Testigo

0
13

Testigo es un documental cordobes que presenta la visión de una sobreviviente de la explosión atómica en Hiroshima. Se exhibe este sábado en el canal 10 de Córdoba.Testigos: La cara del diablo

Sábado 2 de octubre
24Hs. CANAL 10

Con la combinación de los formatos Betacam para el reportaje y 16mm, las imágenes de archivo, “Testigo” el documental de Celina Rossi es un conmovedor relato de alguien que vivió el horror de una explosión atómica, y la reflexión de una persona común acerca de los motivos que desencadenan las guerras.

La Sra. Yoshiko Kohar (Hiroshima, 1918)i supo a pesar de la dureza de sus experiencias lograr una vida feliz, sin dejar su compromiso hacia los jóvenes, a quienes principalmente está enfocado este documental

Entrevista a la Sra. Yoshiko Kohari

¿Cómo era en esa época?
Cuando empezó la guerra, nosotros vivíamos en la ciudad de Hiroshima, entonces el gobierno nos mandó al campo, a 15km de la ciudad.

¿De qué vivían?

Todos los hombres que tenían entre 20 a 36 años fueron a la guerra. Entonces nosotras teníamos que aprender todos los trabajos, yo tenía cuatro chicos que atender, pero primero tenía que aprender a manejar el tranvía.
Cuando por la mañana llevábamos los chicos al colegio, debíamos ir al patio grande, ahí nos enseñaban que hacer en un bombardeo. Todas cargábamos baldes con agua que alcanzábamos a otras mujeres que estaban en el techo para apagar los supuestos incendios.

¿Cómo hacían con la comida?
El arroz se mandaba para las tropas, el gobierno nos daba 1 Kg. de arroz para 5 personas por mes, entonces donde teníamos tierra poníamos semillas de papas, zapallos, hasta las hojas comíamos… Todas las fábricas estaban cerradas, pero nosotras no nos quejábamos, pensábamos?Tenemos que ganar?, con esa convicción nosotras luchábamos.


¿Se acuerda de ese día?

A las cinco de la mañana la radio nos avisó que tres aviones se acercaban a la ciudad de Hiroshima y que toda la gente debía protegerse. Todos teníamos sótanos a 100m de las casas, asi que levantaba a los 4 niños e iba al sótano, luego la radio nos avisaba para volver a nuestra casa.
Yo andaba mal de mi pierna y pensaba ir al médico en Hiroshima, entonces llegó el hermano de mi esposo que me traía verduras. Ahí explotó la bomba, vimos como un relámpago, entonces mi cuñado se asustó porque estaba todo negro, luego pareció que la tierra se abría, nos tapamos los oídos y los ojos, cuando terminó el ruido miré para Hiroshima, había un hongo, en mi familia muchos trabajaban ahí , y yo pensé _?Están todos muertos?.
Después de algunas horas, los bomberos con micrófonos decían: Sras jóvenes, por favor vayan a la avenida, lleven una olla con té, Hiroshima ha sido bombardeada.
A las tres de la tarde llegó un camión lleno de gente herida, todos pelados….qué iba a bajar la gente a tomar té ahí. A las 7 de la tarde, estaba todo lleno de heridos. Mire, eso nunca lo podré olvidar… colegios, iglesias, tenían que dejar a los heridos en las veredas, todos tirados como gatos.
A la mañana siguiente teníamos que buscar a mi familia… llegué a la ciudad, pero la policía no nos dejó pasar. Entonces pensé que todos los de mi familia estaban muertos.

¿Cuanto tiempo pasó?
Más de un mes, pero todavía habia fuego.
El único pariente que encontré fue el hermano de mi mamá, se quemó todo, parecía la cara del diablo, no dejaba que lo miráramos.

¿Usted seguía de enfermera?
Sí, a mi me tocó el colegio secundario, la policía de la entrada me dio el Nº 5 para atender, era una señora que se quemó cuando lavaba la ropa, tenía toda la espalda quemada, el cabello, todo, no podía estirar las piernas, estaba como un sapo, yo le pregunté:_Sra., dónde le duele? _No, dolor no tengo, me pica.
Me habían dado palitos de los que se usan para comer, y una lata vacía, y me advirtieron:_?No toque con las manos, hay que raspar con el palito.
Cuando yo con la punta rompí la piel, sangre ya no tenía, sabe que tenía?, Gusanitos. A los cinco días murió.
Cada día morían 80, 100 personas, en la playa poníamos a la gente y la quemábamos.

¿Por qué se hacen las guerras?
Por egoísmo, por egoísmo… Mire yo quisiera que ningún país haga más la guerra, ….porque cuando uno no ve con sus propios ojos, no duele tanto, yo vi, atendí con mis propias manos y vi con mis propios ojos.-

Publicado en Leedor el 30-9-2004