Dirigido por…

0
9

Exhibido en Rosario, el documental inédito de Rodolfo Durán refuerza la necesidad que hay en el cine argentino que los directores hablen de cine. Entrevistó Fernando Varea.“DIRIGIDO POR…”: TODAS LAS VOCES, TODAS

Por Fernando Varea

La necesidad de tantos egresados de escuelas de cine de expresarse, y la posibilidad de hacerlo sin demasiadas complicaciones técnicas -gracias al video y a los cambios en la producción y posproducción del material filmado-, han activado el panorama del cine documental en nuestro país. El aporte es claro por la cantidad y diversidad de muestras que ha dado el género en los últimos años, lamentablemente buscando de manera algo errática espacios de exhibición adecuados. El abanico de propuestas comprende trabajos que toman como visibles referentes a maestros como Birri o Solanas, o que procuran ser el brazo cinematográfico de movimientos sociales en la actualidad (como el llamado “cine piquetero”), pero, también, estimulantes miradas a historias y personajes atípicos, de los que el cine y la televisión no se ocupan, recuperando “diversas manifestaciones de la cultura popular como una herramienta de defensa ante la disolución de la identidad nacional en la globalización”, como sostienen Félix-Didier, Listorti y Luka en “Nuevo cine argentino”, publicación de la Fipresci. Al mismo tiempo, algunos se animan a experimentar, a buscar nuevas variantes formales, tal vez recordando aquélla definición de cine documental que diera el pionero John Grierson: “Un tratamiento creativo de la realidad”.

Dirigido por… (2003, con guión y dirección de Rodolfo Durán, producido por él mismo junto a Eduardo Montes-Bradley, con el apoyo del INCAA) es, esencialmente, el cruce de opiniones y recuerdos de 28 directores sobre distintos aspectos vinculados al cine en nuestro país: el guión, la producción, la puesta en escena, los actores, los críticos, la censura, etc. Adolfo Aristarain, Manuel Antín, Luis Puenzo, David José Kohon, José Martínez Suárez, Eduardo Calcagno, Carlos Sorín, Mario Sábato, Israel Adrián Caetano, Lucrecia Martel, Daniel Burman, Raúl Perrone, Héctor Molina, Sergio Bizzio y Ana Katz son algunos de los entrevistados cuyos comentarios se enfrentan o se encuentran, alternados con fragmentos de diversas películas, que sirven como ilustración o contrapunto.

Dirigido por… fue exhibida este año en una función especial de Cine Club Rosario, con la presencia de su director, Rodolfo Durán, a quien le hicimos posteriormente las siguientes preguntas:

Un crítico sostuvo que tu ópera prima, “Cerca de la frontera”, era un auténtico ejemplo de cine independiente, por el hecho de que te habías hecho cargo vos solo del guión, la dirección, la distribución, etc. Sin embargo, no es una película que responda estéticamente al llamado “cine independiente”. ¿Qué pensás de esta categorización? ¿Qué considerarías vos un “cine independiente”?

– Sinceramente pienso que una película independiente de veras debe estar hecha sin ningún tipo de aportes ajenos al productor-director. Yo tuve el apoyo del INCAA a través de un crédito y del subsidio, entonces tal vez sea independiente en el sentido que hice la película como quise desde el guión hasta el corte final, pero no entiendo muy bien cuando hablan de cine independiente y mencionan películas de varios millones de dólares. Esa palabra es una especie de casillero, como el “nuevo cine argentino”, donde los críticos necesitan colocar ciertos fenómenos o movidas. Lo mismo pasó con los directores que inventaron en Europa lo del “dogma” como una nueva forma de relato. No le doy mucha importancia a esos motes ya que lo que importan son las buenas películas con o sin “dogma”,” independientes” o no, fuera o dentro del “nuevo cine argentino”

“Dirigido por…” propone (trabajo de montaje mediante) un “diálogo” entre directores de diferentes edades y estilos ¿tu objetivo fue forzar, de alguna manera, un debate? ¿creés que hacen falta mayores oportunidades de discusión sobre los temas que se tratan en tu documental?

– Sí, creo que en el cine argentino falta hablar de cine entre los directores. Nuestras preocupaciones están siempre relacionadas con lo económico del film, sobre la producción, la plata que nos falta, etc. Pero entre los directores no hablamos lo suficiente sobre nuestras maneras de filmar. Es más, deberíamos hacer un laboratorio de trabajo en donde cuando un director tiene listo el primer montaje de su película se exhiba ante media docena de colegas para que de allí se corrija o mejore el material en el montaje final.

– ¿Hubo también un propósito de desmitificar ciertos aspectos relacionados con el ambiente del cine?

– En cierto modo sí, los testimonios que abren y cierran el documental (de Caetano y de Burman) intentan suavizar la carga mítica sobre el hacer cine.

– De todas las declaraciones y confesiones de los directores entrevistados ¿hay alguna con la que te sientas más identificado, o que te parezca especialmente lúcida o reveladora?

– La verdad es que mucha de las confesiones son espejos donde puedo encontrarme, con otras disiento, en general en temas que tienen que ver con la metodología del trabajo. Y hubo mucho material interesante que quedó afuera.

– ¿Cómo ves el panorama del cine documental en Argentina en los últimos años?

– Con un fuerte crecimiento y con algunos trabajos notables como Trelew o Raymundo, pero creo que es un género mucho más dificil de llegar al público. Hace falta una difusión mayor en TV y cable de estos materiales.

Publicado por Leedor el 21-11-2004