Whisky

2
9

El estreno más importante de esta semana viene del Uruguay y coincide con otros dos eventos que tienen a dicho país como protagonista: el Oscar a Jorge Drexler por la mejor canción original en ?Diarios de Motocicleta? y la asunción de Tabaré Vázquez, del Frente Amplio, como nuevo Presidente.
Estrenos del 3-3-2005

Fredy Friedlander

?Whisky? es la segunda realización de Juan Pablo Revella y Pablo Stoll. Pese a ser una coproducción con Argentina y países de Europa, en verdad es un genuino producto uruguayo al estar ambientado y protagonizado exclusivamente en ese territorio. La primera película de los jóvenes directores (?25 Watts?) fue en general bien saludada por la crítica local pero personalmente no fue de mi agrado. En verdad fue tal mi desazón que no pensé que Revella Y Stoll merecieran crédito para una segunda película. Debo entonces admitir mi error de cálculo y afirmar que ?Whisky? es una cita insoslayable para todo buen cinéfilo. Los méritos han sido ampliamente reconocidos en cuanto Festival se ha presentado y tengo fresco el caso de La Habana donde logró imponerse frente, entre otras, a la chilena ?Machuca?, así como vencer en España (premios Goya). La historia es mínima con dos hermanos, sendos dueños de fábricas de medias. Uno es Herman (Jorge Bolani), un industrial exitoso que vive en Rio de Janeiro. El otro es Jacobo (Andrés Pazos), quien lleva una vida triste y rutinaria en Montevideo y en cuya vieja fábrica trabaja Marta (Mirilla Pascual). La visita de Herman decide a su hermano, solicitarle a su empleada que asuma por unos días el rol de esposa. El trío viajará también a Piriápolis y lo notable es como, con tan delgado hilo argumental, se logran momentos tan auténticos y bien resueltos.

El otro estreno destacable es ?Los coristas?, desafortunada traducción del francés de ?Les choristes? que debería haberse llamado ?los coreutas? o quizás aun más feliz hubiese sido llamarla ?Los chicos del coro?. Fue una de las cinco concursantes al Oscar a la mejor película de habla extranjera, pero no pudo con ?Mar adentro?, que era, sin duda, la candidata más firme. Fue producida, entre otros por Jacques Perrin (?Cinema Paradiso?) quien se reserva un pequeño, aunque importante, papel y fue el mayor éxito de boletería en Francia (alrededor de 8 millones de espectadores) entre los estrenos del 2004. Se trata de una remake de un film de 1944 (?La cage aux rossignols? de Jean Dreville) y su director Christophe Barratier es un debutante. El personaje central es un celador, Mathieu (una muy buena composición de Gérard Jugnot) que debe enfrentarse con el director del colegio (François Berleand) y con alumnos rebeldes, varios de los cuales se resisten a integrar el coro que Mathieu quiere organizar. Algunas críticas negativas de ?Los coristas? señalan que su argumento resulta previsible e incluso hasta insinúan algún golpe bajo. Los comentarios son atendibles, pero en verdad es tal la emoción que la película irradia que resulta discutible aceptar como válido los argumentos en su contra. Presentada recientemente en el Cine Club Núcleo, la mayoría de sus socios resaltaron sus cualidades y si bien la opinión no fue unánime, vale la pena arriesgarse a ver una obra que seguramente impactará mayoritariamente en forma favorable.

Para los amantes del género del terror es posible recomendar ?El grito? (?The grudge?) del director japonés Takashi Shimizu. En realidad ésta es la primera coproducción, con Estados Unidos, de una serie de películas conocidas en Japón como ?Ju-On?. Todas fueron dirigidas por Shimizu y giran alrededor de un mismo mito: cuando alguien es asesinado en forma violenta, su espíritu procura venganza en el lugar del crimen. Coproducida por Sam Raimi, el director de ?Darkman?, Noche alucinante? y ?El hombre araña? (ambas partes), cuenta con la actuación de Sarah Michelle Gellar y Bill Pullman y varios actores japoneses tales como Yuya Ozaki, quien repite su rol de la versión japonesa. Está ambientada en Tokio y hablada parcialmente en japonés lo que le confiere mayor autenticidad.

La semana se completa con dos estrenos locales. El mejor es un documental: ?Cuando los santos vienen marchando? de David Habegger sobre la constitución de una orquesta infantil, con niños originarios de barrios humildes (Villa Lugano), gracias a la vocación y el esfuerzo de un grupo de docentes con el apoyo de la Secretaría de Educación del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. El otro es ?PyME? (Sitiados), de Alejandro Malowicki, con muy pobres actuaciones y argumento que parecen indicar que en lo que va del año el cine nacional no logra hasta ahora levantar, salvo raras excepciones, su puntería.

Publicado en Leedor el 3-3-2005