Colección Barney Finn

0
9

Treinta elementos originales de la filmografía del director argentino Oscar Barney Finn forman parte de la muestra que exhibió en junio el Museo del Cine ?Pablo C. Ducrós Hicken. Oscar Barney Finn, un director refinado

Hasta el 4 de julio 2004
en el Museo del Cine
Defensa 1220

Guionista, realizador de cine, teatro y Tv, poeta, egresado del Colegio Nacional de la Plata tras haber iniciado estudios de cine en Buenos Aires, Oscar Barney Finn los continúa en Paris, donde dirige su primer mediometraje, en 1962, el documental Haber visto con la colaboración del director de fotografía Nestor Almendros. Dos trabajos preceden su obra como realizados: Sólo unas gotas, un corto en el que colabora como productor y argumentista y Una experiencia, de 1962, corto realizado en equipo en los Estudios Eclair en Francia.

Paralelamente, desarrollaba su carrera de director de teatro con Matrimonio, de Griselda Gambaro; Acto rápido de Eduardo Pavlovsky y Play de Samuel Beckett, y llevaba a cabo su aprendizaje con Carlos Gandolfo.

Estas experiencias, en cine y teatro, se complementan con la realización en Tv de programas especiales adaptando especialmente autores argentinos: El testamento de Manuel Mujica Láinez o la versión de A sangre fría sobre guión de Luis SAslavsy.

Al cine en cambio, lleva guiones de su autoría desplegando un universo propio. “El realizador debe crecer en su vida y debe crecer en su obra”, explica. La balada del regreso de 1973 con Ernesto Bianco y Elsa Daniel, era un extraño producto de revisión histórica que cruzaba pasiones personales. Después vino Comedia rota con Julia von Grolman y la relación entre un escritor y una mujer separada. Contar hasta diez es su película más personal, la historia de un padre y dos hijos sesgada por la desaparición durante la dictadura militar, de uno de ellos.

En los´90 la versión teatral de Eva y Victoria se convierte en un verdadero suceso, tomando parcialmente el retrato que de Victoria Ocampo había realizado en su versión cinematográfica Cuatro Caras para Victoria (1992). Su última película Momentos robados retrata la dura vida de la esposa de un médico en medio de la Patagonia y reincorpora a la pantalla argentina a la actriz española Assumpta Serna.

Cruzada por diferentes expresiones, la obra de este realizador se dedica particulamente a los personajes femeninos fuertes y enfatiza con prolijidad la sustancia literaria de los textos.

Fue también funcionario del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales y director artístico del Festival Internacional de Mar del Plata.

La donación de 30 elementos escenográficos, de vestuario y puesta en escena efectuada por Barney Finn al Museo del Cine en este junio de 2004 es sumamente significativa. Tiene que ver con preservar la memoria cinematográfica a nivel museístico. Objetos que, de no ser así, se perderían para siempre.

Durante el acto de inauguración el director del Museo, David Blaustein marcó que ?Para el Museo del Cine es un placer recibir siempre la donación de un realizador argentino?, aseguró, y agregó: ?Esta muestra se suma a una intención del Museo del Cine de sumar, y de hacerlo para proteger. Y por eso, el Museo del Cine se enorgullece y agradece a Barney Finn por este aporte?. A su turno, el realizador Oscar Barney Finn agradeció visiblemente emocionado ?las muestras de cariño de tantos amigos de tantos años? y el profundo ?sentimiento que se une a estos elementos que me acompañaron durante tantos tiempo

Publicado en Leedor el 11-6-2004

Compartir
Artículo anteriorLa meglio gioventú
Artículo siguienteLigia Piro