The forest for the trees

0
3

BAFICI. Día 4. Demasiado patetismo y obsesión en un film que no toma vuelo dramático.¿Por qué?

Por Julián Rimondino

¿Por qué Melanie sufre tanto? ¿Por qué le pasan cosas tan, pero tan malas? Muchas preguntas plantea The Forest for the Trees. Especialmente sobre su título: ¿qué tiene que ver con la historia? Melanie, una joven maestra, se muda a un nuevo pueblo y comienza a dar clases en una escuela, pero pronto se ve totalmente sobrepasada por sus alumnos, que ni la oyen ni la respetan, y la soledad se le va haciendo dolorosa y angustiante.

Como si fuera un Lars von Trier pero sin el estilo Dogma ni lo descarnado de films como Contra viento y marea, el director debutante Maren Ade relata la historia de una mujer patética, sufrida, constantemente maltratada y obsesiva, que no puede aceptar la relación posiblemente honesta que le ofrece un compañero de trabajo, pero se obsesiona hasta la enfermedad con su nueva vecina, queriendo hacerse su amiga a toda costa. Una mezcla de masoquismo con mala suerte e incapacidad. La pequeñeza de Melanie es apabullante, y su incapacidad para enfrentarse a la vida sanamente, triste.

Y si el plano del relato se desarrolla fluidamente, es en otros aspectos donde esta película alemana falla. Más que nada, porque el tono hiperrealista, la cámara en mano y las actuaciones (marcadamente cercanas al costumbrismo) evitan que The Forest… tome el vuelo dramático que necesitaría para compenetrar cabalmente al espectador. Cuando se es crudo y brutal para mostrar el maltrato del mundo a un personaje central, la identificación está asegurada: seguir otro camino es valiente y bienvenido, pero sólo si tiene buenos resultados.

Únicamente cuando la película deja atrás su intención de realismo y se permite un final más metafórico y lírico, el film toma vuelo. La mutación sólo dura una escena, que tendrá que valer por toda la película. Es en ese momento, cuando la protagonista Eva Löbau se permite actuar de otro modo, cuando el director se entrega a un estilo más libre y más emotivo, cuando el relato realmente conmociona y hace a entender al espectador como nunca antes qué es lo que le pasa a su personaje principal.

Qué pena que toda la película no fue así.

Próximas proyección de The Forest for the Trees en BAFICI
Domingo 17 a las 13 hs en el América

Publicado en Leedor el 16-4-2005