El nombre

0
38

Bella propuesta de una obra de Griselda Gambaro en el Patio de Actores.La importancia de llamarse?

- Publicidad -

Por Laura Quaglia.

Utilizar el título de una obra de Oscar Wilde, para titular esta nota, no creo que incomode al difunto.

Tener un nombre es una de las formas de afirmar el paso por la tierra de los hombres. Tengo un nombre ergo existo.

Así se llama la obra escrita por Griselda Gambaro, ?El nombre?. Puesta en escena bajo la dirección de Clara Pando y la actuación de Silvia Villazur, plantea el problema de una identidad vedada debido a las alteraciones y el dolor que sufrimos cuando nos niegan la existencia, y no sólo eso, también la dignidad y la pertenencia.

El personaje de María en la piel de Silvia, relata distintas etapas de su vida, en las cuales la llaman por distintos nombres menos por el propio. Desde la calle, es una mujer que intenta sobrevivir a ser nadie, aunque en su rostro refleja la impotencia y la frustración de estar condenada a la intrascendencia.

La performance de Villazur es impecable. Su actuación convive en ese mundo tan hoy y triste. Sí, porque si Ud. deja de mirarse los zapatos, ellos están a un costado y al otro. Delante y detrás. Son humanos en la calle, los que aún teniendo un nombre, dejan de tener otras tantas cosas, como posibilidades.

La música de la ciudad logra un clima que genera la duda de estar en una sala teatral o debajo de alguna autopista.
Debajo de kilos de ropa (1), en un banco de plaza y una cama de cartones, con frío, con calor, con soledad, transcurre una vida. Una como muchas otras.

María elige un nuevo nombre para sí. Se llamará como el ruido que hace el río cuando corre y sostiene que nadie se lo va a quitar.

Una bella propuesta que nos hace replantear nuestra efímera pero nombrada existencia.
La obra se puede disfrutar en el Patio de Actores (Lerma 568), todos los sábados a las 19:00 hs.

Nota 1: El aspecto de nuestra ?clocharde? (palabra que conocí con Cortázar y que significa vagabunda) versión local, me hizo recordar un pequeño pasaje de Rayuela que creí interesante citar para imaginarla: ?? la clocharde llegó al nivel del muelle más bajo y soltó una exclamación entre berrido y suspiro. Sobre un fondo indescifrable donde se acumularían camisones pegados a la piel blusas regaladas y algún corpiño capaz de contener unos senos ominosos, se iban sumando, dos, tres, quizá cuatro vestidos, el guardarropas completo, y por encima un saco de hombre con una manga casi arrancada, una bufanda sostenida por un broche de latón con una piedra verde y otra roja?? Cortázar, Julio; ?Rayuela?; Ed. Altaya; España, 1995, capítulo 108.-

Publicado en Leedor el 16-10-2005