Pájaros de Ringuelet

0
5

He aquí el primer fragmento de “Vida y obra de Yamandú Ringuelet Rivera” proyecto de Csaba Herke y Carlos MariniAquellos pájaros de Ringuelet
(fragmento de Vida y obra de Yamandú Ringuelet Rivera)

por Roldán Belisario (Nieto)

Estas imágenes nos muestran las diferentes vertientes de Ringuelet en el plano artístico. La lechuza: modernismo; el bentebeo: realismo museológico (1) o el mirlo: gestualismo; son su confirmación.

Ringuelet con este trabajo atraviesa los límites que la descripción positivista brinda de la naturaleza, descripción que cree, al intentar desterrar todo subjetivismo, alcanzar la verdad universal de la misma; sin embargo nuestro autor entiende y nos muestra que la experiencia vivencial es irreductible a una formulación de carácter algebráico (2) y ésta es -la experiencia vivencial-, en última instancia, el fundamento de toda descripción.
Nuestro autor nos convoca a experimentar su vivencia, no a la manera de un puro flujo subjetivo, ni tampoco como un fenómeno que sólo impresiona nuestros sentidos, es la articulación entre expresión, sensación y las parametrizaciones que requieren la descripción científica.
En un mundo que se aleja de certezas Ringuelet funda una nueva forma de describir y percibir la realidad, no demuele la factibilidad de conocimiento a la manera de un demiurgo, sino que reinstala una nueva y más dinámica posibilidad.
Lo que en otro autor puede ser considerado como una discordancia en la mirada, una falta de coherencia, en Ringuelet es la búsqueda expresiva de sus sensaciones como espectador de un fenómeno. No es discordancia, sino heterotopía que acompaña a la peculiaridad de cada nuevo ente la relación única y novedosa de cada pájaro como entidad que describe una extrañeza propia, el entorno y el investigador que observa, estas relaciones negadas por la ciencia entendida cómo académica, son el punto de donde parten estas imágenes que vemos.
Ringuelet nos transmite mas allá de la palabra, la experiencia del encuentro con estos seres de la ciudad, nos hace entender características conductuales sin la necesidad de largas exposiciones herméticas, nos lleva a que veamos lo que sin embargo no podemos ver.

Lechuza de la casa (Foto 1)

Pájaro que habita los altillos de casas remodeladas, que antiguamente tenían techo aterrazado, las que responden a la tipología bonaerense denominada como “casa chorizo”. Estos altillos resultan del espacio creado por hacer techos a dos aguas estilo ingles o alpino.
Se alimenta de los cascarudos que asolan el maderamen, por lo general de baja calidad y mal tratamiento.
Si bien es de bajo tamaño sus enormes ojos hacen que se los persiga sin saber que hacen un bien al conservar la madera sin plaga.
El sonido de su canto imita al cascarudo macho en celo, cosa que hace que atraiga fatalmente a las hembras.

El carácter moderno se debe a que esta especie deviene de la lechuza de campanario y su especiación es reciente, aproximadamente hace cuarenta años cuando se impone el furor del techo a dos aguas en la zona de villa devoto.

Bentebeo (Foto 2)

Pájaro que habita en la zona de Paternal, entra en largos períodos de catalepsia esperando que la época de lluvias provoque inundaciones y así pueda pescar sus presas.
Suele hacer nido con desechos urbanos como restos de automóviles, caños de gas y agua o ropas que encuentra tiradas por allí, utiliza los respiraderos de los edificios los cuales le brinda aire cálido en invierno y el fresco de la sombra en verano.
El que vemos fue capturado en un edificio de la zona de J.B.Justo Y Córdoba.

Mirlo (Foto 3)

Animal de aflautado cantar, anida en las alcantarillas del barrio de Floresta y Villa Luro, en la noche emite sonidos sordos que provocan accidentes a los automovilistas desprevenidos.
Ave perseguida con saña por los niños dado su corto vuelo (adaptación a la alcantarilla) la hace proclive al mal trato.
El alto valor proteico de sus huevos (un huevo de mirlo equivale a tres de gallina) hace de este animal un ejemplar único como recurso alimenticio legítimo de la ciudad.

Gallo Lunar

Ave que habita la zona de Almagro y Once, se oculta de día, preferentemente entre fardos de tela vieja y de noche salta hacia los techos y grazna melodiosamente al ritmo de los colectivos. Su cuerpo de tipo peduncular es producto de la adaptación a la forma de su hábitat natural que son los rollos de tela.

Picaflor azul de los malvones (Foto 4)

Extraña ave que se encuentra en franca vía de extinción, no tanto por la ausencia de malvones sino de las casas que solían tener balcones, éstas de tipología ecléctica con reminiscencia españolizante, están siendo rapidamente reemplazadas por altísimos edificios revestidos de vidrio y acero.
Especie urbana cuyas larguísimas y finas patas le permiten apoyarse en las cornisas y balcones sin ser visto.

Zancudo de Palermo (Foto 5)

Se supone que es de la familia de las garzas (no hicimos ADN ) y que derivó en la zona de los Parques de Palermo en una especie urbana que luego se extendió sobre todo el barrio.
Rara ave, se lo puede observar sólo en los atardeceres, en techos con terraza, seriamente dedicado a comer líquenes de las viejas paredes.
Es un misterio dónde anida.

Notas
1- Ver las fotos de R.B. Bontecou 1864, Burns archive, Washington
2- Es de hacer notar que las conclusiones a las que arriba el autor de la nota tiene posible fundamento en Heidegger y el último Witggenstein, sin embargo sabemos que más que la influencia de estos autores, el trabajo de Ringuelet es el que, si se hubiera tenido en cuenta en su momento, podría haber constituido; a la manera de la escuela de Viena; una escuela en el Rio de la Plata que establezca las bases de una moderna epistemología (N.T.)

Notas relacionadas:
Vida y obra de Yamandú Ringuelet Rivera
Pájaro Antena

Compartir
Artículo anteriorInconscientes
Artículo siguienteLa vida es un milagro