Las mujeres perfectas

0
9

Film de humor, atravesado por una sátira futurista, de arcaico machismo Las mujeres perfectas se salva (apenas) de ser una obra olvidable.Por Sebastián Russo

Película de elenco estelar (o sea, compuesto por �estrellas�, es decir, personajes destacados �sea por la cualidad que sea- del mundillo del cine), encabezado por Nicole Kidman, seguida por (ganaron menos dinero las siguientes no menos estrellas�), Christpher Walken, Glenn Close, Bette Midler y Mathew Broderick.

Nicole interpreta a una mujer super exitosa, que se dedica a hacer televisión cínica y abusiva (léase, producciones televisivas que manipulan las desgracias de la gente; referencia argenta: Moria Casán, Franco Bagnato, �Recursos humanos� �conducido por Néstor Ibarra-, entre otros) Un buen (pésimo) día, y a consecuencia de sus prácticas inescrupulosas (un marido humillado en uno de sus programas, asesina a su ex mujer, a su amante, y su gatito), los gerentes del canal deciden echar a Nicole, previniendo los juicios multimillonarios que deberán afrontar, de aquellos que no �entiendan� la dinámica del programa.

Despedida, y sobrellevando como puede la consiguiente crisis depresiva, es arrastrada por su marido a un nuevo hábitat, un nuevo micromundo. Algo similar a un barrio privado, exclusivísimo, donde todo es perfecto, y en el que no se ven pobres ni nada parecido: la vida i(d/rr)eal (táchese lo que no corresponda). Pronto aparecerán signos que develarán que tal perfección es sostenida a fuerza de (¿explotación de trabajadores? no, resabios macartistas siguen pululando en el aire) anular a las mujeres convirtiéndolas en robots. Así, gerentes de grandes empresas, arriban a esta comunidad para hacer �atender� a sus queridas esposas, y terminar por extirparles los últimos rastros de humanidad (léase, capacidad crítica, autonomía, independencia), transformándolas en obedientes (y sexys) robotitos. Estos autómatas en los que se han convertido las ayer imperfectas esposas, crean un mundo de excelsa perfección, a partir de sus (reparadas, optimizadas) habilidades �femeninas�. Solo Nicole zafa de ser convertida en maquinita. Pero no sin (digamos) sufrimiento.

Las mujeres perfectas (castellanización de Stepford Wives) es un film de humor, atravesado por una sátira futurista, de arcaico machismo. Sólo la conjunción de semejantes actores la salva (apenas) de ser una obra olvidable. Christopher Walken y Glenn Close brillan sin despeinarse, reclamando a gritos ser más tenidos en cuenta.

Publicado en Leedor el 5-8-2004