor del año. Su director Carlos Martínez fue responsable además de la fotografía y el montaje con lo que las culpas son todas suyas al no haber sido capaz de sacar mejor provecho de buenos actores. Ulises Dumont, Alicia Zanca y Mauricio Dayub deben estar lamentando el haber aceptado trabajar en esta historia ambientada hacia fines de la década del ?60, época interesante y desaprovechada pese a que hay referencias al mayo francés.

Pasando ahora a los tres estrenos extranjeros, y dejando para el final el cuarto ?capítulo? de Harry Potter, resulta difícil elegir entre los dos restantes por la calidad de los mismos. Seguramente la misma duda se le estará planteando al espectador que tiene el hábito de ir una vez por semana al cine. Lo primero que se le puede recomendar es que no deje pasar ninguna de las dos propuestas que a continuación se analizarán. Y que si sólo ve una de ellas, tenga presente que le queda ?crédito? para ver la otra, la semana que viene. Aunque debemos advertirle que habrá más novedades de interés en siete días que serán obviamente comentadas en nuestra próxima columna semanal.

?El noveno día? de Volver Schlöndorff es una producción de Alemania, país que está pasando por un muy buen momento cinematográfico. Así lo demostraron este mismo año ?Los Edukadores?, ?Sophie Scholl?, ?Un día en Europa?, que al igual que la estrenada este jueves fueron vistas en el 5º Festival de Cine Alemán, y ?La caída?. Justamente con esta última producción, ?El noveno día? tiene más de un punto de contacto al transcurrir el relato en la misma época y con la curiosidad de contar con un actor común, Ulrich Matthes, en un rol casi opuesto. Quien protagonizara al sanguinario Goebbels hace aquí de un cura católico, Henri Kremer, basado en el relato autobiográfico del sacerdote Jean Bernard quien pasó más de un año en el campo de concentración de Dachau. Lo que se plantea en este excelente film, que marca además el auspicioso debut de una nueva distribuidora independiente que desde ya saludamos, es un conflicto moral muy profundo que sin duda dividió a la Iglesia Católica. Schlöndorff es uno de los grandes directores contemporáneos a quien se recuerda por su premiada (con el Oscar) versión de ?El tambor? de Günter Grass así como versiones de otras famosas piezas literarias: ?El gran amor de Swann?, ?La muerte de un viajante? (con Dustin Hoffman) y su opera prima: ?El Joven Torless? del gran escritor austríaco Robert Musil.

?El mercader de Venecia? (?The Merchant of Venice?) de Michael Radford (?El cartero?) es una de las pocas versiones cinematográficas de la famosa obra de Shakespeare, que admite más de una lectura. Lo primero que llama la atención es el nombre de la obra que hace referencia a uno de los personajes importantes, aunque no el más trascendente. Este lugar queda reservado a Shylock, el usurero judío, a quien da carnadura con lujo de matices y en estupenda actuación un monstruo actoral como Al Pacino. No desluce Jeremy Irons como Antonio, el referido mercader, y se insertan bien Joseph Fiennes como Bassanio y la desconocida actriz norteamericana Lynn Collins como Portia. Dada la polémica que arrojan diversos temas tales como el posible antisemitismo que parece destilar el relato o la homosexualidad latente entre Antonio y Bassiano, se recomienda la lectura de la nota que fuera preparada por separado por otro de nuestros colaboradores sobre ?El mercader de Venecia?, uno de los grandes acontecimientos cinematográficos de esta temporada.

?Harry Potter y el cáliz de fuego? (?Harry Potter and the Goblet of Fire?) fue dirigida por Mike Newell, a quien se prefiere recordar por ?Cuatro bodas y un funeral?. Con sus más de dos horas y media de duración y la reiteración de personajes, es poco lo que aporta de novedoso este cuarto capítulo en que descubrimos a un Harry Potter adolescente, como siempre correctamente interpretado por el ahora públicamente multimillonario Daniel Radcliffe. Lo acompañan Hermione (la aquí más deslucida Emma Watson) y el algo despistado Ron Weasley (Rupert Grint). Una pléyade de buenos actores mayoritariamente ingleses (Michael Gambon, Alan Rickman, Maggie Smith, Robbie Coltrane) vuelven a repetir eficientemente sus roles agregándose Brendan Gleeson (?Ojoloco?) y Ralph Fiennes como el siniestro Lord Voldemort. En definitiva es más de lo mismo pero no se puede dejar de reconocer que atrapa a chicos y adolescentes, quienes aplauden efusivamente al final de las funciones, con record de asistencia de público.

Publicado en Leedor el 25-11-2005