Estrenos del 14-4-2005

0
5

Todo indica la veracidad de nuestra presunción sobre las razones que llevaron a que el número de estrenos (seis) de la semana pasada fuese un record en este año. La causa ha sido, sin duda, la realización del ya inaugurado 7º Festival Internacional del Cine Independiente de Buenos Aires (BAFICI). Para reafirmar esto, basta ver que este jueves ha sido uno de tres del presente año con menor número de novedades (apenas tres).
ESTRENOS DEL JUEVES 14 DE ABRIL

Por Fredy Friedlander

Dado que se trata de películas que pronto pasarán al olvido, y visto que el BAFICI presenta una enorme variedad y cantidad de films que serán en parte cubiertos con notas de quienes habitualmente colaboramos en Leedor, esta nota semanal será lógicamente menos extensa que lo habitual.

Masacre en la cárcel 13
En 1976 un aún desconocido John Carpenter dirigía su segunda película, que se llamó ?Asalto a la prisión 13? (?Assault on precinct 13). Sobre un guión propio, la película fue vista como una adaptación del clásico western ?Rio Bravo? de Howard Hawks, con fuerte influencia de otro clásico, esta vez del género de terror: ?Night of the living dead? de George A. Romero. Ahora, el francés Jean-François Richet se atreve a dirigir una remake rebautizada localmente como ?Masacre en la cárcel 13?. Con todos esos antecedentes sólo podía temerse lo peor en cuanto a nivel de calidad e interés de este estreno. Y sin embargo, la sorpresa es grande más aún considerando las pobres críticas que recibió en Estados Unidos. Decididamente se trata de un producto estrictamente comercial, en las antípodas del cine independiente, que no obstante tiene una historia original que lo hace recomendable. En efecto, la obligada convivencia de policías y delincuentes en una misma cárcel de Detroit, que se ven forzados a defenderse de un enemigo común y que no develaremos por respeto al posible espectador, genera situaciones de interés. Ethan Hawke compone a un policía que arrastra un penoso pasado que se ilustra al inicio del film. Lawrence Fishburne es un asesino implacable y su caracterización es sumamente verosímil. María Bello posee la cualidad que indica su nombre y del resto se destacan Gabriel Byrne, Brian Dennehy y John Leguizamo. Sin ser una obra del nivel de los clásicos antes mencionados, posee suficientes atributos que lo convierten en el mejor estreno de esta semana pobre en novedades.

La gran seducción
Menos rescatable parece ser una producción atípica tanto por su origen (Canadá) como por su temática y género. ?La gran seducción? (?la grande séduction?), de Jean-François Pouliot, no es en realidad totalmente original como lo prueban varias críticas internacionales que la relacionan con otros títulos con temáticas afines. Entre la películas, con más recurrencia mencionadas, se encuentran ?El divino Ned?, ?Todo o nada/The Full Monty?, ?El hombre que subió una colina, pero bajó una montaña? o ?Un tipo genial/Local Hero?. En verdad, parecería como si ?La gran seducción? hubiese tomado prestado algo de cada una de las producciones antes mencionadas, aunque lo más probable es que mayormente se trate de una simple casualidad. Al espectador le interesará, sobre todo, saber si la pasará bien y en ese sentido la respuesta es levemente favorable. Lo que puede lamentarse aquí es la falta de carisma de los actores que componen los personajes principales, a diferencia de lo que ocurría en las obras antes referenciadas, con actores en su mayoría originarios de Gran Bretaña. Hay si un mensaje válido, cual es la falta de trabajo en pequeños pueblos, cuyos habitantes están desesperados por conseguir que alguna fábrica se instale. “La gran seducción? alude al esfuerzo que todo un pueblo realiza para atraer un médico a esas remotas comarcas, condición necesaria para que un inversor potencial se fije en ellos. Hay alguna que otra situación divertida, aunque en el balance, el conjunto peca de cierto voluntarismo que lo transforma en un producto leve y con aciertos parciales.

?Tómalo con calma? (?Be cool?),
de F. Gary Gray (?La estafa maestra?) está un poco en las antípodas de la anterior, con actores de renombre (Uma Thurman, John Travolta, Harvey Keitel, Danny De Vito) y una producción costosa, típica del Hollywood actual. Excelente banda sonora, costosos decorados y un ritmo frenético no consiguen disimular la falta de ideas y una sensación de ?déja vu?. Claro que, en este caso, ello tiene su razón de ser, ya que ?Tómalo con calma? retoma el personaje de Chili Palmer, que Travolta ya había interpretado en ?El nombre del juego? (?Get Shorty?) de Barry Sonnenfeld. Creado por el talentoso Elmore Leonard, quien en la primera versión lo había ambientado en el mundo del cine en Hollywood, ahora lo transpone al mundo discográfico y de los shows musicales. Quienes añoren verlo bailar a John Tablota y recordar por un momento ?Fiebre de sábado por la noche? no saldrán defraudados. Tampoco los amantes del rock, ya que Steven Tyler tiene un rol no despreciable acompañado incluso del resto de los integrantes de su grupo Aerosmith. Sin embargo, es probable que todo esto no alcance para justificar la visión de este pasatiempo menor.

Publicado en Leedor el 15-4-2005