Puerto Madero

0
20

Algo más de un siglo abarca la historia de Puerto Madero, uno de los nuevos barrios de Buenos Aires. En la orilla oeste los dockes aportan el toque arquitectónico de fines de siglo XIX en el estilo industrial inglés de ladrillos visto le dan el rojo para confrontar con las aguas terrosas, a veces grises del Río de la Plata.
Un paseo imperdible en este verano porteño.Una ciudad que mira al río con los ojos de Puerto Madero

- Publicidad -

Por Héctor Mario Portela

Juan Díaz de Solís descubre el Río de la Plata en el año 1516 e inicia la historia de la Ciudad de Buenos Aires que el adelantado Don Pedro de Mendoza funda 20 años después. Un barco de la escuadra se interna en el Río Pequeño (Riachuelo) y se afirma que fija el primer asentamiento en las inmediaciones del Puente Barracas. La fundación formal se efectúa en lo alto de las barrancas del Parque Lezama, con puerto de cargas en el Riachuelo. Por inseguridad la población es trasladada en el año 1541 a la ciudad de Asunción del Paraguay. La segunda fundación y definitiva la realiza Don Juan de Garay en el año 1580 en lo que hoy es Plaza de Mayo.

El siglo XVII es de quietud para la aldea que era Buenos Aires. Colonos llegados del exterior fueron poblando las inmediaciones y pasado el medio siglo arriban los jesuitas que se dedican a la enseñanza. En el siglo XVIII se activa el movimiento portuario de cargas y pasajeros que se incrementa con la creación del Virreynato del Río de la Plata.

Al comenzar el siglo XIX la ciudad es testigo de hechos trascendentes que suceden en su costa. En los años 1806 y 1807 tropas inglesas desembarcan en el sur de Buenos Aires y la invaden.
En la década del ´20 se produce el Combate de los Pozos frente a la Dársena Norte con barcos del Imperio de Brasil. Promediando el siglo en el sector de Plaza deMayo el Ingeniero Taylor construye la nueva aduana y muelle de pasajeros que se interna 500 metros en el río.

Estos antecedentes sirven al Ingeniero Eduardo Madero para proyectar el puerto y fijar su ubicación, con dos dársenas al norte y sur conectadas a cuatro diques con galpones o docks de estilo inglés para almacenamiento de mercaderías. Puerto Madero se inaugura en el año 1889.

Puerto Nuevo que se construye al norte y a continuación de Puerto Madero es obra del Ingeniero Luis Augusto Huergo que comienza su construcción en la primera década del siglo XX y habilita a pleno en el año 1925 sus seis dársenas en forma de peine. Al quedar Puerto Madero en desuso es declarada zona de recreación convirtiéndose a finales del siglo en nuevo barrio de la ciudad.

Los buques-museos Fragata Sarmiento y Corbeta Uruguay construídos en Inglaterra en el siglo XIX, amarrados en los diques 4 y 3, conectan imaginariamente Puerto Madero con el río y el mar, mientras los silos de granos y molinos harineros lo hacen con la fertilidad de la pampa. Lamentable es la pérdida por demolición de parte de un complejo de silos, depósitos y elevadores de granos del año 1902 que pertenecieron a la firma Bunge y Born, elogiado por su primigenio modernismo del siglo XX por los arquitectos Le Corbusier y Gropius y según los maestros es como si se hubiese destruído la Torre Eiffel.

Puerto Madero está asentado sobre tierras ganadas al río con límite en el paseo-balneario Costanera Sur, obra del francés Jean Claude Forestier de los años 20 del siglo pasado. Más allá,y hacia finales del siglo se consolida la Reserva Ecológica con origen en materiales de construcción depositados en el lecho del río.
La Costanera Sur consta de amplia rambla, boulevard de álamos, farolas antiguas, plazas con árboles autóctonos como tipas, palos borrachos, ceibos, jacarandaes y otros; pérgola semicircular con la estatua a Luis Viale, héroe del naufragio del vapor América que además se halla documentado en un óleo del plástico Eduardo de Martino y en las inmediaciones,los monumentos al Guardacostas y La Ola del escultor Bardas.

La estrella artística de Costanera Sur es la clasicista y bella escultura de Lola Mora Fuente de las Nereidas, realizada en Italia a principios del siglo XX en mármol de Carrara representando el mítico nacimiento de Venus. La diosa se yergue sobre una valva marina sostenida por nereidas y tritones. Cerca, la acompañan el monumento a España de Arturo Drescó y el que homenajea al cruce del Océano Atlántico por el avión Plus Ultra del escultor José Lorda.

Algo más de un siglo abarca la historia del nuevo barrio Puerto Madero. Como puerto tuvo poca vida útil, aproximadamente 30 años, pero quedó la magnífica obra de arte con sus cuatro espejos de agua comunicados con el Río de la Plata por dos dársenas en los extremos. En la orilla oeste los dockes aportan el toque arquitectónico de fines de siglo XIX en el estilo industrial inglés de ladrillos visto le dan el rojo para confrontar con las aguas terrosas, a veces grises que parecen colores.

El barrio busca al río; a las primitivas construcciones de los docks, le suceden los silos de principios del siglo XX, los espacios verdes de la Costanera Sur, la línea de construcciones del arquitecto húngaro Andrés Kalnay en estilo art- decó de los años `30 y culmina en la entrada de la Dársena Norte con el edificio del arquitecto Eduardo Le Monier del año 1916 perteneciente al Yacht Club Argentino en estilo modernista con torre-faro y terraza-mirador sobre el río.

El edificio más destacado de la costanera es el Kalnay del año 1927 y perteneció a la Cervecería Munich. Algo ecléctico predomina el estilo art-decó, lo decoran motivos cerveceros como pequeñas esculturas y murales de aldeanos alemanes celebrando con cerveza. Los cómodos salones tienen puertas, ventanales y banderolas en coloridos vitraux del plástico Enrique Swindsaki con los mismos temas. Completan la emblemática obra amplias terrazas o patios cerveceros, galerías, miradores, pérgolas con símbolos inspirados en la cerveza, faroles en hierro forjado y una fachada escenográfica convexa, con escalinata y maceteros.

En las construcciones al este y próximas a los diques, Puerto Madero prescinde del color en beneficio de las formas, es cubista y geométrico, salvo el edificio reciclado ?El Porteño? y los espacios verdes. Predomina el vidrio y aluminio sobre el cemento, recurre a una variedad de grises, ocres y rosados, por sectores es acromático. Son obras modernistas racionalistas que siguen el estilo arquitectónico de los viejos docks. La amplia rambla que bordea los diques invitan al paseo. La decoran jóvenes jacarandaes que con otros árboles autóctonos como palos borrachos, lapachos y tipas se encuentran en veredas, plazas, parques y plazoletas.

Tres son los complejos graníferos de principios del siglo XX que se conservan en la parte este, dos se encuentran en el dique 3, ambos en proceso de restauración, uno de los cuales consta de varios silos y el otro es un grupo de edificios que pertenecieron a Molinos río de la Plata de la firma Bunge y Born, ya comentado en esta nota y del cual está proyectado demoler un elevador de granos de aproximadamente 60 metros de altura que se agregaría a la devastación de fines del siglo XX.

El Porteño, ubicado en el dique 2, completa la trilogía de molinos-silos y elevadores de granos de Puerto Madero. Se encuentra en la etapa final de remodelación, la que respeta el criterio original de la obra. Con más de un siglo de antigüedad inicia el modernismo que predomina en el siglo XX y fueron elogiadas por artistas e historiadores. Ponerla en su justo valor es mérito del estudio de proyectos y diseños de Alan Faena y Phillippe Starck. El Porteño irradia solidez, mantiene la fachada con la estructura de los silos y el molino, es simétrica con reminiscencias románicas. El color carmesí del edificio le da aspecto señorial. Conforma el vértice de un triángulo invertido con los antiguos docks. Se está constituyendo en el edificio referencial de Nuevo Puerto Madero.

Dos vigías se elevan en los extremos norte y sur de los diques cuatro y uno con las grúas de hierro descolorido en los malecones, como guardias guerreras. En el Noroeste del dique cuatro la sede de Telecom de los arquitectos Roth y Petersen y en el dique uno el Edificio Malecón del estudio Aisenson y Asociados, primeras de las construcciones de los pasados `90. puerto Madero crece hacia oriente, con su marco gris de las aguas de los diques y el rojo de los docks a occidente. Mirar al sur desde lo alto del Edificio Telecom es un espectáculo acogedor, de paisaje sereno, solo alterado por los enormes bloques de edificios en torre, en total desequilibrio con el entorno, que cortan la perspectiva de la vista al río.

En el ángulo noreste del dique cuatro, sobre la calle Cecilia Grierson, están los edificios del Centro Gastronómico Opera Bay de los arquitectos Duahalde y Parin, en estilo futurista tiene techos superpuestos de paneles triangulares y el del Museo Fundación Fortabat del arquitecto Rafael Viñoly, moderno, de techo volado de cañón corrido donde se cuela el románico. Hacia el sur por el borde este de los diques, las construcciones son de paredes de vidrio y metales varios de color plateado en contraste con el rojo de los clásicos docks de la margen opuesta.

En estas obras intervinieron arquitectos argentinos reconocidos internacionalmente como César Pelli y Mario R. Alvarez con el aporte artístico del español Santiago Calatrava autor del Puente de la Mujer que une las dos márgenes del dique 3. Esta obra de arte es la representación de la figura estilizada de un bailarín en plena danza, mientras que en el dique 4 los barcos amarrados en la marina trasmiten serenidad.

Los edificios próximos a los diques 3 y 4 tienen similitudes en su arquitectura. En el dique 3 el Complejo del Hotel Hilton es del mismo estilo, de gran fachada escenográfica y amplio lobby ubicado en el boulevard Machaca Güemes y calle peatonal Olga Cosettini. Este sector se está constituyendo en centro comercial y de entretenimiento. En las inmediaciones comienza el proyectado Parque Mujeres Argentinas, que ocupa una franja hacia el norte por la Avenida Costanera. El límite sur es el Boulevard Azucena Villaflor donde se exhibe una serie de esculturas simbolistas de los artistas argentinos Enio Iommi, Alfredo Bigatti y Raúl Fernández Olivi.

La urbanización del dique 2 es la de los contrastes. Prevalecen los edificios para viviendas y oficinas en estilo clásico-modernista de ladrillos visto en tonalidades cálidas siendo la guía y modelo el reciclado Molino El Porteño en rojo sanguínea. Es el sector donde al color se agregan los sonidos. El Parque Micaela Bastidas, en el tramo costero, es de diseño geométrico, aporta los verdes, rojos y ocres con sus plantaciones de árboles y flores y los sonidos, la proliferación de distintas especies de pájaros.

Asimétricas son las altas torres El Faro del arquitecto Bernardo Dujovne, edificadas en el ángulo norte del parque sin afinidad con el resto de las construcciones.

El Boulevard Vera Peñaloza es el límite sur del dique, con la escultura Fuente de las Nereidas en el vértice sureste y la Iglesia Nuestra Señora de la Esperanza en el cruce con la calle J. Lanteri, proyecto de los arquitectos Casano, Zuvillaga y Poli, es de estructura circular de color ladrillo con importante cruz separada del templo.

Puerto Madero es un barrio discontinuo, disociado del centro de Buenos Aires por un espacio vaciado, ocupado por vías ferroviarias, playas de estacionamiento y algunos edificios. Sólo seis contactos de difícil acceso con los vecinos San Nicolás, Monserrat y San Telmo. El límite norte es un laberinto de calles y el sur un entramado de autopistas elevadas. Puerto Madero se asoma al centro de la ciudad con vistas de edificios-torre en vidrio y cúpulas de pizarra negra, sobre la Avenida Alem y Paseo Colón. En los sectores abiertos se integran al barrio como la imponente fachada de la Aduana, de estilo renacentista alemán de dos torres, columnas jónicas y escudo nacional, haciendo tándem con el modernista clasicista Ministerio de Guerra de los pasados años `40. Puerto Madero, como barrio, permanece frío y distante, aún sin raíces.

Referencias Imágenes

Foto 1: Costanera Sur Edificio Confitería Munich
Foto 2: Puente de La Mujer, Arq. Calatrava
Foto 3: Edificio El Porteño 1903 Reciclado para Hotel
Foto 4: Fragata Sarmiento. Ministerio de Guerra.
Foto 5: Fuente de las Nereidas de Lola Mora. Costanera Sur

Publicado en Leedor el 27-1-2005