Annemarie Heinrich

0
11

La muestra con fotografías de Annemarie Heinrich del Centro Cultural Recoleta se merece más de una visita. Tenés tiempo hasta el 7 de noviembre.ANNEMARIE HEINRICH: LA DIVA DE LAS DIVAS.

Por Julio A. Portela

Centro Cultural Recoleta. Sala Cronopios.
Junín 1930 ? Buenos Aires.

Por qué incluir entre las divas a Annemarie Heinrich cuando ella con su cámara sólo atinó a fotografiarlas?. Lo usual, lo aceptado corrientemente es lo vigente. Por ello ?diva? es para nosotros aquello que en las décadas de los ?40 y ?50 se denominaba ?estrella?: lo que brilla con luz propia, lo que tiene trascendencia, lo que proyecta desde su interior el rasgo que lo identifica.

El ?divismo? de Annemarie Heinrich consistiría entonces en plasmar la personalidad de los artistas de la época de oro del cine y de la radio argentinas. De esta manera y por varias décadas se convirtió en sinónimo de la fotografía del espectáculo publicando sus obras en las portadas de las Revistas Radiolandia y Antena, de gran trascendencia en su época.

El destino común de los inmigrantes europeos para alcanzar el triunfo en la nueva patria aceptada tocó a Annemarie. Así habiendo nacido en Alemania en 1912 se radicó en la provincia de Entre Ríos a los doce años y en ese ámbito y dentro del núcleo familiar inició su aprendizaje de la técnica de la fotografía, que luego continuará en Buenos Aires. Su primer estudio propio lo abre en 1930, con ayuda paterna y desde entonces la foto de ?la estrella? quedará registrada en el público como su marca.

En las obras presentadas en esta muestra se observa la calidad de los efectos en la iluminación, técnica que estudió permanentemente. Pero se aprecian otros elementos que acentúan un rasgo requerido en el personaje, como lo fue la técnica del retoque, que ella practicó a imagen y semejanza de lo que mostraban las revistas del espectáculo llegadas a Buenos Aires desde Hollywood.
Se trató entonces de plasmar ese mundo de fantasías con la creación de rostros perfectos que transmitieran la personalidad de los seres elegidos para convertirse en ídolos de las multitudes. Se trató de las imágenes que circularon por los países americanos de habla española, en una época en que el cine argentino monopolizaba la región.

En la muestra encontramos fotografías de Zully Moreno, en poses que sugieren la calidad de estrella, imagen perfecta de una gran personalidad y sensualidad. Desde el punto de vista técnico también permite adivinar largas sesiones de estudio, hasta lograr su objetivo, el de obtener el gesto preciso para que la fotografía se transforme en la presentación de la estrella. También se observan retratos de Mirta Legrand, de pronto tocada con un sombrero con tul sobre el rostro, que acentúa una mirada serena y le otorga al rostro una gran distinción. O las otras de Delia Garcés, de sonrisa tan dulce como en la realidad y porqué no la de Tita Merello acentuando su fuerte personalidad con aros de argolla colocados ex-profeso para acentuar los rasgos angulosos de su rostro.

Son muchas más las fotografías mostradas, que incluyen retratos de importantes figuras de la lírica y del ballet. También se presentan estudios de desnudos en interiores o en sugerentes tomas al aire libre, sin ignorar sus otras temáticas como la serie de modas, que no obstante reunir la misma calidad artística, permanecieron quizás ?opacadas? en su difusión por las dedicadas a las estrellas.

La muestra se merece más de una visita. Los invitamos cordialmente a concurrir a esta exhibición para apreciar adicionalmente, la exquisita ambientación lograda.

Parte de la muestra podés verla en el sitio oficial de Annemarie Heinrich

Publicada en Leedor el 2-11-2004