Castagnino

0
19

Termina el viernes. En Roldán Espacio de Arte los desnudos de recrean la belleza esencial del cuerpo humano.JUAN CARLOS CASTAGNINO. Figuras en movimiento.

Por Julio Portela

Castagnino/ Roldán Espacio de Arte.
Juncal 743. Buenos Aires.
Hasta el 28 de octubre de 2005.

Referirnos a la creación artística de Juan Carlos Castagnino (1908/1972), nos compromete en el análisis de una vasta obra tal vez conocida mayormente por temas del campo y sus tradiciones, con los que siempre se lo ha identificado. También esta temática está presente en sus trabajos donde revela su sensibilidad por lo social, la que se descubre a partir de sus personajes reconocidos popularmente, especialmente por su serie del Martín Fierro.
De todas las técnicas que adoptó como el óleo, la pintura acrílica, la técnica mixta, la acuarela, el carbón, el pastel, quizás sea a partir del dibujo donde se observe esa tensión de las figuras en un intento de otorgarles el movimiento.

Porque Castagnino es ante todo dibujante de una fuerza de expresión, donde el color, cuando aparece, pareciera diluirse por la decisión del trazo. Ese dibujo que en las figuras les otorga el movimiento tan deseado por los pintores de toda época, pero especialmente de los futuristas italianos de principios del siglo XX, a los que adhirió.

La temática de esta exposición, quizás nunca presentada anteriormente como argumento, se desarrolla sobre el desnudo, con la particularidad de contener obras inéditas.

El desnudo aquí es recreado como expresión de belleza del ser humano, en acciones decisivas de fuerza o en el trazado envolvente de seres en acción o en reposo. Las posiciones adoptadas podrían considerarse clásicas, pero que sin embargo denotan esa sensación del movimiento del cuerpo viviente tan obsesivamente buscado en toda época.

En las maternidades pareciera que los niños se deslizan sobre el seno materno o las madres expresan movimientos de acercamiento reconocidos en pequeños gestos de ternura de sus manos.

Los desnudos de modelos adoptan posiciones de cuerpos abandonando la situación de descanso o retorciéndose en un movimiento de giro.
Mención especial merece la pintura acrílica ?Playa Popular? (1968), obra realizada en una década de importantes innovaciones de la pintura argentina, en su propósito de ubicarse en el reconocimiento internacional. El tema desarrollado se refiere al lugar de Mar del Plata caracterizado por la ocupación abusiva del espacio público en el verano. Estamos en presencia de una obra excepcional, donde como no recordamos haber visto, Castagnino se acerca a lo abstracto. Si bien en primer plano aparece una figura esbozada el resto del espacio pictórico está ocupado por pequeñas pinceladas que semejan cuerpos estirados, curvados o amontonados todos ellos sugeridos por diferentes tonalidades que crean una ilusión de dunas en movimiento.

Por su temática y por la calidad de las obras recomendamos especialmente esta exposición que difícilmente podrá ser vista nuevamente.

Publicado en Leedor el 25-10-2005

Compartir
Artículo anteriorCautiva
Artículo siguienteBallet Contemporáneo