Extraño

0
7

Extraño es un singular film argentino, toda una experiencia para el espectador.La Grieta que no fue.

Por Nicolás Kusmin

Comprá Extraño en DVD en la tienda Leedor!!

El film del dramaturgo debutante en cine Santiago Loza se iba a llamar Grieta, pero por problemas legales no se pudo usar ese título. La elección entonces de Extraño, dice tanto como el título que no fue. Extraño es su guión, su historia, y la manera de contar un mundo pesado para todos los protagonistas, sin distinción.

Poco se sabe; Axel (Julio Chávez) era cirujano y por alguna razón ya no ejerce. Toma alcohol a cualquier hora, pero sin excederse. Primero se lo ve viviendo con un amigo, luego en lo de su hermana y sobrinos. Igual él está de paso en todos lados. Mientras, todo a su alrededor, mal que mal continúa su curso.
Axel ya no avanza y adquiere una sensibilidad y reparo en todo lo ?insignificante? que puede tener el cotidiano vivir, convirtiéndose en un imán para viejas y nuevas compañías. Sólo en un pequeño encuentro parece que el deseo podrá hacerlo escapar de esa grieta. La vuelta a un amor, para más datos.

En uno de esos devenires entre bares con la mirada perdida Axel conoce a Erica, una mujer embarazada de cinco meses con quien inicia una relación, que apenas se ve concretada. Erica viene de perder a la amiga con la que vivía, que se suicidó.
La cámara se detiene en un árbol, en trenes que pasan, una gota de vino en un mantel. Las pupilas en primerísimos planos, las espaldas, los movimientos en los cuerpos al respirar, con una cadencia que remite al mejor cine asiático.
El resto de la cinta es la continuidad de ese doloroso momento, de viajes a una tierra poco firme, en trenes, lanchas, con pocos diálogos e imágenes de áspera belleza. Erica viene de perder a la amiga con la que vivía (Ana), que se suicidó.

Es de destacar la visita que Axel hace a la sufrida madre de Ana (Chunchuna Villafañe está impecable en ese papel). Ana sobrevuela como en los mejores films, con todo su peso, aunque ya no esté. Recuerda al personaje de Boris, en El Faro. Cuenta la leyenda que el papel de Boris lo iba a interpretar Federico Luppi, pero como luego no pudo ser parte, el director Eduardo Mignona prefirió no reemplazarlo y dejar que Boris sea una referencia de los personajes, pese a que nunca se lo ve.

Julio Chávez interpreta de manera magistral este difícil y complicado papel. Su rostro y movimientos dicen tanto en la pantalla, como lo que su boca calla. Valeria Bertuccelli, que este año se la pudo ver en Luna de Avellaneda y Los Guantes Mágicos, no se queda atrás con su Erica, en pena pero con una nueva vida en su vientre.

Filmado hace dos años, el film cosechó varios premios internacionales. Y aunque los cinéfilos de pura cepa quieran ampliar las fronteras de público, esta es una película dirigida a ellos. A lo sumo podría ser una arriesgada experiencia para aquellos espectadores que estén siempre por dar el ?gran salto? entre el cine comercial y films como éste que necesitan ?otro que mire? y piense para alcanzar un final (sí es que este es posible). Pero aquel que no se permita ingresar estará perdido en un mar de imágenes.

Santiago Loza sólo sugiere, es del espectador la tarea de cerrar algunos interrogantes. Por suerte Extraño presenta una melancolía sin golpes bajos, sólo unas breves narraciones en off dan algunas pistas. En suma, un excelente y singular film argentino.

Publicado en Leedor el 11-11-2004