Museo de Caricaturas

0
11

El Museo de la Caricatura Severo Vaccaro de Buenos Aires es único en el mundo. Sobre su valor, su organización y los problemas de gestión nos cuentan sus responsables. Entrevistó Ivanna Dapcich.Severo Vaccaro
Un museo que no está dibujado

Por Ivanna Dapcich

Ivanna Dapcich entrevistó para Leedor a los dibujantes Fabián Mezquita, César Da Col y a Marcelo Niño, recopilador, Coordinador y Fundador del ?Museo Itinerante de Humoristas Gráficos e Ilustradores en Argentina? , todos ellos consejeros de la Comisión Organizadora del Museo de la Caricatura ?Severo Vaccaro?.

¿Qué creen que debería hacer la comunidad y la sociedad argentina para favorecer el conocimiento del museo de la caricatura Severo Vaccaro?

Fabián Mezquita: Los que deberían hacer algo, en realidad, son los entes del gobierno, y deberían hacerlo subvencionándolo, incluyéndolo en guías turísticas de capital y haciendo algún tipo de difusión masiva, luego la comunidad y la sociedad concurrirán y comentarán, haciendo su parte.

César Da Col: El Museo de la Caricatura ?Severo Vaccaro? es único en su tipo, no sólo en Argentina, sino en todo el Mundo, es uno de los museos de Humor Gráfico más antiguos del mundo (fundado por Vicente Vaccaro en el año 1945). Lástima que sea un museo sólo de Caricatura con algunas obras de Viñetas Humorísticas, porque en lo personal, me encantaría sumar Historieta Humorística e Historieta Seria, pero no tenemos espacio físico para ello. Tenemos sólo seis salas, repletas de cuadros por todos lados.

Marcelo Niño: En lo personal creo e insisto en hay que estudiar este arte para comprender que detrás de él hay mucha historia para conocer, cuando comprendamos esto va a cambiar la forma no sólo de visitar este Museo, sino todos los museos… Hay una viñeta del legendario ?El Mosquito?, en donde se lo ve a Sarmiento y todos sus colaboradores tomando de un gran mate que tiene tallado la palabra ?Presupuesto?: la Patria a un costado está con sus vestimentas rasgadas y el pueblo detrás de un alambrado chupándose el dedo. Como para contradecir a aquella frase que reza ?No hay Mal que dure cien años?…

César Da Col: La sociedad para ayudarnos podría hacer uso del famoso ?boca en boca?, que vengan al Museo, que se interioricen en lo que hacemos, que se lo cuenten al amigo o al familiar. Es la única forma que tenemos de crecer, entusiasmando al que tenemos al lado para que se sume. Con Marcelo Niño y Fabián Mezquita siempre hablamos que el gran proyecto es que en cada Provincia y/o en cada ciudad exista un ?Museo de Historieta y Humor?. Los Museos son ?templos del saber?, son lugares vivos que deben ser recorridos constantemente, pues contienen los documentos de la Historia, de nuestra Historia, de lo que somos. Nos enseñan a no repetir nuestros errores, nos enseñan a crecer.

La única forma de que un Museo viva, es ?inyectándole vida? recorriendo sus salas.

Marcelo Niño: hay cientos de periodistas cuando una vedette ?es tirada? por un balcón, pero no se hacen presentes cuando un artista como Oscar Grillo presenta una muestra tan increíble como la que realizó en Palais de Glace. Y por otro lado, entender que no se es más inteligente por romper con estructuras diciendo ?No me gustan los museos, porque son lugares muy fríos? como lo hiciera un afamado humorista por TV, queriendo destacar a su muestra como algo extraordinario. Si nosotros mismos no nos damos cuenta de lo que somos, luego no protestemos por lo que tenemos.

¿Es difícil sostener un Museo hoy?

Marcelo Niño: Es totalmente difícil llevar adelante la cultura en un país donde precisamente lo que no está al alcance de la mano es la cultura. Nunca se acercó al Museo alguien de ?Secretaría de Cultura?, ni siquiera a visitarnos… ¿Cómo nos pueden ayudar, si no nos conocen?, por otro lado no es negocio para ellos ayudarnos, y en un país en donde si no sos negocio no valés, creo que nos quedamos fuera del circuito. Esto no quita que vamos a seguir adelante con lo que hacemos, porque realmente es donde se nota el amor por lo que hacés. No me animo a hablar ni a compararnos con otros países, porque vivo en este.
Fabián Mezquita: Es difícil sostener cualquier museo, por la falta de interés que hay en difundirlos; quizás los que llevan la peor parte son, como en nuestro caso, los museos no tan conocidos.

César Da Col: Sólo te puedo hablar de nuestro trabajo en el Museo de la Caricatura ?Severo Vaccaro?. No soy museólogo, ni bibliotecario: sólo soy un dibujante que sabe que, para que su profesión crezca, hay que trabajar difundiéndola entre la gente, no sólo entre los dibujantes (Como dice Cilencio: ?uno dibuja para la gente, no para los dibujantes?). Como somos parte de un todo, si la profesión crece voy a crecer también yo. Y bueno, la lucha te lleva a realizar ciertas actividades que no tenía previstas. Te aclaro que nuestro trabajo en el Museo es ?ad honorem?, estamos poniendo el hombro a más no poder. Pero vale la pena, las satisfacciones que te da trabajar desde el ?Vaccaro? es única…pensá que la Institución fue fundada en el año 1945 ¡Es parte importantísima de la Historia del Dibujo argentino!!! En nuestras paredes cuelgan obras de Cao, Mayol, Sirio, Alvarez, Lino Palacio, Divito, Ianiro, Mazzone…¡Qué nombres! ¡Qué pasado glorioso tenemos los dibujantes argentinos!!! Y pensar que ahora la cosa no es ni un 5 % de lo que fue…las cosas cambiaron, hay muchas menos publicaciones para trabajar (revistas de humor e historieta prácticamente no existen), sin embargo siguen saliendo dibujantes ?a rolete?, casi por ?Generación Espontánea?.
En todo el planeta somos reconocidos por el Tango, el Fútbol y por nuestra Historieta: solo cito a Guillermo Mordillo, a Quino, a Oscar Grillo, a Héctor Germán Oesterheld, a Alberto Breccia, a Horacio Altuna, a Oski, a Carlos Trillo y actualmente Maitena. Hugo Pratt vivió en Argentina, René Goscinny (co-creador de ?Asterix?) se formó leyendo historietas argentinas…
Este ?curriculum?, estos laureles que llevan todos los argentinos a cuestas, muchas veces le abren las puertas al Dibujante nacional para trabajar para el Exterior. Y hablando del Exterior, una de nuestras metas es convertir a la Argentina en un país como Francia, en donde se editan libros de Historieta y Humor Gráfico por doquier. Y la gente lee historietas como puede leer cualquier otro libro.¡Qué lindo sería lograr aquí al menos una décima parte de lo que allí se hace!

¿Cuándo consideran ustedes que fue el año en que renació el museo Severo Vaccaro? ¿Por qué?

Fabián Mezquita: El museo tuvo una gran época de esplendor que fue cuando se inauguró la sede actual en el año 1981. Ahí en esos tres o cuatro primeros años el museo tuvo una gran popularidad. Nosotros lo que estamos haciendo es tratar de recuperar el prestigio y la trascendencia que tuvo en esa época.

César Da Col: Para mí, la época de Oro fue cuando el Museo estuvo bajo la tutela de Siulnas, de 1981 a 1985. Pero no hay que olvidar cuando el Museo funcionaba en la Avenida de Mayo al 600, en la antigua ?Casa Vaccaro?, la casa de cambio y lotería de los Vaccaro, en los años `50. Hoy gracias a Internet, se conoce el Museo Vaccaro en todo el mundo. Pero esta no es una ?época de renacimiento?, más bien estamos continuando lo efectuado por Siulnas en los ?80, difundiendo su mensaje de ?sembrar hoy para cultivar mañana?.

Marcelo Niño: Creo que el mejor año para el Museo de la Caricatura todavía no llegó, como digo siempre ?lo hecho, hecho está, lo importante es lo que hay por hacer?, y cuando lo logremos estaremos satisfechos, pero espero que al igual que nosotros nos estén empujando detrás una nueva generación con muchas mas inquietudes que las nuestras.

¿Cuáles creen que son las ventajas que pueden destacar del museo, y cuáles tiene y no da a conocer, o no tiene y debería esforzarse por tener, capitalizar y fomentar?

Fabián Mezquita: El Museo cuenta con obras de altísimo nivel, no sólo para nosotros los argentinos, sino que para todo el mundo, porque no sólo hay obras de artistas locales , sino que también hay obras de artistas extranjeros, entre ellos Walt Disney, y algunos otros de altísimo nivel. Otra de las ventajas es que el museo cuenta con un plantel de personas que trabajamos ad honorem, que su única preocupación es fomentar el oficio y las actividades. Ahora bien, lo que nos falta, es un poco mas de ayuda por parte de la legislatura, y los entes del gobierno, para difundirlo y afianzarlo dentro de la comunidad.

Marcelo Niño: Lo importante que tenemos, mas allá de toda la obra que se puede apreciar, es poder conversar con gente instruida en el tema, poder conocer a grandes como Cilencio que formó parte de la legendaria revista Humor, y hasta poder de repente tener la misma sorpresa que tuvimos nosotros cuando fuimos visitados por otro grande como Ricardo Villagrán, quien realizó dibujos para todos los que allí estábamos y charlamos y aprendimos mucho.

César Da Col: Más que nuestro Museo, tendríamos que hablar de la ventaja que tenemos los argentinos…es que nuestra ciudad de Buenos Aires cuenta con el Museo de la Caricatura Severo Vaccaro. Todavía me asombra que hayan pasado 51 años, y que esta institución permanezca en pie, porque en este país las grandes obras son borradas del mapa. La colección de dibujos originales de principio de siglo XX que tiene el Museo, es IMPRESIONANTE. Ya te nombré algunos, pero se destacan las obras de Cao, Mayol, Sirio, Eduardo Álvarez, Málaga Grenet, Zavattaro, Diógenes Taborda, Ramón Columba , todos grandes dibujantes, muchos de ellos colaboradores de la revista ?Caras y Caretas?. Ramón Columba, llegó a ser Presidente de la Asociación de Dibujantes, y fue el encargado de agasajar a Walt Disney, cuando vino al país en el año 1942. Testimonio de ese encuentro del dibujante norteamericano con los colegas argentinos, es el gigantesco ?Mickey Mouse Gaucho? que exponemos en el Museo, y que tanto les gusta a quienes nos visitan. Y también exponemos un dibujo original realizado por Frank Thomas, uno de los que hicieron grande al Estudio Disney, y que falleció hace poco.

¿Qué significó para ustedes y para el museo la figura de Siulnas?

Fabián Mezquita:
La figura de Siulnas para nosotros fue ejemplar dentro del museo… Ejemplar desde el punto de vista que a nosotros nos sirve como referencia para hacer nuestras cosas…. Es un gran profesional, y una gran persona, que siempre que lo necesitamos nos brindó y brinda su ayuda y sus consejos, desinteresadamente.

Marcelo Niño: Siulnas es todo, es por el cual hago lo que hago y aprendí lo que sé.

César Da Col: Siempre lo hablamos con Marcelo y con Fabián, y coincidimos que ?Siulnas es el ejemplo a seguir?. Lo que él hizo en el Museo Severo Vaccaro desde la inauguración de la actual sede de la calle Lima 1037 en el año 1981, hasta el año 1985, es espectacular. Logró reunir a grandes leyendas del dibujo argentino en nuestras salas, como Lino Palacio, Mariano Juliá, Eduardo Ferro, Héctor Torino, y tantos otros…le dio un impulso increíble, lástima que se tuvo que alejar. Pero gracias a sus boletines informativos (hizo 4 boletines del Museo), es que yo supe de la existencia del Museo y su labor. Siulnas reunió tanta información, que logró escribir tres libros fundamentales para la Historia del Humor Gráfico y la Historieta Humorística argentina: ?Historia del Humor Gráfico y Escrito en Argentina? (Tomo I y Tomo II), y ?Aquellos Personajes de Historieta (1912-1959)?, libros que deberían estar en la Biblioteca de todos los amantes de la Historieta en el país. Hoy desde su ?bunker? en Morón (Prov. de Buenos Aires), nos sigue acompañando con sus cartas de apoyo. Ojalá algún día se reintegre a la Comisión Organizadora, él sabe que lo estamos esperando ¡Sería un lujazo trabajar a su lado!

¿Qué significa para ustedes Marcelo Niño, y que características podrían definir su persona?

Fabián Mezquita: Marcelo Niño es un gran difusor de la historieta, del humor grafico, de la caricatura y la ilustración en este país. Es un gran optimista y un precursor en lo suyo.
Lleva su museo a todo el país, sin ninguna distinción, y trabaja muy duro para el museo de la caricatura…Dentro del museo es una persona fundamental.

César Da Col: Bueno, primero te cuento que Marcelo Niño es un amigo y compañero de trabajo en el Museo Vaccaro.A Marcelo lo conocí en Junio del 2002, mientras me encontraba en los inicios de un proyecto que ideé y gracias a su apoyo tomó vuelo, que era nada más y nada menos que un ?Homenaje a Guillermo Mordillo por sus colegas de todo el Mundo?, idea que surgió cuando todavía el Vaccaro estaba cerrado y yo ya andaba con ganas de trabajar en esto de difundir a la Historieta y al Humor Gráfico nacional. El ?Homenaje a Mordillo? es un proyecto que ?logramos? llevar a cabo en el Museo Severo Vaccaro en el 12 de Diciembre del 2003. Y digo ?logramos?, porque fue Marcelo el que me dio todos los elementos necesarios como para que la cosa despegue, como cuando me pasó los contactos con colegas dibujantes, sobre todo del Interior, que él recopiló en sus constantes viajes por el país. Y Fabián, con su aliento moral y ese espectacular ?fileteado? que hizo en la cubierta del carpetón de dibujos que le regalamos a Mordillo.
De Marcelo te puedo contar que tiene un empuje increíble, contagioso, una ?garra? nunca antes vista por sacar adelante a nuestra profesión, que es la de dibujar ¡Lo increíble es que Marcelo no es dibujante!! Pero ama tanto este arte, que su pasión lo llevó a desarrollar el ?Museo Itinerante de Humoristas Gráficos e Ilustradores en Argentina?, un museo ambulante con dibujos originales de maestros y otros profesionales de la Historieta y el Humor, que viaja constantemente por todo el país. Ayer justamente llegamos de la ciudad de ?25 de Mayo?, donde trabajé por vez primera en una muestra del ?Museo Itinerante? en el Interior del país (sí estuve en muestras en Capital Federal), y te digo que volví muy entusiasmado, porque la gente del Interior es única, sana, con ganas de progresar. Con Marcelo sostenemos que la función del ?Museo Itinerante? es que lo copien, que en cada ciudad o provincia exista un Museo de Historieta y Humor propio, asentado en el lugar. Parece que en ?25 de Mayo? dejamos una huella, porque posiblemente se haga uno allí.

Esa es la noble función de este ?Museo Itinerante?, creación de Marcelo Niño. ¡Ah! Otra cosa: Marcelo es experto en la vida y obra de Florencio Molina Campos. Todas las semanas realiza un artículo sobre ese autor en la revista ?El Federal?.

¿Qué requisitos debe tener una persona para formar parte del equipo de trabajo de Severo Vaccaro?

Fabián Mezquita: Personalmente, no me siento capacitado para decir quédebe o no debe tener alguien para ser parte de este equipo, lo único que puedo decir es que personas como Cilencio, Pablo Fernández, o Almendro que no son Consejeros pero dictan sus clases en el Museo, para mí son parte del equipo, y que todo aquel que quiera participar colaborando de una u otra forma, también será considerado parte del equipo, porque aquí hay un plan en el cual el objetivo se divisa adelante, y todo aquel que quiere llegar a ese punto es considerado parte del equipo.

César Da Col: Ganas (de verdad, no meras palabras) de trabajar, ganas de deslomarse por luchar porque las cosas en nuestra profesión cambien, ganas de querer que los libros y revistas de Historieta y Humor Gráfico vuelvan a ser de venta masiva en los kioscos y/o librerías de todo el país, ganas de rescatar a una parte fundamental de la Cultura argentina, en fin…

Marcelo Niño: Los requisitos son muy simples: amar este arte y darlo todo por él, ¿Hay? Sí, y mucha, ya que cada cosa que organizamos nos la respaldan cientos de dibujantes que aunque no parezca están de alguna manera colaborando por darle la importancia que merece nuestro amado Museo.

¿Qué actividades realiza el museo internamente más allá de las muestras abiertas?

César Da Col: Mirá, en estos momentos hemos dejado de lado todo lo que teníamos pensado hacer este año, para abocarnos en trabajar 100% en el ?Homenaje a Eduardo Ferro?, que es la más grande leyenda viviente de la Historieta Humorística argentina. Ferro es creador ?Langostino?, ?Bólido?, ?Chapaleo? y tantos otros personajes. La idea es realizar entre todos los dibujantes del país, las primeras 15 páginas de ?Langostino?, un cuadrito cada uno, cada uno con su estilo particular, pero siempre respetando el guión original de Ferro. Ya se anotaron 250 dibujantes de todo el país. El Homenaje será en la primer semana de Diciembre del 2004. Es un arduo trabajo, estamos recibiendo las viñetas y las estamos montando en hojas de 50 cm X 70 cm. Ya recibimos las de Oscar Grillo, Tabaré, Crist, Peni, Cilencio, y otros. Pero paralelamente, desde Mayo del 2003 estamos trabajando en un proyecto para Italia, llamado ?Proyecto Museo del Dibujito?, en donde le estamos armando la Sala Argentina al ?Museo de la Historieta Franco Fossati?, de Milán. La cosa es que cada dibujante debe realizar un dibujito en un cartón de 6 cm X 6 cm. Ya hemos recopilado más de 160 ?mini obras?. La idea es hacer una exposición en Argentina antes de enviar todo a Italia en el 2005.

Y tenemos cientos de proyectos más, y siempre basándonos en la difusión del dibujo argentino y en los homenajes a grandes maestros…los homenajes hay que hacerlos en vida, es nuestra forma de agradecerle al Maestro todas sus enseñanzas, y al mismo tiempo para enseñarle a los más chicos quién era es ese señor, qué cosas hizo, quienes fueron sus maestros…

-¿Quienes integran el comité organizador del museo?

César Da Col: Ese empuje que Marcelo venía realizando desde el año 2000 con su ?Museo Itinerante?, lo motivó para presentarle al Dr. Luis Fernandez Vaccaro, Presidente de la Fundación ?Severo Vaccaro?, un proyecto de reapertura al público del Museo de la Caricatura ?Severo Vaccaro? (el Museo estaba cerrado al público, la reapertura tuvo lugar en Diciembre de 2002). Y desde entonces, estamos trabajando ?ad honorem? allí, atendiendo al público los jueves y viernes de 15.00 a 20.00 horas, y en donde se imparten clases de dibujo. Yo me sumé gustosamente a esos dos proyectos (el Itinerante y el Vaccaro), y hoy, Marcelo (recopilador, 38 años), Fabián Mezquita (dibujante, 32 años), Nora Ygounet (esposa de Fernandez Vaccaro) y yo (dibujante, 31 años) somos los ?Consejeros? del Museo de la Caricatura Severo Vaccaro y miembros de su Comisión Organizadora. Habría que agregar también a Eugenio Cilento (Cilencio), que es profesor de Humor Gráfico en nuestras instalaciones y está siempre presente con nosotros, dándonos su opinión en diversos temas, como un ?Gran Asesor?.

10-¿Cuál es el rol de un Consejero del Severo Vaccaro?

Fabián Mezquita: El rol de un Consejero es el de trabajar día a día y organizar de la mejor manera todos los objetivos que nos hemos planteado, siempre trabajando de una forma democrática, y respetando siempre a las demás personas involucradas. Y algo que siempre debemos rescatar es la crítica constructiva, y la ayuda y consejos de todos nuestros amigos.

César Da Col: Desde mi punto de vista (no sé qué dirán mis compañeros), nuestra función dentro del Museo es la de sacar adelante a la institución desde el campo cultural (no desde el campo administrativo. De eso se encarga el Consejo de la Fundación Severo Vaccaro). Tenemos las tareas bien distribuidas, por ejemplo, Marcelo Niño se encarga de conseguir nuevos originales para el Museo, ya que los dibujantes y sus familiares hacen constantemente donaciones de obras para el ?Museo Itinerante? y al mismo tiempo para el ?Vaccaro?. Él también hace Prensa, usando el mencionado ?Museo Itinerante?. También está en la parte de montaje de obras y distribución de las mismas. Fabián Mezquita es el ?práctico?, es el que agarra el martillo, corta, pega, arma, ordena, archiva la biblioteca, etc. Su labor es fundamental, porque yo al menos no sé agarrar un martillo.

Y este año se nos sumó Nora Ygounet, que es como una ?Tía? para nosotros. Ella se encarga de todo lo que tiene que ver con el papeleo, cobrarle a los alumnos, llevar las cuentas, etc. También es la que maneja el tema de las visitas guiadas de las escuelas al Museo, la que dá la ?Bienvenida?. Por mi parte, me encargo sobre todo lo que es Prensa y Difusión por Internet del Museo: recibo los mails, armo las gacetillas informativas (para los que deseen recibirlas, escriban a prensamuseocaricatura@yahoo.com) , en donde recopilo toda la info relacionada con exposiciones y noticias del mundo de la Historieta y la Caricatura, y las distribuyo a nuestros más de 520 suscriptores (que se encuentran en todo el país y el mundo). Por supuesto, es una cosa gratuita. Solucionamos dudas vía mail, cuando nos preguntan por la vida y obra de algún dibujante. Marcelo y yo escribimos artículos sobre el Museo o sobre dibujantes en revistas (?El Federal?, ?El Historietista?), a cambio de publicidad para el Museo.

De cada proyecto o trabajo que hacemos, armamos una página web, como para que todos se enteren de qué va la cosa.

Y todos, los cuatro, somos los encargados de atender al público los días de apertura, tanto a turistas como a estudiantes o investigadores, a todos los atendemos por igual, según sus necesidades. Y también barremos, acomodamos las sillas, limpiamos, vamos a comprar el café y todas esas cosas. Somos cuatro personas ?multifuncionales? dentro del Museo. Y también están Cilencio, Pablo Fernandez y Sergio Almendro, que dan clases con sus talleres de dibujo y caricatura en el Museo, y nos acompañan constantemente.
¿Cuáles son las proyecciones del museo, en términos de largo plazo?

Fabián Mezquita: El objetivo fundamental, y lo comentamos con César siempre, es que el museo no permanezca nunca más cerrado…que lo que estamos haciendo nosotros, el día que no lo podamos hacer más, seamos reemplazados por personas que sientan esto de la misma manera….., y no sólo por el museo, sino por lo que significa para nuestra profesión.

Aquí se encuentran nuestros antecesores, nuestros maestros, y esto lo tienen que ver todos los dibujantes, porque es parte de la cadena histórica…es como pensar en construir con ladrillos en el aire, ¡Imposible! Se construye sobre cimientos, y querer avanzar dejando de lado todo lo que hay en este museo, es como querer construir una casa con ladrillos en el aire. Otro de los objetivos, por lo menos para mí y creo que para todos mis compañeros, es poder llegar a formar una digna biblioteca, en cuyos estantes estén la mayoría de nuestros autores, y un lugar que sea referente para cualquiera que quiera investigar la historia de nuestro querido oficio.

César Da Col: Por empezar, nuestro objetivo principal es lograr que el Museo no cierre sus puertas al público nunca más. Eso es lo primordial. También está el proyecto de desarrollar la Biblioteca y Hemeroteca del Humor Gráfico y la Historieta Nacional del Museo, y que sería lindo que se llamara ?Oscar Vazquez Lucio?, en honor a Siulnas (es su verdadero nombre, y fue el que lanzó esa idea en los ´80). Nos gustaría también tener una computadora, con scaner, impresora, cámara digital etc, para poder realizar un archivo digital de todo lo que está expuesto y lo que tenemos en la Biblioteca. Si me pongo a soñar, me gustaría que el Museo se ampliara, que construyera pisos superiores, y que tengamos más salas para exponer obras de Historieta (humorística y seria), que es el elemento faltante. Y hacer libros…podemos rescatar tantas historietas que se encuentran perdidas…y es tan fácil hacerlo…pero todo es dinero. Después, bueno, ojalá que en algún momento tengamos algún subsidio del Gobierno de la Ciudad, para que podamos sacar aunque sea un dinero para los viáticos, así podríamos dedicarnos tranquilos (y más) a las actividades del Museo. Si hoy laburamos como laburamos sin cobrar un peso ¡Imaginate si tuviéramos un sueldo!

Gracias a todos

Referencias Imágenes

1) Fachada del Museo de la Caricatura “Severo Vaccaro” (Lima 1037, Capital Federal). Foto: Archivo Museo de la Caticatura “Severo Vaccaro”.

2) La Sala de Entrada del Museo, en donde se observa el “Mickey Mouse Gaucho” realizado por Walt Disney en su visita a la Argetnina, en el año 1942.
Foto: Archivo Museo de la Caticatura “Severo Vaccaro”.

3) Una de las salas del Museo. Foto: Archivo Museo de la Caticatura “Severo Vaccaro”.

4) Guillermo Mordillo exhibe el carpetón lleno de dibujos en su honor. Foto: Archivo Museo de la Caticatura “Severo Vaccaro”.

5) Lino Palacio (creador de “Don Fulgencio”) en el Museo, en el año 1982.
Foto: Archivo Museo de la Caticatura “Severo Vaccaro”.

6) Caricatura del Dr. Araoz, por Eduardo Álvarez. Foto: Archivo Museo de la Caticatura “Severo Vaccaro”.

7) Tapa de “Caras y Caretas”, por Eduardo Álvarez: “El Dolar y la Libra aplastan al Comercio Argentino. Hípólito Yrigoyen observa”.
Foto: Archivo Museo de la Caticatura “Severo Vaccaro”.

8) Marcelo Niño (Consejero del Museo Vaccaro) con su “Museo Itinerante” a cuestas; y Fabián Mezquita (dibujante y también Consejero del Museo Vaccaro).
Caricatura realizada por Gustavo González, dibujante de la ciudad de “25 de Mayo”.

9) César Da Col (dibujante y Consejero del Museo Vaccaro) sostiene un cartel del Museo de la Caricatura junto a Cilencio (dibujante, Profesor de Humor Gráfico en el Museo).
Caricatura realizada por Gustavo González, dibujante de la ciudad de “25 de Mayo”.

Te recomendamos especialmente el Sitio Web del Museo de Historieta Severo Vaccaro
y el sitio personal de César Da Col

Publicado en leedor el 18-9-2004