La dama de honor

0
6

Sensualidad y locura en un nuevo film del maestro Chabrol.Una Nueva Flor.

Por Nicolás Kusmin
nicolaskusmin@leedor.com

En su último film estrenado en el país ?La Flor del Mal? Claude Chabrol (el hombre ?thriller? de la Nouvelle Vague, que siempre hace morisquetas cuando lo retratan en alguna entrevista) demuestra una vez más, su gran capacidad para el suspenso en un film donde las mujeres tienen todo el poder de hacer el bien, pero también el mal (recordar ?Gracias por el Chocolate?).

Ahora, el veterano director galo, llega a la Argentina con su ante-última realización ?La Dama de Honor?. Con más de 50 films en su haber, el maestro del suspenso y la intriga (comparado con Hitchcock) se inserta directamente en toda la sensualidad y ?locura? que envuelve al amor de dos jóvenes. Algo de esto ya se exploraba en sus dos películas anteriormente citadas. De hecho en ?La Flor...? contaba con el mismo protagonista, Benoit Magimel, conocido mundialmente por su trabajo junto a Isabelle Huppert en ?La Profesora de Piano? del genial y polémico realizador austriaco Michael Haneke.
Aquí, interpreta a Philippe, un muchacho de 25 años, que vive con su madre peluquera y sus dos hermanas menores. Es apuesto y muy responsable. De a poco, su tenacidad para el trabajo comienza a dar sus frutos, por ello se mueve en el fino auto de su jefe y maneja sus horarios. Sin embargo la obsesión ronda por su vida. La cinta, que presenta un inicio en plano-secuencia que deposita al espectador de entrada en la intriga por la desaparición de una joven mujer, comienza cuando Philippe conoce a un posible ?candidato? de su madre, el cual misteriosamente se aleja de la familia. Luego, se obsesiona con el busto de una estatua que esconde en su placard. Y, cuando la boda de su hermana, finalmente es ?flechado? por la prima del novio. Esa dama de honor, Senta, llevará la trama a picos eróticos de máxima expresión. Senta (Laura Smet, hija de Natalie Baye y el cantante rockero Johnny Hallyday) comienza a relatarle toda una vida poco probable y a plantearle desafíos y pruebas de supuesto amor para fortalecer ese ?amour fou? que se profesan.


Europa.

El cine europeo (que para bien del público amante del 7to arte inteligente, goza de buena salud) da una nueva joya, posiblemente no del mismo nivel de ?La Flor del Mal?, pero con unos tramos de una belleza inconmensurable. No por nada cuenta con la fotografía del portugués, habitual colaborador de Patrice Leconte (?El Marido de la Peluquera?), Eduardo Serra.
La historia de amor, con una anti-heroína tan voluptuosa y de cuerpo bello en la antípoda de una Angelina Jolie (¿Europa bucea en los cuerpos de los ´50 como los de Marilyn?) logra salir airosa de un guión que puede en ciertos tramos complicarse en demasía, volviendo la cinta un poco calculadora y de resolución casi mecánica.
Chabrol así, apoyándose siempre en elencos exquisitos: Isabelle Huppert para ?Gracias por el…?, Sandrine Bonnaire para ?La Flor…? y ahora con la dupla Magimel/Smet, logrará de seguro cautivar a un público ávido del buen cine de climas, introspectivo y bello, como el que propone ?La Dama de Honor?.
Habrá que esperar sólo unas pocas semanas para el estreno de lo último de Francoise Ozon (?Bajo La Arena?, ?La Piscina?) titulado localmente: ?Vida en Pareja?, para que Francia llegue de nuevo con su deleite. Pero esa, ya es otra historia.

Publicado en Leedor el 8-7-2005