Cautiva

0
8

Indefensa una joven hija de desaparecidos ve cómo su mundo se cae abajo en la ópera prima de Gastón BirabenCautiva

Por Fredy Friedlander

La primera película de Gastón Biraben incursiona en un tema ya tratado en el pasado pero con un enfoque más intimista y no por ello menos eficaz. El debut cinematográfico de Bárbara Lombardo en el cine es impactante y augura un futuro brillante a la joven actriz.

Las primeras escenas de ?Cautiva? y el título del film, ópera prima de Gastón Biraben, pueden hacer sospechar al espectador no advertido que se trata de un film de género policial e incluso que va a asistir a un secuestro de la joven protagonista.
Es que Cristina Quadri, magníficamente interpretada por la debutante en cine Bárbara Lombardo, no entiende y nosotros tampoco por qué la madre superiora del colegio religioso al cual asiste la invita a acompañar a un fiscal y una psicóloga (Noemí Frenkel, en convincente actuación) hasta el despacho de un juez federal.

Pronto el misterio se devela, cuando el magistrado (un sobrio Hugo Arana) le explica que en verdad ella no se llama Cristina sino Sofía Lombardi y que sus auténticos padres no son en realidad quienes la acompañan diariamente en ?su casa?.

Pero ésta no es una de las tantas películas norteamericanas donde los problemas de identidad responden a causas sobrenaturales, sino un drama muy argentino que mantiene su vigencia.
Cristina, en realidad Sofía, es hija de desaparecidos, hecho que ella ignoraba hasta que la cruda verdad aparece cuando ya es una adolescente.
A lo largo de dos horas iremos asistiendo a cambios muy profundos en la mente de la joven y comprobando lo difícil que resulta para ella aprehender la nueva situación.
Aparecerán entonces rasgos que ella desconocía en su madre adoptiva (Silvia Baylé) y sobre todo en su ?ex? padre (Pablo Santero), de profesión policía.
Al mismo tiempo se verá enfrentada al hecho de que tiene una verdadera abuela materna, personificada con su habitual talento por Susana Campos en uno de sus últimos roles para el cine. Hay en particular una escena muy lograda, que significa un quiebre en la historia, cuando Cristina/Sofía se reúne en un asado con varios parientes entre los cuales sobresale el que protagoniza Roxana Berco, en la vida real hija de Susana Campos.
Como afirma con justa razón el director de ?Cautiva? lo que aquí se ha querido enfatizar es el drama humano e íntimo de un ser indefenso que de golpe ve cómo su mundo se viene abajo. A diferencia de otras producciones que ponían más el acento en lo político, como la reciente ?H.I.J.O.S., el alma en dos?, esta película remite más a ?La historia oficial?, con la ventaja que dan 20 años de democracia y de acumulación de datos sobre casos similares ocurridos durante la dictadura.

El proceso de filmación de ?Cautiva? fue bastante tortuoso ya que debió soportar una serie de problemas económicos durante la debacle del 2002. Lo que sorprende es ver la obra terminada sin que se noten los efectos de esas dificultades, que malograron varios otros proyectos en esa misma época.
Es reconfortante ver tanto buen cine argentino en los últimos dos meses. Además de ?Elsa y Fred?, ?Iluminados por el fuego?, ?El Aura? y ?Tiempo de valientes? se agrega ahora ?Cautiva?, con una propuesta distinta pero igualmente atractiva.

Nota relacionada: Entrevista de Nicolás Kusmin a Gaston Biraben, director de Cautiva

Publicado en Leedor el 21-10-2005