Anticuarios 2004

0
6

En el marco de su 40 aniversario, la Asociación Amigos del Museo Nacional de Arte Decorativo, se encuentra abocada a la organización con fines benéficos de la Feria de Anticuarios 2004 en el Palais de Glace en el barrio de Recoleta.
FERIA DE ANTICUARIOS 2004

Por Julio Portela

Desde fines del siglo XIX, Buenos Aires ha sido una de las plazas destacadas del mundo para la compra y venta de obras de arte. En esos años y hasta la década de los ?40, lo característico fue la importación de las piezas, dentro de un marco de esplendor económico vigente en la sociedad argentina.

Esta importación, proveniente principalmente de los países europeos, estuvo caracterizada por el buen gusto y la distinción de la sociedad argentina. Así esta pasión, permitió en el transcurso de los años una acumulación de objetos, que habilitó un mercado especializado para su circulación y comercialización.
La Asociación Amigos del Museo Nacional de Arte Decorativo, en el marco de su 40 aniversario, se encuentra abocada a la organización con fines benéficos, de la Feria de Anticuarios 2004, que en esta oportunidad se desarrollará en el Palais de Glace en el barrio de Recoleta.

Una feria de este tipo es como toda otra: un lugar para vender y comprar. Como es usual, participa del mercado en un lugar ex profeso para su realización. Pero qué tiene de atractivo especial este evento para el coleccionista? Las ferias de anticuarios tienen una tradición en Buenos Aires, aunque su realización haya sido alternada en el tiempo y en sus organizadores. Pero siempre vuelve, siempre señala su existencia, está vigente.

En esta oportunidad ?los anticuarios locales más destacados y prestigiosos invitados del Mercosur se darán cita en esta Feria para dar a conocer sus piezas. También importantes galerías de arte exhibirán obras de artistas consagrados hasta la década del ?50, nos adelanta la Asociación Amigos.

La experiencia nos indica que se encontrarán piezas especiales, aquellas que se reservan sigilosamente para un acontecimiento especial, en la que mostrar los ?tesoros? sea un desafío.

Asimismo resultará emocionante para los coleccionistas, observar las piezas en un sólo espacio especializado. Locales en los que se exhiban muebles con el lustre aterciopelado de sus maderas y los estilos refinados de los siglos XVIII y XIX, compartiendo vecindad con los vidrios firmados en sus transparentes y coloridas superficies de épocas Art nouveau y Art Deco. Las refinadas piezas de plata francesa e inglesa en un diálogo amable entre mundos con la elegante sencillez de las piezas de platería sudamericana. Las alfombras misteriosas y coloridas del Oriente y las joyas de la orfebrería con piedras preciosas o semipreciosas .Las esculturas de bronce y mármol realizadas por célebres artistas, reflejadas en las superficies brillantes de espejos antiguos con marcos tallados y dorados a la hoja.

Se trata de oportunidades poco frecuentes para encontrar todo reunido en un local, cuando lo habitual es el caminar por los distintos recorridos que nos proponen las zonas de anticuarios. También es la ocasión para que los que no son coleccionistas comiencen a serlo, seleccionando las primeras piezas. ¡Coleccionistas a las colecciones!

Palais de Glace, Posadas 1725, Buenos Aires, Argentina.
4 al 12 de setiembre de 2004.
Horario: 13 a 22 horas.

Publicado en Leedor el 9-7-2004

Compartir
Artículo anteriorIntimidades
Artículo siguientePrimeros Pobladores