Estrenos del 5-5-05

0
7

Fecha singular la del triple cinco, si las hay, con cuatro buenos estrenos que nos reseña Fredy Friedlander.
Por Fredy Friedlander

Pese a contar con sólo cuatro estrenos, una fuerte reducción frente a los siete de la semana pasada, este jueves será recordado por el nivel de calidad de los mismos y por tratarse de una fecha muy singular (5/5/05).

Contra la pared(?Gegen die Wand?)
fue presentada localmente en más de una oportunidad, 6º BAFICI incluido, luego de que obtuviera el León de Oro del Festival de Berlín del 2004. Su joven director, Fatih Akin, nacido en Alemania y de origen turco no es aín muy conocido pese a que ya había dirigido otras tres películas notables (?Kurz und schmerzlos?, ?Im Juli?, ?Solino?). Quienes acudan a ver este estreno probablemente se interesarán en ?recuperar? sus obras anteriores, siendo factible que algún distribuidor, ciclo o festival satisfaga dicho anhelo en un futuro no lejano. Por el momento ya tenemos la posibilidad de tomar un primer contacto con él y con una de las principales etnias establecidas en Alemania, ya que en ?Contra la pared? sus protagonistas centrales: Cahit y Sibel son de ascendencia turca. Ambos poseen otro rasgo común al conocerse en un hospital de Hamburgo, ciudad natal de Akin, luego de su intento de suicidio. Sibel es una joven, cuya vinculación con Cahit responde más a un deseo de liberación de su opresiva familia que a un verdadero interés en tener una relación con un hombre que la duplica en edad. La acción se trasladará más adelante a Estambul que, en palabras del director, es una ciudad única que supera a cualquier otra capital, Roma incluida. ?Contra la pared? es una película sobre gente desesperada, que logra conmover y que nos revela al fin a uno de los mas grandes realizadores cinematográficos de la actualidad.

Inconscientes
del español Joaquín Oristrell, nos da la oportunidad de conocer a otro director que ya lleva varios largometrajes en su haber, todos inéditos en nuestro país. Vista recientemente en el Festival de Mar del Plata, que se ?olvidó? de premiarla, la película rescata la Barcelona de poco antes de la Primera Guerra Mundial (año 1913). Alma (Leonor Watling, vista en ?Hable con ella?) está casada con León (Alex Brendemühl, el actor de ?Las horas del día?) que la abandona de improviso. Pide ayuda a su cuñado Salvador, que al igual que su marido es psiquiatra. Lo que Alma ignora es que Salvador, interpretado por el cada vez más popular Luis Tosar (?Los lunes al sol?, ?Te doy mis ojos?, ?El lápiz del carpintero?) está profundamente enamorada de ella. La referencia a ciertos temas en boga a principios del siglo pasado tales como el psicoanálisis, permite una de las escenas más desopilantes con la aparición del mismísimo Sigmund Freud en Barcelona. Y qué decir de la visita del Dr. Alzheimer y el discurso que intenta pronunciar con poca ayuda de su frágil memoria!. Entre los personajes secundarios, pero no por ello menos importantes destacamos las actuaciones de Mercedes Sampietro, a quien Adolfo Aristarain dirigió en ?Lugares comunes? y Juanjo Puigcorbé.

Tiempo de volver
Un tercer estreno, esta vez de origen norteamericano, merece nuestra recomendación. Se trata de ?Tiempo de volver? (?Garden State?) del actor y aquí además director debutante Zach Braff. Más conocido por la serie ?Scrubs?, Braff interpreta aquí a Andrew, un joven que regresa a su hogar natal en New Jersey (el ?garden state? del título) con motivo de la muerte de su madre. Su reencuentro con su padre, el excelente Ian Holm, y con un amigo de la infancia, el actor Peter Sarsgaard visto recientemente en ?Kinsey?, generará momentos muy emotivos. Pero será sobre todo su conocimiento con una joven de su pueblo, papel a cargo de Natalie Portman, el que marcará su vida. Estamos frente a una típica película independiente, con una poderosa banda sonora (?Coldplay?, ?The Shins? y ?Simon and Garfunkel?) y rica en observaciones sobre la vida de jóvenes sin rumbo claro. Se destaca Natalie Portman que ya se había hecho notar en ?Closer? y en su debut (?El perfecto asesino? de Luc Besson) y a la que se le perdonan sus apariciones en varios de los episodios de ?La Guerra de las galaxias?.

Cruzada
Finalmente, hubo un cuarto estreno que concitaba grandes expectativas al tratarse de una película del británico Ridley Scott, de quien vale la pena recordar varios títulos de su filmografía: ?Alien?; ?Blade Runner?, ?Thelma y Louise?, ?Gladiador? y ?La caída del halcón negro?. Su largometraje número 15: ?Cruzada? (?Kingdom of heaven?) es una costosa producción de alrededor de 130 millones de dólares y excesiva longitud de casi dos horas y media de duración. El personaje central, Balian (Orlando Bloom), es un humilde herrero de Francia que un día conoce a su padre, el noble guerrero Godofredo (Liam Neeson), a quien sucederá. Los restantes personajes, muy numerosos, son encasillados de manera casi maniquea en dos categorías. Por un lado están los ?buenos? como Tiberias (Jeremy Irons), el rey Balduino, leproso y moribundo que se esconde detrás de una máscara (cómo se habrá sentido Edward Norton al interpretar este desgraciado papel!) y su hermana, la bella Sibylla (Eva Green, que lucía mucho más en ?Los soñadores? de Bertolucci). Por el lado de los ?malos?, el marido de ésta, Guy de Lusignan (Marton Csokas) y Reynald de Chatillon (Brendan Gleeson, casi una caricartura). Y entre ambos extremos, el jefe musulmán, Saladino (buena caracterización del desconocido Ghassan Massoud). Lo mejor de ?Cruzada? son las escenas bélicas que, afortunadamente, ocupan parte importante del metraje. Para quienes busquen un gran espectáculo, seguramente la película no los va a defraudar y es probable que ello se traduzca en la taquilla. Sin embargo, para quienes están acostumbrados al cine más profundo y generalmente innovador de Ridley Scott (basta repasar los títulos antes nombrados), seguramente sentirán cierta decepción al ver este film.

Publicado en Leedor el 6-5-2005