Intimidades

0
7

Esta no es la crítica de un film, sino la explicación de por qué Intimidades suspendió su estreno en Buenos Aires y se convierte en la primer víctima de la resolución de protección al cine argentino.Intimidades de una rivalidad inventada

Por Alejandra Portela

Una plaza cinematográfica como Buenos Aires es reconocida históricamente por su apertura al estreno de films europeos, chinos, coreanos, afganos, iraníes, rusos, suecos, etc. Anualmente circula desde lo independiente a lo de qualité, desde lo experimental a lo festivalero con mucha más frecuencia que en otras ciudades. Son conocidos los casos de �descubrimiento� de los cines de Bergman a fines de los ´50 y el de Almodóvar en los ´80. Sin embargo, la entrada en vigencia de la resolución 2016/04 conocida como �cuota de pantalla ley de protección al cine nacional� empieza a generar una rivalidad que nunca existió: el cine argentino, que en su mayoría tiene las mismas características de independencia y experimentación que muchos de esos films extranjeros, versus el cine cultural y estéticamente más interesante de otras cinematografías-no-Hollywood.

Aunque con un tope de monto mínimo de recaudación, la resolución fuerza a los exhibidores a mostrar la producción cinematográfica anual de origen nacional asegurando su permanencia en cartel, y no como venía pasando con películas de notorio éxito como Luna de Avellaneda o Roma que tenían que salir de cartel empujados por la enorme cantidad de copias de Harry Potter III o Shreck 2.

El caso más fresco es el de Intimidades (Personal Velocity), película independiente de origen norteamericano, dirigida por Rebecca Miller, hija de Arthur Miller que tenía previsto el estreno para el 8 de julio debió ser suspendida a último momento por falta de salas de exhibición ( en un país que tiene 1000 salas!), �a pesar de haberse coordinado la fecha con los principales exhibidores con más de dos meses de anticipación, de contar con todo el material ya producido y con una campaña publicitaria ya lanzada�, dice su distribuidor en una carta a la prensa. La película de Miller iba a estrenarse en la misma sala de Patoruzito en los horarios nocturnos (20hs, 22hs y trasnoche) pero el artículo 18 de la flamante resolución dice que las películas beneficiadas con �la cuota de pantalla� deberán ser exhibidas obligatoriamente en todos los horarios.

Luis Pérez Endara, director de la Compañía General de la Imagen SRL, distribuidora de Intimidades: anota: �un exhibidor multipantalla de escala promedio ¿de qué manera podría acomodar los 5 nuevos estrenos de cada semana , en 8 salas de las cuales 4 las ocupan con dos superproducciones?.¿Cómo podría asegurar la permanencia en cartel de las películas que obtuvieron cifras razonables? La política de �saturación de copias� aplicada por las majors norteamericanas no puede pasarse por alto, pues se trata de un fenómeno reciente cuya consecuencia directa, como acabamos de ver, es demasiado grosera como para que alguien pueda ignorarla al momento de analizar una reglamentación de la exhibición de cine en nuestro país.�

Â?¿Por qué nuestro Instituto de Cine, que supuestamente tiene la responsabilidad de velar por la Cultura Cinematográfica Nacional, nos fuerza a elegir entre dar una sala a una película Argentina o dar una sala a una producción independiente extranjera, cuando en el mismo complejo se permite que una sola superproducción ocupe hasta 4 o 5 salas? Súmese a lo aberrante del caso el hecho de que seguramente la producción Argentina y la producción independiente extranjera del ejemplo estén aniquilándose la una a la otra por conseguir 5 salas en todo el país…la misma cantidad que la superproducción tiene a su disposición en un solo cine.Â?

Intimidades no pudo conseguir 5 salas para su estreno y se generó un conflicto entre las cinematografías (en este caso conta Patoruzito) cuando, en realidad, tendrían que abocarse a competir fuertemente con la producción multimillonaria del cine hollywoodense que sigue avanzando. Será cuestión de afinar algunos puntos de la bienintencionada resolución proteccionista del Instituto de Coscia.

Publicado el 9-7-12004