Chema Madoz

0
14

El genial fotógrafo español Chema Madoz inauguró su exposición ?El sueño de los objetos? en Museo Nacional de Bellas Artes, una de las imperdibles del Festival de la Luz 2004. En esta amena entrevista, cuenta para Leedor, cómo y por qué toma sus fotos.Por Paula Salischiker

¿Cómo has comenzado a fotografiar?

Compré una cámara igual que cualquier persona para ir de vacaciones, sin ninguna intención. Coincidió con un momento en la facultad, estudiaba Historia del Arte, nunca se me había ocurrido ser ?artista? porque nunca había tenido mano o destreza suficiente como para ser pintor o escultor. Poco a poco, con la fotografía encontré un medio que me permitía sacar las ideas que tenía en mente, a través del dominio de ciertas cosas mecánicas. Estuve yendo a una escuela en donde enseñaban el lado técnico. Salí de ahí manejando un poco la cámara y nada más. Así pude realizar fotografías más cercanas a la idea que tenía en la cabeza sobre esa imagen.

¿Qué te inspiró?

Con posterioridad siempre asocio que la influencia viene de artistas que trabajan en áreas muy distintas. Sin embargo, al principio la influencia fue puramente fotográfica. Duane Michals (trabajos suyos en serie, que cuentan una historia, una cierta ingenuidad) y Ralph Gibson, entre otros.

¿Tú querías contar una historia?

Yo quería, en parte, generar un punto de conmoción, una duda, algo que atrajera al espectador por lo que estaba viendo. Tal vez incluso pervertir la noción de realidad. Con el paso del tiempo empecé a notar que la imagen tenía una gran posibilidad de manipulación, y que yo podía – a partir de la disposición de los elementos en la imagen- condicionar la lectura del espectador.

¿Cómo generas tus imágenes?

Para mi sigue siendo un misterio de donde nacen las imágenes, hay veces que tienes la sensación de tener más rapidez para ver lo que quieres hacer, luego hay momentos que van más lentos. El hecho es intentar estar trabajando de una forma continuada. Lo que si es verdad es que en un punto de mi carrera, decidí no depender de lo fortuito ?es decir, encontrar la foto que estaba en mi cabeza en la calle- y pasar a provocar o construir esa fotografía, lo que creo una dimensión distinta.

¿Trabajas hoy en día en las mismas series?

Cambian poco a poco de una forma muy lenta. Cuando sienta que me estoy repitiendo, buscaré algo más, siguen siendo descubrimientos para mí, siempre me aportan algo. En el momento en el que dejen de aportarme pasaré a hacer otra cosa.

¿Siempre utilizas blanco y negro, por qué?

El blanco y negro funciona muy bien. Lo hace todo más abstracto, es como un jugar con manchas. Hay un cierto distanciamiento con la realidad que me gusta. El color crea un ámbito muy diferente. Por el momento me interesa seguir trabajando en blanco y negro.

¿Qué piensas de las nuevas tecnologías?

La fotografía digital me parece un poco peligrosa, por esa facilidad que significa, mucha gente se deja llevar por la inmediatez que representa. Creo que hay que trabajar con esa herramienta como una más, pero con tacto. Quiero creer que la imagen tiene que tener detrás un lenguaje, un sentido de porqué se hacen esas capturas.

¿Cómo llegaste a poder vivir de la fotografía?

Yo hacía mis fotos por pura necesidad, más que para encontrar un modo de vida. En algún momento si me hubiesen ofrecido trabajar de fotógrafo, hubiera aceptado porque me permitía estar más cerca de la cámara, del trabajo, del campo. Llega un momento en el que curiosamente te das cuenta de que eso que haces a la gente le interesa, te pide, te comenta, quiere ver un poco más. No ocurre de la noche a la mañana, pero sigues trabajando y desarrollando tú trabajo. Siempre ha habido muchos fotógrafos y muchas cámaras fotográficas y sin embargo sigo descubriendo cosas que me gustan, que enriquecen mi trabajo, que me inspiran.

Chema Madoz (Madrid, 1958): El sueño de los objetos. (Museo Nacional de Bellas Artes).

Podés visitar la página oficial: Chema Madoz

Publicado en Leedor el 13-8-2004