Estrenos 4-8-2005

0
6

En su habitual nota de los viernes Fredy Friedlander repasa los estrenos cinematográficos en Buenos Aires.ESTRENOS DEL JUEVES 4 DE AGOSTO

Por Fredy Friedlander

Varias propuestas atractivas se presentan esta semana, pero una se destaca netamente. Nos referimos a ?Charlie y la fábrica de chocolate?, lo que explica que en esta oportunidad dos de nuestros colaboradores decidieran aunar esfuerzos para preparar una única critica que pretende reflejar la significativa importancia de este estreno.

Pero vayamos primero a las películas locales presentadas que, según como se mire, pueden oscilar entre uno y ?medio? estrenos e incluso llegar hasta cuatro. ?El viento? de Eduardo Mignogna (?Sol de otoño?; ?El faro?) se presenta como una coproducción entre Argentina y España (de allí el ?medio? asignable a cada uno de los dos países). La semana pasada pasó algo similar con ?Elsa y Fred?, aunque dicho film, íntegramente rodado en España, parecía más asignable a la Madre Patria. En cambio, la que ahora nos ocupa tiene muy poco sabor hispánico. En efecto, desde el personaje de Frank (Federico Luppi), un hombre hosco que por primera vez abandona su Patagonia natal, pasando por su nieta Alina (Antonella Costa) a quien visita su abuelo en la capital, y completando con los pocos personajes restantes, todos sin excepción son típicamente argentinos. ?El viento? es la séptima película de Mignogna y la tercera en que participa Luppi, quien en esta ocasión logra una caracterización que se aleja de la mayoría de sus películas anteriores. Lo suyo justifica por sí solo la visión del film, pero además encuentra en Antonella Costa (?Garage Olimpo?, ?Hoy y mañana?, ?Diarios de motocicleta?) el justo contrapunto para ir generando una evolución dramática en la relación entre ambos, que tiene que ver con el destino trágico de Ema, hija de Frank y madre de Alina. Entre los roles secundarios corresponde señalar el auspicioso debut de Esteban Meloni y a Mariana Briski. Los habituales colaboradores de Mignogna (Marcelo Camorino en la Fotografía, Mariana Jusid en Dirección de Arte y Graciela Maglie como coguionista) así como el acertado uso de un formato poco habitula (16mm) contribuyen a hacer que ?El viento? sea una de las mejores novedades del cine nacional de este año.

?Grissinopoli? de Darío Doria es un documental, género muy visitado en nuestro país, que tiene méritos poco habituales. Resulta satisfactorio el espíritu de renovación poco frecuente, que se aprecia en esta realización. El director prefirió evitar el lugar común consistente en ver un desfile de gente hablando frente a la cámara y con los, a menudo, molestos cartelitos que identifican a dichas personas. Se podría casi decir que ?Grissinopoli? está en las antípodas de lo anterior, al haber armado una estructura donde los personajes centrales (obreros, abogado, líderes sindicales) parecen estar ?actuando? sus propios roles. La parte más sabrosa se encuentra hacia el final, tanto en la sesión en la Legislatura porteña donde se discute la legalidad de la recuperación de la fábrica como en el conmovedor cierre con los obreros festejando el éxito logrado. Doria logra que muchos de esos marginados se conviertan en seres dignos de nuestra solidaridad y cariño. Consigue también ganar nuestro repudio hacia un legislador, que se opone al proyecto de los obreros pese a afirmar ?entenderlos? muy bien al ser el mismo propietario de una fábrica.

De los Estados Unidos nos llegan dos superproducciones con muy diferentes méritos. La ya nombrada ?Charlie y la fábrica de chocolate? de Tim Burton es la última colaboración de este director con Johnny Depp. Vale la pena recordar los títulos anteriores de tan exitosa asociación que comienza con ?El joven manos de tijeras? en 1990 y continúa con ?Ed Wood? y ?La leyenda del jinete sin cabeza?. El personaje de Charlie se revela más próximo a Edward Scissorhands y la estética de la nueva película de Tim Burton tiene más de un punto en común con la del primer encuentro de ambos. Un dato que genera alguna esperanza dentro de la alicaída cinematografía norteamericana es que por una vez una ?remake? logra superar ampliamente a la original, de principios de la década del ´70, y justificar que se haya recreado nuevamente dicha historia. Como se anticipara al inicio de esta nota, el lector podrá encontrar una crítica completa de ?Charlie y la fábrica de chocolate? en lugar aparte por lo que lo invitamos a acceder a la misma mediante un simple ?cliqueo?.

La función principal de los críticos es la de orientar, casi podríamos decir asesorar, a los posibles espectadores sobre las cualidades y características de las películas que la cartelera ofrece. Este preámbulo obedece a que en el caso específico de ?La ciudad del pecado? corresponde una advertencia raramente necesaria. Existe, sobre todo a nivel de muchos jóvenes, una gran avidez por las historietas (o comics) que a menudo poseen una estética digna de elogio. Para ellos el estreno de la película de Robert Rodríguez y del propio creador de ?Sin City? Frank Miller será bienvenido y muy festejado. En cambio para quienes no disfruten de ese tipo de expresión literaria, seguramente en su mayoría adultos cronológicamente hablando, la recomendación es no ver ?La ciudad del pecado?. Por más que el reparto ofrezca nombre rutilantes tales como Clive Owen, Benicio del Toro, Bruce Willis, las ascendentes Brittany Murphy, Rosario Dawson y Jessica Alba o el reaparecido Mickey Rourke es casi seguro que al cabo de media hora el espectador se pregunte qué es lo que está pasando delante de su retina. Y todavía le faltará ver otra hora y media más de un desfile de violencia, casi todo en un blanco y negro que termina por cansar. Si en la historieta el lector ?compra? con facilidad el hecho de que los héroes sigan vivos después de ser literalmente acribillados a balazos su transcripción al cine no resulta equivalente. En definitiva y con el perdón de la legión de los devotos de los comics, a quienes va dirigida esta película, vaya la prevención de que esta no es seguramente una película para cinéfilos. Su inclusión en la Selección Oficial del último Festival de Cannes es una señal preocupante de la cada vez mayor ingerencia de expresiones comerciales proveniente de los Estados Unidos en detrimento del cine de calidad.

Justamente el quinto estreno de la semana, ?Después de medianoche? (?Doppo Mezzanotte?) del italiano Davide Ferrario, es un digno representante de ese otro cine que vemos cada vez con menos frecuencia por estas latitudes. Martino (Giorgio Pasotti, visto en ?El último beso?) trabaja de custodio nocturno en el Museo de Cine de Turín en un espectacular edificio conocido como la Mole Antonelliana. Hacia allí converge Amanda (Francesca Inaudi) huyendo de la policía buscando donde esconderse. Martino, fanático del cine y de Buster Keaton en particular, la acoge pero la situación se complica cuando irrumpe el novio de la chica, un delincuente conocido como El Ángel (Fabio Troyano) que no resulta tan malo como las apariencias indican. El triángulo, que algunos han asociado en forma exagerada a un clásico como ?Jules et Jim?, tendrá derivaciones que no por previsibles dejan de tener su encanto. Aquí cabe entonces una advertencia similar a la del film anterior pero en sentido inverso. Para los cinéfilos se recomienda esta bastante lograda obra que no será seguramente del gusto de quienes sólo busquen entretenimiento.

Finalmente una mención a otras dos películas argentinas que se presentan, ambas, en el MALBA en unas pocas funciones por semana. Se trata de ?Modelo 73? del debutante Rodrigo Moscoso quien la dirigió hace ya cinco años en Salta y de ?Ocho años después? del prolífico Raúl Perrone que retoma los mismo personajes (Violeta Naón y Gustavo Porne) de ?Graciadió?, nuevamente en su Ituzaingó natal. La salida elegida y escasa publicidad de ambas películas les resta presencia y plantea dudas sobre la eficacia del mecanismo de difusión adoptado. ¿No será acaso el momento de crear, dentro de nuestra raquítica televisión o en una red de salas independientes, un espacio para estas expresiones de nuestro cine nacional?.

Publicado en Leedor el 5-8-2005