Versalles Cartonera

0
8

En el marco de la muestra Intervenciones al amor del grupo Intervenciones, el miércoles 30 de marzo se presentó en el Palais de Glace (Av. del Libertador 1248) la instalación efímera Versalles cartoneraARTE CARTONERO EN EL PALAIS DE GLACE

Por Alejandro Margulis
www.ayeshalibros.com.ar

Del autor/pintor:

Se trata de una puesta relativamente tradicional resuelta con obras sobre papel, cartón y vidrio colgadas sencillamente con tanza o alambre, como se estila. Engrampada eventualmente sobre la pared, adosada con cinta bifaz sin marco alguno o clavada in situ, la obra sumará retazos de mi producción plástica y cubrirá más de 100 metros cuadrados de la superficie blanca, bien pintada y prístina del Museo oficial.

En lo conceptual, sigo investigando lo que me gusta llamar “arte cartonero”, y que en rigor proviene del interés que siempre me despertó la corriente conocida del “arte povera” italiano. El nombre de la muestra por cierto alude, en clave paródica, al Palacio de Versalles, que en este caso se mostrará metonímicamente figurado, o aludido, ya que todo lo colgado o exhibido podrá verse como una serie de fragmentos o trozos de las abarrotadas paredes semi construidas que utilizan los cirujas para hacer sus viviendas en la calle.

El montaje final adquirirá tal vez, en cuanto a su acabado, una suerte de aspecto pompeyano y no tan versallesco (me refiero a la presencia de restos de los frescos que se entreven en Pompeya). O en todo caso, se verá como si fueran “los restos” de los restos de una “Versalles…” degradada. Habrá alusiones a simetrías y volados regios, en referencia a su fuente de inspiración francesa, priápica y funesta.

En la entrada a nuestra “Versalles” habrá también cortinados rococó que insinuarán engañosamente una elegancia que no existe, como si fuera la entrada a una sala de teatro venida a menos. A lo largo de las paredes entonces: trozos de vidrio, pedazos de cartón, plásticos viejos, telas rotas, fragmentos de afiches de la calle con rostros de la familia presidencial, actrices y seres anónimos, en fin, todo el reciclaje habitual de estos tiempos que vivimos. Al fondo, en un lugar recluído pero destacado (como todo fondo de pasillo o rincón) una bandera argentina hecha sobre un mantel de cocina corriente

Realizaré esta instalación efímera entre la mañana del domingo 27 y la noche del miércoles 30 de marzo de 2005. La desintalaré entre la mañana del jueves 31 de marzo y la nochecita del viernes 1de abril de 2005.

Una fundamentación:

“El mito del arte: El ¿para quién? responde al ¿para qué?. El espíritu del sistema dice: el gobierno del arte pertenece, dentro de cada época, a un grupo mediador central. Entendido por tal el grupo social que, en cierto momento de Occidente, infunde su espíritu y su estilo, porque administra lo sagrado del momento. La Iglesia ha administrado a Dios y la salvación, las cortes principescas, el poder y la gloria, las burguesías, la Nación y el progreso, las empresas multinacionales, el beneficio económico y el crecimiento. El detentor de los valores de unificación, es decir, de lo sagrado social, es también el que se queda con lo mejor y los excedentes económicos. El principal coleccionista de plusvalía colecciona las imágenes más valiosas. Como es el que las encarga, las adquiere y las promueve, es también, naturalmente, el árbitro de las elegancias y el índice de los valores. El que paga la orquesta elige la música.”

Publicado en Leedor el 24-3-2005