Putas tristes

0
7

Los lectores contemporáneos nos encontramos en una época de riesgos importantes. ¿Cómo preservar el interés por un texto despojándolo de sus circunstancias comerciales? ¿Quéextraña promesa nos ofrece el marketing?Elena Bisso nos da algunas instrucciones para leer Memoria de mis putas tristesInstrucciones para leer una novela exitosa
Acerca de ?Memoria de mis putas tristes?
de Gabriel García Márquez

- Publicidad -

Podés comprar Memorias de mis putas tristes en Leedor.com

por Elena Bisso

Los lectores contemporáneos, advertidos y/o fantásticos, nos encontramos en una época de riesgos importantes. Es imprescindible estar atentos a la responsabilidad que nos alcanza. Nos enteramos de que una novela ha sido ?pirateada?, y antes de que salga en la forma de un libro (libro-producto) podemos encontrarla en internet. También nos enteramos de que el autor debió haber hecho ciertos malabares por sus contratos y compromisos con las editoriales. Entonces ¿cómo recuperar el encanto? ¿cómo preservar el interés por el texto? ¿podremos despojarlo de sus circunstancias comerciales? ¿qué nos lleva a comprar el libro? ¿qué extraña promesa nos ofrece el marketing? ¿por estar sumergidos en esta maraña mercantil debemos desconfiar de un nuevo libro que puede llegar o no a estar en el campo de la literatura? ¿es literatura todo lo que se publica con la intención de que lo sea?

Sabemos que el tiempo también engaña. Grandes textos hoy siguen en el olvido. Y vuelve a anunciarse la polémica del canon. Algunos textos pueden reaparecer lanzados en el mercado editorial por un film exitoso, que tal vez supera o no al texto que lo causara.

Algunas de estas preguntas tal vez no nos deban preocupar. Otras, tal vez, sí deban ocuparnos.

1) Para establecer una sugerencia metodológica sería bueno comenzar por preguntarnos si ya conocemos al autor.

En el caso de ?Memoria de mis putas tristes? sería bueno remontarnos a las lecturas que hayamos hecho de las obras de Gabriel García Márquez. Puede ocurrir la feliz experiencia. Transcribo el comentario de Caso Verídico:

?Para recuperar la obra de García Márquez en mi memoria, volví a la sorpresa en la que me sumergiera esa novela que leí en 1979, y que se llama ?Cien años de soledad?; a las fotografías en París de Gabriel García Márquez con un Julio Cortázar divirtiéndose detrás de una careta; al film de Arturo Ripstein; a ?El coronel no tiene quien le escriba?, y al texto. Continuó el recuerdo navegando por ?El amor en los tiempos del cólera?, y al día en que regalé ese libro en un acto que hoy sé que fue un talismán contra el olvido.?

2) Tenemos ya, entonces, una maniobra de la rememoración. Luego, si decidimos comprar el libro, podemos omitir los comentarios de tapa y contratapa y neutralizar en lo posible toda letra del marketing.

3) Libro, y lápiz en mano, dejarnos llevar por la lectura y señalar, como escolares puntillosos, aquellos párrafos que reconozcamos significativos. Caso Verídico me ha facilitado su selección particular:

?Cuando dieron las siete en la catedral, había una estrella sola y límpida en el cielo color de rosas, un buque lanzó un adiós desconsolado, y sentí en la garganta el nudo gordiano de todos los amores que pudieron haber sido y no fueron.?

?Bajo el sol abrasante de la calle empecé a sentir el peso de mis noventa años, y a contar minuto a minuto los minutos de las noches que me hacían falta para morir?

?A los lectores les gustará saber de primera mano cómo es la vida a los noventa?

?El mundo avanza. Sí, le dije, avanza, pero dando vueltas alrededor del sol.?

?Todo tan barato y envilecido por el uso que no pude imaginarme a nadie tan pobre como ella?

?Niña mía, estamos solos en el mundo?

4) Como la lectura nunca concluye, podemos establecer una instancia de ?síntesis?, siempre provisoria, y preguntarnos: ¿este texto lo ha escrito aquel Gabriel García Márquez que escribió una novela magnífica treinta y siete años atrás? Sería extraño que fuera el mismo, porque los escritores durante treinta y siete años van cambiando. Pero ?eso? intransmisible que liga a un autor con un lector, ¿ésa mágica correspondencia de las palabras continúa viva? Cada quien habrá de responder esta pregunta más allá de los prestigios y de lo que impone la crítica literaria y el aparato comercial.

5) Leído el texto, hecha la selección cuidadosa, sí podemos ir a la contratapa, a los comentarios de los críticos, a lo que el marketing promete. ¿Cómo hubiese recomendado un lector esta novela si fuera uno de esos magníficos textos olvidados? ¿De qué diría que trata?

Caso Verídico ha dicho: ?Esta nueva novela de García Márquez sería el envés de ?El amor en los tiempos del cólera?. Me ha emocionado. Creo que se trata de una novela de amor. Cierto aire provocador no opaca su poesía. Denuncia la pobreza y la soledad. También habla de la muerte, esa mujer triste que siempre estará sola.?

Agradecemos la colaboración de este lector eminente, muestra representativa de su singular modo de leer.

Publicado en Leedor el 11-11-2004