El color de los colores

0
8

En la obra de Ana Piazzardi encontramos el color de todos los colores, como un estallido vibrante en el mismo instante de la contemplación. Vibraciones sensoriales en la pintura de ANA PIAZZARDI

Por Julio Portela

Galería Arroyo
Arroyo 830, Buenos Aires
Lunes a viernes de 11 a 20 hs.
Sábados de 11 a 20 horas.

Ana Piazzardi vive y trabaja en Rosario, asistió en su período de formación al taller del pintor y grabador Juan Grela (1914-1992) que residió en la misma ciudad. Quizás de sus pinturas serenas e ingenuas haya extraído la disposición de sus figuras, si bien distintas en su contenido, ubicadas estáticamente como detenidas en el tiempo.

Sin embargo, lo que distingue a Piazzardi es la intensa vibración de los colores. Sus paisajes con flores de ?coquelicot?, favoritas de los pintores impresionistas , aparecen también aquí sembradas en campos que se pierden en la lejanía, a veces confundidos con el cielo.
En la perspectiva observamos el horizonte, al que se llega en distintos planos que van conformando la sensación de lejanía. Pero a veces por esta misma razón parecieran invadir el cielo, al tratarlo con la misma técnica en franjas ensambladas como pequeñas olas en la serenidad del río.

Sus paisajes pueden ser rojos o azules como oposición de colores entre ellos. Las corolas de sus flores en círculos aparecen en su dibujo como un elogio a la geometría. Pero sobre todo esto, encontramos el color de todos los colores, como un estallido vibrante aún en el mismo instante de la contemplación. También percibimos en ellos fosforescencias que los atraviesan para llamarnos más aún la atención.

Se trata de un canto a la naturaleza aún cuando los colores no coincidan exactamente con los de ésta?. Se trata sólo de la interpretación de la artista que nos transmite sus sensaciones al contemplarla.
Busquemos nuestras propias vibraciones sensoriales al contemplar esta interesante exposición que la Galería Arroyo presenta hasta el 22 de junio.

Nota Publicada en Leedor el 18-6-2004

Compartir
Artículo anteriorArte de colección
Artículo siguienteMarilina Ross