Krzysztof Zanussi

0
6

Durante la 16ª edición del Festival de Mar del Plata (año 2001) tuvimos la oportunidad de conversar con el gran director de cine polaco Krzysztof Zanussi, quien presentó su película: ?La vida como una enfermedad mortal sexualmente transmisible?. He aquí un resumen de algunas de las preguntas y respuestas sobre variadas cuestiones, que fueron contestadas con gran lucidez por el notable director.
ENTREVISTA CON KRZYSZTOF ZANUSSI

Por Fredy Friedlander

Su más reciente película comienza con unos actores hablando en francés. Cuando uno ya pensaba que ese sería el idioma utilizado a lo largo del mismo, nos percatamos que en realidad sólo se trata de una filmación y que el resto será en polaco. ¿Cual fue la razón que lo motivó a introducir ese comienzo que puede parecer algo desconectado del resto?.
El comienzo mencionado presenta a San Bernardo y a Abelardo, que eran antagonistas, en un episodio particular en que el primero se encuentra completamente en paz con la muerte. Es en definitiva una introducción para luego mostrar cómo el personaje central, un médico enfermo, busca paz para su vida amenazada y procura convencerse que la muerte ya no es un problema. De paso señalo que este primer episodio forma parte de un proyecto de película que finalmente no fue filmado.

Cuando tuvimos la oportunidad de ver la película nos pareció que el tema del dolor producido por la enfermedad era mostrado deliberadamente con toda su fuerza, pero la pregunta es si el mensaje final es optimista o pesimista.
Lo que quisimos mostrar es que no estamos en presencia de un melodrama más y lo considero más bien optimista ya que existe una manera de estar en buenas relaciones con la muerte a través de la fe. Yo me considero un creyente, pero en mínimo grado, por definición minimalista de creyente, pero mi fe racionalista me permite afirmar que yo nunca estuve seguro de que no exista Dios. Y recojo lo que dijo San Agustín, uno de los seres más optimistas, afirmando: que ?no hubieras buscado a Dios si no lo hubieras encontrado? o sea que cuando se busca a Dios es porque ya se lo ha encontrado.

¿La pareja joven al final puede considerarse como parte de ese mensaje optimista?
Sí, es una indicación de cómo la vida debe seguir hacia delante y de hecho estoy planeando mi próximo film con ellos. Es probable que se trate de una película muy económica, muy barata en cuanto a costos, siguiendo la vida de esa joven pareja.

¿Cual ha sido la carrera comercial de esta película?
Se estrenó en septiembre del año 2000 y la han visto unas 150.000 personas lo que para un film de esta naturaleza es un buen resultado, sobre todo por ser bajo el número de copias del mismo. Como dato señalo que la mayoría de las películas norteamericanas no alcanzan esta cifra. Por supuesto algunas llegan a superar el millón de espectadores y en el caso de la última película de Wajda (Pan Tadeusz) ya la han visto unos 6 millones de espectadores que para un país como Polonia con 40 millones de habitantes es un enorme éxito.

¿Cómo se explica este éxito notable de espectadores en una película que como Pan Tadeusz trata sobre un hecho histórico del pasado y que tuvo críticas diversas en el exterior?
El hecho de que pocas películas norteamericanas haya superado el millón y medio de espectadores en Polonia conduce a una explicación que debe encontrarse en un factor sociológico del mismo modo que sólo los Alemanes pueden juzgar a fondo a Goethe. Polonia es un país en transición donde nadie sabe a ciencia cierta hacia dónde vamos y donde todos los polacos quieren saber de donde venimos y eso lo entendió muy bien Wajda y les dio elementos para comprender la identidad nacional. Es interesante observar la diferencia con lo que acontece actualmente en Rusia donde la nueva generación no tiene ningún interés en tener algo en común con el pasado.

Sin embargo, Nikita Mijalkov también se inclina hacia el pasado…
Si pero la mirada es completamente diferente, hay una tremenda diferencia entre ambos. En su mirada, Mijalkov nos quiere mostrar que en la época zarista el mundo era maravilloso, todos hablaban en inglés (a diferencia de la época comunista) y ahí difiere de Wajda quien nos dice muy críticamente: ?miren qué terrible fuimos ?. La visión de Mijalkov es de consuelo, la de Wajda es crítica. Hoy mismo hay una gran diferencia entre Polonia y Rusia, ya que nosotros tenemos una real democracia, mala pero real, tenemos jueces independientes y no tenemos un capitalismo tan salvaje como el que existe actualmente en Rusia.

¿A propósito de Andrzej Wajda, cómo es la relación suya con él?
Somos muy buenos amigos y a pesar de cierta rivalidad alimentada por el poder gobernante en el pasado logramos establecer una suerte de cooperación. Con el régimen anterior era habitual que se me comentara que Wajda estaba diciendo terribles contra mí y viceversa. Lo que hacíamos en esos casos era llamarnos enseguida pese a que sabíamos que los teléfonos estaban ?pinchados? y nunca lograron enfrentarnos y el sistema nunca funcionó, demostrando falta de imaginación e inteligencia.

Qué nos puede comentar acerca del recordado Krzysztof Kieslowski?.
Yo lo conocí desde el principio ya que yo era quien dirigía la compañía de producción de sus películas. De hecho, una de sus primeras películas (El Aficionado) fue premiada en Moscú pero no se lo reconocía como un director internacional. Yo recuerdo que Gilles Jacob, a quien propuse tres films consecutivos de Kieslowski para el Festival de Cannes me solicitó que no le enviara más películas de un director local ?sin ningún interés para el mundo?. Y luego, de golpe, ?El Decálogo? fue un éxito increíble y desde entonces su gran éxito era su gran sufrimiento. El siempre guardó un amargo recuerdo de sus primeras experiencias fallidas con Cannes y odiaba las recepciones y relaciones idiotas que se establecen en los Festivales.

¿Kieslowski murió siendo aún muy joven, no es cierto?
Murió a los 54 años en una forma muy dramática, ya que había tenido un ataque cardíaco y el diagnóstico indicaba que su corazón se encontraba muy deteriorado, amen de ser un fumador compulsivo. Luego de su tercer ataque ya se sabía que estaba condenado. Murió en una operación un lunes y aún recuerdo (Zanussi dice esto con cierta tristeza y melancolía) que todavía el sábado pasado estábamos gritándonos mutuamente por un muy pequeño detalle en un film televisivo mío. Ambos estábamos muy serios y sabes que es lo que él me criticaba: que yo usara un automóvil diesel en la filmación cuando el guión decía que era naftero y que por el sonido del auto se notaba que no era a base de nafta.
Yo le pregunté pero cómo te das cuenta de este detalle y el me respondió: ?yo lo escucho?. Y aunque yo le aclaré que el sonido final sería otro, él seguía gritando (ahora Zanussi se sonríe).

Finalmente qué nos puede decir sobre la situación de la industria cinematográfica en Polonia en la actualidad
La situación presente no es la peor y se están actualmente filmando unas 20 a 25 películas por año. Existe un sistema de subvención similar al vigente en Francia en la actualidad, que colecta el dinero de una parte de los ingresos por ventas de entradas cinematográficas. A propósito en 1999 un 65% de las admisiones en Polonia fueron de películas locales!. Además del film de Wajda, hubo otro del veterano Jerzy Hoffman (se trata de ?Con fuego y espada?) que recaudó aún más, basado también en una historia del siglo XIX. Hay algunos pocos directores jóvenes de éxito como es el caso de Majewski pero son los veteranos quienes siguen filmando activamente y por ejemplo Kawalerowicz ha filmado una nueva versión de Quo Vadis. La nueva generación está emergiendo, hay algunos nombres que empiezan a aparecer pero lo están haciendo aún lentamente.

Publicado en Leedor el 13-12-2004