Alquimia Demare

0
9

María José Demare cerró el sábado 27 de noviembre en La Biblioteca Café, su espectáculo ?Alquimia?, presentación con buena respuesta de un público interesado en escuchar tangos contemporáneos de temática comprometidaAlquimia
espectáculo de María José Demare
Biblioteca Café
Informes y reservas: Marcelo T. de Alvear 1155 (4811-0673)

Por Alejandro Margulis

Apenas alguien cliquea en la página de Internet de María José Demare, se escucha el estribillo de una de sus canciones:

Ya la luna no brilla en ninguna parrilla
Chiquilin de Bachin es un yuppie sin fe?

Corresponden esos versos a ?Cibernética Buenos Aires? y condensan, como su autora bien lo quiere hacer notar, el esquema fundamental de una propuesta estética indudablemente contemporánea. Porque su show no es uno de tango tradicional que algún distraído podría esperar de ella al relacionar su nombre con el de su padre, el director de cine Lucas Demare; ella es muchas cosas arriba del escenario pero no una cultora de nostalgias y berretines transitados.

María José Demare gusta contar que llegó a la música desde el rock, zona que empezó a investigar en los años de exilio que vivió en Francia, de donde volvió hacia 1983. Recorridos buena parte de los años 90 tentó un cambio y puso su ronca voz al servicio de un repertorio tanguero clásico, y por entonces compuso el tema quizás más sentimental que se le conoce, justamente dedicado a su papá.

Aburrida de esa senda, e interesada en probar otras fibras, se vinculó con los trabajos de Cacho Castaña o incluso Daniel Melingo, con quienes se siente afin aunque sin desear rendirles el tributo de la imitación, y sobre los primeros meses del Tercer Milenio compuso una veintena de canciones por las que hoy se la está empezando a reconocer.

?Estoy encontrando mi lugar?, comenta cuando se le pregunta por su ubicación, y enseguida recuerda lo que suele decir en el escenario: que los temas de su primer y por ahora único CD fueron escritos al compás de los cacerolazos y asambleas con que la sociedad se defendió en las postrimerías de la caída del ex presidente Fernando de la Rúa y la ilusión de la Alianza como alternativa del poder.

Así surgieron entre otros ?Cibernética Buenos Aires?, ?La City?, ?Milonga para César? y ?La patria?, que suele cantar envuelta en una bandera argentina. Cuando Raúl Lavié escuchó estos temas se entusiasmó al punto de quizás llegar a grabarlos; también Valeria Lynch quiere cantar algunos. Por su parte Daniel Melingo la invitó a cantar junto a él ?La diabla?, escrito y reescrito en más de una ocasión, en donde se tematiza la historia de un travesti de La Boca.

Para los meses por venir María José Demare anuncia un espectáculo musical ?más de relaciones o que habla del lugar de la mujer?; confía en estrenarlo a más tardar en el mes de marzo y en sumar a los temas que le van ganando poco a poco ese lugar alternativo que ella busca, otros como ?Identidad?, donde la letra se mete sin más con el tema de los desaparecidos.

Publicado en Leedor el 26-11-2004

Compartir
Artículo anteriorJornadas Cordobesas
Artículo siguienteLos Piojos