Cine argentino

0
8

Las primeras dos semanas de agosto se estrenan en Buenos Aires cinco películas argentinas. Buen momento para la producción y la exhibición del cine nacional.El cine argentino que se viene

Cinco películas a estrenarse en las dos primeras semanas de agosto habla del buen momento de la producción y (y la posibilidad de exhibición) de films argentinos: La soledad era esto de Sergio Renán, con Charo López e Iñaki Font y Dos ilusiones opera prima de Martín Lobo con Matías Santoianni y Claudia Albertario, se estrenan el 5 de agosto

Buena Vida Delivery de Leonardo Di Cesare, premiada a la Mejor Película en el último Festival de Mar del Plata y al Mejor Director en el reciente Festival Internacional de Cine Fantástico de Puchon Corea; el documental Contr@site, de Daniele Incalcaterra y Fausta Quattrini y Cruz de sal, de Jaime Lozano con Juan Leyrado y Manuel Callau se estrenan el 12 de agosto

La película de Renán tiene ya dos años de terminada, con guión de Aída Bortnik y protagónico de Charo López cuenta la extraña relación que una mujer encuentra entre su propia vida y la de su madre muerta lo cual finalmente le ayuda a sobrellevar sus problemas.

Martín Lobo dice de su film Dos Ilusiones es una comedia sobre los seres que sueñan, los que corren detrás de una ilusión: la de ser famosos, la de triunfar y convertirse en una estrella rutilante del mundo del espectáculo. Es la lucha de estas ilusiones contra la dura realidad. Es también una historia de amor patética y cómica, con situaciones de enredos y gags visuales”. Heriberto sueña con ser actor. Gana un concurso para trabajar en una película y parte de su pueblo hacia Buenos Aires. Allí conoce a Cynthia, la otra ganadora, que será su coprotagonista en el film y de la cual se enamora. Pero el concurso resulta ser una estafa con fines pornográficos. Este fracaso deprime a Cynthia y Heriberto, enamorado, intenta ayudarla, pero ella lo abandona y se lleva sus ahorros. Pasado un tiempo vuelven a encontrarse y Heriberto, por conquistarla, se las ingenia y la lleva a una fiesta donde hay importantes personalidades de la televisión. Cynthia cree que allí encontrara la conexión que necesita para entrar en la T.V., pero volverá a experimentar el engaño. A partir de aquí, comienza un permanente juego de enredos y equívocos, donde la realidad se impone a los sueños.

En Cruz de sal, un grupo de amigos dispuestos a comer un cordero en el club del pueblo se ven amenazados por una tormenta y con la dubitativa aceptación del cura, el manco Leguizamón traza una cruz de sal para conjurar, según la tradición lugareña, su acecho. Esa noche no llueve. Al día siguiente, en un paraje alejado, aparecen diseminados restos humanos. Y aunque puede determinarse que pertenecen a una mujer, el cadáver no puede ser identificado porque falta la parte principal, la cabeza. A partir de este hecho surgen toda clase de sospechas y acusaciones. Aguirre, el comisario, investiga cuidadosamente todas las huellas. Nadie está a salvo de esas sospechas. Surgen a la luz los conflictos personales, las frustraciones, las infidelidades.

En Buena Vida Delivery Hernán tiene un precario trabajo como delivery boy. Su familia emigró a España huyendo de la crisis que atraviesa el país, enamorado de Patricia (Pato), una empleada de una estación de servicio aque pronto va a vivir con él. Un día llegan del interior los familiares de Pato y se alojan por una noche en la casa de Hernán. Una familia que se hace querer, pero los días van pasando y no se van. Venancio, el padre de Pato, instala unas viejas maquinarias y pone en funcionamiento su fábrica pastelera allí mismo, en el living de su casa. Y Hernán decide desalojarlos.

De Contr@site se podrá ver el próximo jueves un avance en el programa El ojo, en Canal á>. En una pequeña aldea olvidada en las montañas bolivianas un cineasta, una videasta y un cyberman filman lo que está ocurriendo entorno de la búsqueda de una fosa común. Ernesto “Che” Guevara profetizaba un “Hombre nuevo dotado de una nueva tecnología”, pero hoy nos preguntamos si la nueva “cyber” generación puede ser portadora de una revolución, de un cambio profundo. Como dice Paul Virilio, entramos “en un tiempo único, el de la transmisión en directo, con todo los riesgos de confusión y caos que esto conlleva”.

Publicado el 24-7-2004