Hechizada

0
11

La Hechizada de Nora Ephron es sólo un vehículo para que se luzca Nicole Kidman.
Por Julián Rimondino

Es difícil escribir sobre una película como Hechizada. No porque sea mala, no es ese el caso. Sino porque no hay mucho que decir sobre ella.
Sí hay mucho que decir, por ejemplo, sobre Nicole Kidman. Inocente, con una voz distinta, encantadora, sencilla? su Isabel (la bruja que interpreta en esta película) es otra composición destacable de la actriz. Como en Las horas, como en Todo por un sueño, Kidman transforma todo su cuerpo y le da a su personaje una individualidad muy fuerte: no se parece a ningún otro que haya interpretado. Kidman desaparece detrás de sus roles, mucho más que otras estrellas femeninas del momento (Reese Whiterspoon, Sandra Bullock); la mujer es un camaleón y se merece todo el éxito que ha tenido.
También se puede decir mucho de Will Ferrell. Que es, junto con Jack Black y Ben Stiller, uno de los mejores actores cómicos del momento. A medio camino entre las sitcom y la furia de los sketches de “Saturday Night Live” que lo hicieron famoso, Ferrell se adueña de todas sus escenas y puede volver totalmente hilarante cualquier situación.
Se puede decir mucho, además, de Nora Ephron. Primero que nada, que una vez estuvo en excelente forma, al escribir Cuando Harry conoció a Sally y Sintonía de amor (que también dirigió). Segundo, que parece hacer perdido el camino. Sus chistes ya no son tan buenos. Sus guiones, no tan ingeniosos ni ajustados. Su dirección, bastante típica.
Pero sobre Hechizada, en sí, hay poco que decir. Porque mala no es. Tampoco es genial. Es escapismo y entretenimiento, hasta por ahí nomás, y bastante liviano. ?Más de los mismo?, dirían muchos, y no estarían muy equivocados. Algunos productos hollywoodenses logran escaparse de las fórmulas, de lo previsible, o a veces los toman y los hacen funcionar creativamente, con originalidad. Pero no es este el caso.
Hechizada no agrega nada nuevo a la comedia romántica, ni a ese subgénero que son las películas basadas en series exitosas, cada vez más prolífico y que cada vez hace más evidente que en el Hollywood de hoy no sobran las buenas ideas.

Publicado en Leedor el 29-9-2005