Estrenos del 2-6-2005

0
5

De los seis estrenos de esta semana Fredy Friedlander nos recomienda dos: De-Lovely y La caída.ESTRENOS DEL JUEVES 2 DE JUNIO

Por Fredy Friedlander

Contabilizando las seis novedades de esta semana, 2005 lleva acumulados cien estrenos. De estos algo más de un 20 por ciento son locales, en un año que ha mostrado que la producción nacional, por el momento, es magra en cuanto a calidad.

Justamente, la cartelera se renueva con ?Papá se volvió loco?, de Rodolfo Ledo, una burda comedia ambientada en la República Dominicana y con Guillermo Francella de protagonista. La falta de imaginación del director y libretista, que armó un guión más apto para la televisión, exime de mayores comentarios.

El otro estreno local, ?La esperanza? de Francisco D?Intino, quien ya había dirigido a Ulises Dumont, en sus primeras dos películas (?Bajo otro sol?, ?Los días de la vida?) generaba alguna expectativa. En esta oportunidad, Dumont encarna a un profesor universitario que acaba de perder a su esposa y decide emprender un viaje el sur para visitar la casa donde nació su ex-compañera. Conocerá a dos mujeres, interpretadas por María José Demare y Azul Lombardía, y a otros habitantes del pueblo, un pescador y un albañil. El tono sentimental y por momentos melodramático del film no alcanza a transmitir toda la angustia que la situación planteaba.

De Estados Unidos nos llega ?De-Lovely?, de Irwin Winkler que cerró (fuera de competición) el Festival de Cannes 2004 y es presentada en pocas salas por una distribuidora independiente. Vale la pena arriesgarse a ver esta película que no durará mucho en cartel ya que la vida de Cole Porter no interesará seguramente a todo el mundo. La interpretación de Kevin Kline es estupenda bien acompañado por Ashley Judd como una esposa que supo tolerar la particular doble vida del músico pidiéndole cierta discreción, que el músico no siempre consiguió mantener. La banda sonora incluye prácticamente todos sus éxitos, con títulos memorables como ?Night and Day?, ?Begin the Beguine?, ?Let´s misbehave?, ?You?re the top? y ?Let?s do it?. Lo sorprendente es que no está interpretados por los artistas de la época sino por músicos más jóvenes tales como Sheryl Crow, Alanis Morisette, Diana Krall y Robbie Williams asi como Elvis Costello y Natalie Cole. Quizás debió ser un poco más corta (supera levemente las dos horas) pero se adivina que el director no quiso dejar ninguna música afuera.

La otra producción norteamericana que se estrena no merece la misma recomendación en cuanto a su interés cinematográfico. Nos referimos a ?Sahara? del desconocido Breck Eisner donde confluyen absurdamente varios personajes que incluyen a un explorador en busca de una rara moneda (Matthew McConaughey), una médica de origen mexicano (Penélope Cruz), un ex marine (Steve Zahn) y un almirante (William H. Macy). Pobre remedo de la serie de ?Indiana Jones?, ?Sahara? se vuelve interminable. Por ello conviene intentar desalentar a algún desprevenido que equivocadamente imagine que encontrará gran entretenimiento en este estreno de poco interés.

?Raúl Sendic, Tupamaro? es un interesante documental del uruguayo Alejandro Figueroa que remite también a la película ?Papá Iván? que María Inés Roqué filmó sobre su padre, también montonero, estrenada el año pasado. Pero mientras que en esta última los testimonios provenían de personas que combatieron en ambos lados en ?Raúl Sendic? sólo se escuchan los de combatientes o simpatizantes del MLN. Es una pena ya que si bien da gusto escuchar a escritores de la valía de Eduardo Galeano o Mauricio Rosencof elogiando la figura de Sendic, modelo de coherencia y honestidad intelectual, hubiese sido un interesante aporte escuchar otros testimonios divergentes. De todos modos, el esfuerzo pese a una calidad técnica no siempre pareja, valió la pena.

Hemos dejado para el final el estreno más importante y polémico de la semana. Nos referimos a ?La caída? (?Der Untergang?) del alemán Oliver Hirschbiegel (?El experimento?). Lo primero que corresponde decir es que se trata de una producción muy cuidada y con importante presupuesto que ha permitido recrear con gran autenticidad la Berlín de los últimos días de la Segunda Guerra Mundial. Gran parte del film transcurre dentro del bunker donde se encontraban Hitler y sus secuaces. La caracterización de Bruno Ganz es notable, no sólo por el parecido físico que tiene con el dictador alemán sino también por el cuidado que puso en imitar sus gestos y transmitir su histeria durante sus últimos días. La película se apoya fuertemente en el relato autobiográfico que hizo su última secretaria, la recientemente fallecida Traudl Junge, y que la convierte en un personaje central de ?La caída?. En cuanto al matrimonio Goebbels se enfatiza la extrema crueldad de la esposa que prefirió que sus hijos murieran antes de vivir en un mundo donde ya no existiría el nacionalsocialismo. El rol del siniestro ministro de propaganda de Hitler está a cargo de Ulrich Mattes, quien irónicamente hacía de cura antinazi en la última película de Volker Schlondorff (?El noveno día?) presentada en el reciente Festival de Mar del Plata.
Lo que diferencia a ?La caída? de otros films sobre Hitler y el nazismo es un enfoque en que se presenta al pueblo alemán más como víctima que como victimario. Fruto de ese énfasis es que la película hace más bien acto de omisión de ciertos temas tales como la existencia de campos de concentración y la extrema crueldad con la cual fue exterminado gran parte del pueblo judío. Decir que por ello el film es pronazi parece excesivo pero puede entenderse la irritación que ha provocado en muchos intelectuales quienes esperaban una mayor mención a las barbaridades cometidas por los nazis. No obstante, se estima que la figura del Führer no sale bien parada ya que en varios tramos de la película se muestra su falta de humanidad al no tener contemplación alguna por la suerte de su propio pueblo y gente. La polémica seguirá sin duda y no logrará unanimidad en las opiniones de los seguramente numerosos espectadores locales.

Publicado en Leedor el 3-6-2005