Tierra de los muertos

0
9

Hubo que esperar casi cuarenta años para que se estrenara finalmente una película de la saga sobre los muertos vivos (?living dead?) del director George A. Romero.Por Fredy Friedlander

?Tierra de los muertos? de George A. Romero es la única novedad del jueves 21 de julio, en la semana con menor número de estrenos en lo que va del presente año. Motivadas sin duda por la excelente performance de boletería de la semana pasada, que superó los dos millones de espectadores, las distribuidoras han preferido esperar hasta que finalicen las vacaciones de invierno por lo que la semana que viene se anuncia rica en nuevos films. Aquí va entonces el comentario del único estreno de esta semana.

Hubo que esperar casi cuarenta años para que finalmente se estrenara, por primera vez, una película de la saga (la cuarta) del director George A. Romero sobre los muertos vivos (?living dead?). La primera: ?Night of the living dead? de 1968 era aún en blanco y negro y su presupuesto sumamente exiguo, como además lo testimoniaba un elenco de actores virtualmente desconocidos. Para muchos sigue siendo la mejor aunque la segunda ?Dawn of the dead? (1978) no se le queda muy atrás y logra imágenes y momentos espectaculares cuando unas pocas personas logran refugiarse en un supermercado (mall) con una fotografía, ahora en colores, memorable. La tercera: ?Day of the dead? (1985) fue sin duda la más floja y parecía que el tema se agotaba definitivamente. Eso debe haber pensado el propio Romero quien dejó pasar 20 años antes de filmar ?Tierra de los muertos? (?Land of the dead? – 2005). En el interin se filmaron algunas remakes como la que hizo Tom Savini, amigo y colaborador habitual de Romero, quien se reservó el papel de guionista y productor en ?La noche de los muertos vivos? (1990). Muy recientemente tuvimos oportunidad de ver ?Amanecer de los muertos? de Zack Snyder (2004), nueva versión de la segunda de la serie. Ambas remakes, sobre todo la primera, estuvieron lejos de las inéditas originales.

El espectador local tiene entonces la oportunidad de ver por primera vez una película sobre ?muertos vivos?, tal cual fueran concebidos por George Romero y del cual ya se conocían localmente otras obras menos memorables tales como: ?Martín, el amante del terror?, ?Caballeros de acero? y ?Creepshow (El Festín del terror)?.
Este nuevo opus de Romero es el de mayor presupuesto hasta ahora, aunque exiguo si se le compara con los costos de las grandes superproducciones que fabrica Hollywood y que sobrepasan con frecuencia los 100 millones de dólares. Lo que también ha variado es la situación en la que se encuentra la humanidad que en esta ocasión muestra a los zombies dominándola y a los que no lo son en posición bastante aislada, pertrechados en una parte de una ciudad no identificada. Lo novedoso de esta historia está en que, pese a la emergencia, los humanos están divididos en grupos sociales. Del lado de los ?ricos? está un magnate, interpretado por el legendario Dennis Hopper, cuya mayor preocupación es salvar su pellejo y dólares aunque uno se pregunta si ese dinero le va a servir para algo en una sociedad prácticamente inexistente. Lo más probable es que el director haya querido enfatizar que, aún en situaciones de extrema gravedad, el espíritu capitalista persiste en forma enfermiza en la mente de una parte de los norteamericanos. Hace además con el personaje de Hopper, como Romero mismo reconoce, una clara alusión al actual presidente de los Estados Unidos. La otra novedad se refiere a que los ?muertos vivos? ya no son tan vulnerables y han comenzado a organizarse, aunque sea en forma primitiva. Una de las escenas claves es la que muestra a ellos tratando de cruzar un río y el director logra allí algunas de las imágenes más espectaculares, como también lo es un plano vertical que muestra a los zombies como pequeños puntos desde una gran altura, provocando un cierto escalofrío en el espectador.

Hay muchos diálogos ingeniosos como cuando un personaje expresa que ?los zombies lo sacan de quicio? o aquel texto que se refiere a los ?cincuenta mil autos de Samoa?. Además del mencionado Hopper la película se enriquece con la presencia de Simon Baker (Riley), John Leguizamo (Cholo), Robert Joy (Charlie) y la hija de Darío Argento, Asia, en el personaje de Snack.
Vale una advertencia para quienes decidan ver esta lograda nueva película de George A. Romero: se encontrarán con algunas escenas de subido tono gore, con profusión de vísceras humanas y sangre en cantidad, que seguramente no disgustarán a los seguidores del género ni a aquellos que estén dispuestos a ver un auténtico film del género del terror.

Publicado en Leedor el 22-7-2005