El crimen ferpecto

0
16

Como en ?Muertos de risa? o ?La comunidad?, la mirada de Alex de la Iglesia sobre el comportamiento humano dista de ser optimista. Sus criaturas son primarias, ordinarias y voraces.El crimen ferpecto

Por Alejandro Zuy

Rafael es un joven seductor y ambicioso. Amante de las bellas mujeres y la ropa de diseño, aspira a vivir en un mundo elegante. Trabaja en un gran centro comercial y ha convertido la sección Damas en su feudo particular. Nació para vender. Lo lleva en la sangre. Rafael aspira a convertirse en el nuevo Jefe de Planta. Su principal rival para ocupar el puesto es Don Antonio, el veterano encargado de la sección Caballeros. Por fatalidades del destino, Don Antonio muere accidentalmente tras una discusión acalorada. El único testigo del crimen es Lourdes, una empleada fea y obsesiva que pasa de cómplice ingenua a chantajista cruel para que Rafael se convierta en su amante, su marido y esclavo.
Poco a poco el mundo de Rafael se desmorona par convertirse en un infierno de vulgaridad. Preso de la locura, idea un plan infalible para librarse de Lourdes. No puede permitirse ninguna fisura.Todo tiene que ser FERPECTO.

Hacia los años 90´un libro inspirado en los pensamientos del general prusiano Karl Von Clausewitz (1780-1831) se haría muy popular entre los ejecutivos especializados en marketing y negocios, sus autores fueron Jack Trout y Al Ries, el título de la publicación: ?Marketing de guerra?.

La primera escena de la nueva película del director vasco transcurre en un campo de entrenamiento donde novatos reclutas aspirantes a vendedores se someten a un simulacro de combate, más conocido como ?rol playing?.

Al finalizar la representación asoma el recuerdo de un guerrero legendario, su reino: un centro comercial ubicado en la ciudad de Madrid.
El nombre del héroe es Rafael. Para este personaje, fiel discípulo de los gurúes empresariales, el ámbito de las ventas ?y por extensión de la vida entera- es análogo al terreno militar. La competencia y la consecuente disputa de territorios con Don Antonio, así como los ejercicios de seducción para con las empleadas, requieren un elaborado despliegue táctico y estratégico. Su objetivo final es ganar la batalla y en lo posible destruir al adversario.
Los problemas para Rafael comienzan cuando este deseo se convierte por accidente en realidad.

El acontecimiento fortuito da lugar a la irrupción de Lourdes en la vida de Rafael. La introducción de este elemento perteneciente a un mundo ajeno, hasta entonces negado, no sólo es contaminante sino que tendrá una implicancia progresiva en el derrumbe de Rafael que pasa de la épica a la tragicomedia.

La intención de Alex de la Iglesia es implicar al espectador, lograr una empatía con personajes miserables. Desde el inicio presenta a Rafael hablando a cámara para que justifique su ideología y nos introduzca en el microcosmos de los centros comerciales. La cercanía con el protagonista se refuerza con el seguimiento constante que realiza la cámara y la insistencia en los primeros planos que subrayan el egocentrismo de este sujeto.

Esta claro que más allá de las analogías referidas anteriormente utilizadas para construir la historia, asoman otras de igual o mayor dimensión. La mirada de Alex de la Iglesia acerca del comportamiento humano dista de ser optimista. Este rasgo de autor ya estaba claramente expuesto en ?Muertos de risa? y más recientemente en ?La comunidad?. En el presente film los seres humanos son caracterizados de una manera primaria, próxima a lo animal, actúan guiados por los instintos en su más cruel expresión. Rafael y Lourdes, son ordinarios depredadores y los clientes voraces y enceguecidos consumidores.

La evocación del pasado cinematográfico a partir de citas a Buñuel (“Ensayo de un crimen“) o a Hitchkock (“Dial M for murder)* deben entenderse dentro de la lógica que propone de la Iglesia. No se trata tanto de elaborar una relectura sino de incorporarlos dentro de un universo caótico y autodestructivo, despojándolos de una parte importante de su sentido original y ponerlos en conflicto con otros materiales como la televisión, el comic o la publicidad.
En definitiva, El crimen ferpecto es un intento de expiación de algunos de los males contemporáneos con todo el desencanto, la ironía mordaz, el humor sin contemplaciones que caracterizan a este niño mimado del cine iberoamericano.

* Dial M for murder es conocida como El crimen perfecto en España pero en Argentina y otros paises de habla hispana se tradujo como La llamada fatal

Publicado en Leedor el 6-1-2005