Estrenos 17-11-2005

0
6

En una semana con apenas cuatro estrenos, monopolizados por la cinematografía norteamericana, se destaca netamente ?Una historia violenta? de David Cronenberg.ESTRENOS DEL JUEVES 17 DE NOVIEMBRE

Por Fredy Friedlander

Luego de dos semanas de ausencia, muy buen cubiertas con el aporte de Nicolás Kusmin y demás colaboradores, parece interesante empezar señalando que la cartelera de los Estados Unidos no difiere excesivamente de la nuestra. Este es un cambio singular ya que hasta hace algunos pocos años había un retraso considerable entre la presentación de los films norteamericanos en su país de origen y en Argentina. De las cuatro novedades de esta semana, las dirigidas por Cronenberg y Cameron Crowe son de reciente estreno y continúan en cartelera en el país del norte. Son más bien las producciones independientes, de las que se desea destacar por su calidad dos recientemente vistas: ?Good Night and Good Luck? de George Clooney y ?Capote?, las que pueden tardar en llegar a nuestro país. Pero como ambas seguramente tendrán nominaciones al Oscar (es el caso de Philip Seymour Hoffman en el rol de Truman Capote) es probable que recién se estrenen en fechas cercanas al evento mediático más importante del cine norteamericano.

Una historia violenta

David Cronenberg es uno de los directores más personales del mundo, con una larga carrera de 30 años y unos quince largometrajes en su haber. El canadiense estuvo durante muchos años vinculado a un tipo de cine independiente y de género fantástico ?Fobia?, ?Scanners?, ?Videodrome?, ?La Mosca?, ?Pacto de amor?). A partir de la década del ?90 cambió un poco de temática con títulos como ?Festín desnudo? y ?M.Butterfly?. Volvió al cine de ciencia ficción con ?Crash. Extraños Placeres? y la no presentada localmente ?eXistenZ? (1999). Su penúltima realización, ?Spider? (2002), tampoco fue estrenada. Ahora nos llega ?Una historia violenta? (?A History of Violence?), donde produce un singular vuelco al abordar un tema que se aproxima bastante al de las primeras películas de los hermanos Coen (?Simplemente sangre?, ?De paseo con la muerte?, ?Barton Fink?). Si bien algunos cronistas han querido ver en la nueva obra de Cronenberg una especie de western ?urbano?, no parece ser ésta la más feliz caracterización de una obra que está más cerca de un thriller, y muy negro. Desde su título y la primera escena del film, el director nos previene que lo que vamos a presenciar no será el clima idílico en que vive la pareja integrada por Viggo Mortensen y Maria Bello y sus dos hijos en un pequeño pueblo del ?midwest? norteamericano. Mortensen (Tom Stall) es un pacífico propietario de un típico restaurant, quien se convierte de un día al otro en un ?local hero?. El hecho hará sin embargo que gruesos nubarrones empañen su existencia con la aparición en el pueblo de un siniestro gangster (excelente Ed Harris), que le atribuye otro nombre e identidad. Hacia el final, otro personaje fundamental, muy bien interpretado por William Hurt, permitirá cerrar una historia de la cual se ha preferido no develar demasiado. Un análisis mas detallado de ?Una historia violenta?, presentada aparte, contribuirá sin duda a alentar a nuestros lectores para que se den una vuelta por el cine para ver el último trabajo de David Cronenberg.

Vanidad

Mira Nair es una directora nacida en India que ha tenido bastante fortuna con la distribución de sus films en Argentina. Desde su impactante debut en 1988 con ?Salaam Bombay? hasta la penúltima y excelente ?La Boda? (2001), sólo un largometraje (?The Family Pérez?) resta inédito por estas tierras. Es cierto también que las restantes películas de ella (?Mississippi Masala?, ?Kamasutra?) son algo inferiores incluyendo la que nos ocupa en esta oportunidad. ?Vanidad? (?Vanity Fair?) es un ambicioso proyecto varias veces llevado al cine tanto con el título original de la extensa novela de William Makepiece Thackeray como de su personaje principal, Becky Sharp. Ambientada en plena época de la Regencia inglesa y de las batallas contra Napoleón (escenas sumamente logradas) muestra como una joven huérfana procura busca el ascenso a cualquier costo dentro una sociedad corrupta, habitada por seres sin escrúpulos. ?Vanidad? sobresale sobre todo en sus aspectos técnicos (fotografía, vestuario) e interpretativos comenzando por Reese Witherspoon (?Legalmente rubia?) y Aileen Atkins como la tía Matilda, a la que acompañan con acierto destacados intérpretes, en su mayoría ingleses (Jim Broadbent, Bob Hoskins, Gabriel Byrne, Jonathan Rhys-Myers). La duración de la película (140 minutos) se justifica por la extensión de la obra original que abarca alrededor de mil páginas. Es loable, en ese sentido, el intento de la directora de tratar de incluir al grueso de los personajes principales de la novela y el resultado logrado puede considerarse satisfactorio.

Todo sucede en Elizabethtown

Cameron Crowe alcanzó cierta notoriedad con ?Jerry Maguire? y sobre todo con ?Casi famosos?, su mejor película hasta el momento. Luego tuvo un traspié con ?Vanilla Sky?, donde volvió a dirigir a Tom Cruise junto a Penélope Cruz, quien era su pareja en ese momento. Ahora regresa con ?Todo sucede en Elizabethtown? (?Elizabethtown?) que no logra mantener el interés a lo largo de sus excesivas dos horas de duración. El comienzo es impecable al presentar al joven Drew (Orlando Bloom) quien parece haber tenido una idea brillante, al desarrollar un nuevo calzado, que pronto se revela un fiasco. La repentina muerte de su padre lo llevará al pueblo del título y en el camino se topará con una encantadora azafata (Kirsten Dunst) quien lo ayudará a sobrellevar las varias desgracias acumuladas. Buenas actuaciones de Susan Sarandon y de Alec Baldwin no alcanzan para hacer que el film supere cierta medianía y una caída en el interés, sobre todo en su segunda mitad.

El Transportador 2

El otro estreno, también norteamericano, de esta semana es ?El Transportador 2? (?The Transporter 2?). El realizador de la reciente ?Danny the Dog? se despacha ahora con una seguidilla de disparatadas e irreales escenas de acción. Al zar antidrogas de Estados Unidos le secuestran al hijo, pero los malhechores no tienen peor suerte que la de encontrarse con ?el transportador? como chofer. Los nombres del director Louis Leterrier y de Luc Besson no deberían confundir a los seguidores del cine de acción bueno y posible, no presentes en esta oportunidad. No faltan las chicas lindas, los potentes autos caros esparcidos en todos los lugares comunes posibles. Existiendo films como ?Ronin? o la más reciente ?La Supremacía de Bourne? (basada en el apasionante libro de Robert Ludlum) que más allá de las grandes dosis de persecuciones y adrenalina, cuentan con una profundidad dramática, se desconoce el porqué de la insistencia de Hollywood en este tipo de películas.

Publicado en Leedor el 20-11-2005

Compartir
Artículo anteriorVanidad
Artículo siguienteDiversa: Balance