Springtime

0
6

Relato tradicional de músico presumido que, ya sin opciones, debe mudarse a un pueblo perdido (una sentencia de muerte) y ser el profesor de una orquesta de adolescentes, Springtime es una película que ya hemos visto muchas veces.Primavera redentora

Por Julián Rimondino (desde Mar del Plata)

La selección oficial de este vigésimo festival no es, en líneas generales y por lo que se ha visto hasta ahora, nada mala. Tampoco demasiado buena. P.S. nos marcó el tono (y para esto refiero a la nota sobre esta película escrita por Nicolás Kusmín): como ésta, Springtime está bien, pero de ninguna manera es una revelación cinematográfica.

Relato tradicional de músico presumido que, ya sin opciones, debe mudarse a un pueblo perdido (una sentencia de muerte) y ser el profesor de una orquesta de adolescentes, Springtime es una película que ya hemos visto muchas veces.

Es verdad que todos los elementos de la narración funcionan bien: uno se conmueve cuando es necesario, se ríe cuando hay un chiste, se entretiene, se divierte, se compenetra. Pero también es verdad que no faltan aquí ninguno de los recursos más usados en las películas del tema: el chico cuyo padre no le deja hacer música, el alumno por el que el profesor empieza a cambiar, la mujer que le hace replantearse su vida. Historia de redención y búsqueda de la felicidad en el lugar menos pensando (coincidentemente, como P.S.), este film coreano dirigido por Jang-ha Ryu funciona, sí, pero no deja lado ningún cliché o lugar común.
Se agradece, eso sí, un cierto naturalismo en la puesta en escena, la falta de frases hechas y artificiosas, el buen manejo del humor y la gran actuación del protagonista, Min-sik Choi, que resulta igual de convincente como un hombre violento que tira piedras a las cámaras que toman fotos de los infractores en la calla, que cuando llora al descubrir que es más sencillo ser una persona gentil que un ?tipo malo?, como él mismo se define.

La música de jazz, a veces efectiva y a veces demasiado melosa, da al menos una nota de color: no es muy común ver una orquesta de coreanos tocando música clásica.

(Hasta ahora, la selección oficial ni ha maravillado ni ha resultado espantosa. Con resultados mixtos, sólo Inconscientes surge como la favorita del público, pero es improbable que gane demasiados premios: es una comedia bastante alocada. Springtime, aunque no es increíble, tiene sus logros y parece tener más chances.)

Publicado en Leedor el 14-3-2005