Guerra de los mundos

0
7

¿Alguien puede esperar todavía que Steven Spielberg reúna de modo triunfal la aventura con lo profundo?Los Mundos de Steven

Por Julián Rimondino y Nicolás Kusmin.
julianrimondino@leedor.com
nicolaskusmin@leedor.com

Una nueva tragedia azota al mundo (y en el cine ya van ¿?). En este caso llega Steven Spielberg y su gran despliegue para contar la llegada de los alienígenas. Realizó así una remake de un clásico de los años ´50, basado en la novela de H.G. Wells.

Ray Ferrier (Tom Cruise) es un padre joven que vive en los suburbios y tiene que lidiar con la mala relación que tiene con sus hijos, más su divorcio y su trabajo en el puerto que lo obliga a tener horarios nocturnos. Recibe por un fin de semana la visita de sus dos hijos (al mismo tiempo que el mundo recibe la de los alienígenas), uno adolescente y otra muy pequeña, papel realizado por la niña-estrella Dakota Fanning, increíble a su corta edad, junto al histrionismo de su interpretación y la manera en que se conecta con el espectador, esta actriz de ?I am Sam? y ?Hombre en Llamas?.

No es la primera vez que Spielberg realiza un proyecto junto a Tom Cruise, hace unos años estrenaron ?Sentencia Previa? (Minority Report) basado en un relato de Philip K. Dick, el escritor de culto, llevado al cine por primera vez en ?Blade Runner?.

Aunque el film puede ser entretenido pareciera como si estuviera construido en bloques. Incluso, cada unidad dramática ocurre en una sola locación. Nada de malo tiene este proceso: el problema es que las partes no se unen del todo y así ?Guerra de los Mundos? termina siendo más una sucesión de thrills, sustos, estremecimientos, con un final demasiado feliz. Justamente los happy end de gran parte del mundo de Spielberg no se sostienen ni siquiera confrontadas con las propias imágenes (siempre espectaculares montadas y magníficas desde lo técnico) que cintas como esta destila. El director estadounidense parece no poder escapar de la manera de relatar la típica familia norteamericana, que sólo cambia con las épocas, pero que en su retórica nacionalista (se escuchan por ahí: La mayor potencia del mundo, ¿Son los terroristas?, ¿Son los europeos?) termina quedando en un producto demasiado hollywoodense, y que dista mucho de acercamientos a films anteriores, como el protagonizado también por Cruise ya mencionado, y el más reciente y entretenido ?Atrápame si puedes?, con Leonardo Di Caprio. Por ende ?lo ideológico? queda otra vez por fuera de un análisis con este director.

La manera de contar tragedias de gran magnitud, a veces no necesita de grandes presupuestos como los de este film, u otro del llamado cine catástrofe como ?El Día Después de Mañana? del año pasado. Se tuvo oportunidad de presenciar en la edición de Bafici 2004, de uno de los últimos films de Michael Haneke, el vanguardista director austríaco de ?La Profesora de Piano?, llamado ?Le Temps du Loup? (algo así como Los Tiempos del Lobo) donde ha ocurrido algo extraño en la tierra y los pobladores se refugian como pueden en una estación, esperando a que llegue el tren que los saque de allí. Se dan todo tipo de mezquindades (como la venta de víveres esenciales, dignos del cuento ?Autopista al Sur? de Cortázar) y que aquí, en ?Guerra de los Mundos?, tampoco faltan, siendo posiblemente lo más realista del guión.

Por último, la inclusión de Tim Robbins queda muy fuera de lugar y consume gran parte del medio del film. Es bastante extraño que un actor de su talla y cuidado a la hora de elegir papeles (recordar su último Oscar por ?Río Místico?) se haya inmiscuido en un rol tan estereotipado.

Entonces ?Guerra de los Mundos?, no defraudará a los seguidores del género catástrofe, pero puede ser que desilusione a aquellos espectadores que buscan algo más que un entretenimiento y esperan (¿todavía?) que Spielberg pueda unir la aventura con lo profundo.

Publicado en Leedor el 29-6-2005