Caso Vania

0
6

Golpes de violoncelo, silencios, cuerpos que pertenecen a seres en ruina en esta particular versión actuada y dirigida por Laura YusemCaso vania

Por Cecilia de la Cruz

El título de la obra remite a la pieza teatral de Chejov “Tio Vania”, la expectativa es por tanto la de una obra de poética realista. Laura Yusem, tomando elementos de esta estética, crea una interpretación muy rica en contenidos a traves de la combinación de diferentes recursos teatrales.

De una forma muy acertada, el procedimiento que estructura toda la puesta en
escena es el intercambio de roles entre los personajes por lo que el trabajo
actoral es central. Se presentan fragmentos de las situaciones que preocupan a los personajes a partir de la división de la escena en espacios dramáticos diferentes, mientras uno relata y presenta su situación otros muestran en acto lo que se dice. Puesto que el cambio de roles nos permite conocer diferentes perspectivas de un acontecimiento a la vez nos lleva a una reflexión metateatral: estamos asistiendo a una representación donde los actores encarnan diferentes
personajes dirigidos por el único personajes que no tiene voz pero orquesta
toda la obra encarnado por la misma directora, Laura Yusem.

Por esta razón, resulta complicado para el espectador hilvanar el hilo
argumental que enfrenta a Serebriacov, Astrov, Vania, Chacha, Elena y Sonia
en el conflicto por la caída de una posición social estable, la hipocresía, la pérdida de valores y el status intelectual producto de la crisis social y económica de la Rusia de fines del siglo XIX que lleva a un enfrentamiento entre los miembros de una familia aristocrática en decadencia y disgregada sin encontrar salida alguna.

La composición actoral no sólo da importancia a los diálogos y monólogos sino
también a la expresión corporal, porque el cuerpo es aquel que puede
significar de modo más preciso la desesperación y la locura de estos seres
en ruina haciendo que el conflicto estalle, al principio de la obra, por medio
del cuerpo que no calla cuando las palabras no pueden mostrar los verdaderos
deseos del hombre.

Gran importancia poseen los silencios a la hora de comunicar ya que lo que
reina en la atmósfera egoísta es la incomunicación, desde la escena inicial,
siendo parte del fracaso de los personajes. También contribuye a crear este
clima de derrumbe la música realizada por golpes de violoncelo.

Por eso, los fragmentos de una puesta en escena de Caso Vania son muy ricos debido a que siendo reconocibles los elementos chejovianos, aporta diferentes materiales para la creación de sentidos que vale la pena construir y
actualizar a pesar de su ubicación espacio temporal tan distante.

Publicado en Leedor el 5-7-2005