Klix

0
8

Los cuerpos de Klix están en pleno proceso de sufrimiento, son bien históricos, todo les transcurre en la carne. Superpuestos, encimados, haciendo desaparecer el espacio visual, quizás por torpeza.Visitando catálogos: Alberto Klix

Por Alejandra Portela

Los cuerpos de Klix*, al contrario de los de O´Connor están en pleno proceso de sufrimiento, si aquellos llegaron a un punto de lugar sin tiempo, estos son bien históricos, todo les transcurre en la carne. Superpuestos, encimados, haciendo desaparecer el espacio visual, quizás por torpeza.
En Ceremonia para jubilar un ángel monumentaliza un ritual cristiano y lo burocratiza. ¿Pueden jubilarse los ángeles? si en todo caso así fuera, Klix imagina que el dueño de ese rito sería un sacerdote con síntomas de obispo. (1,40 x 1,90) Ese ángel, con toda la carga histórica, parece más un Adán sombrío, sus alas desarmadas son hilachas de soga. Otros ángeles má pequeños visten la ceremonia, algunos cocen a la parrilla ¿el festín? y otros esperan impacientes para salir a levantar barriletes, mientras el coro de asistentes cantan los últimos salmos.

*Arg, 1944, expone desde 1970

Publicado en Leedor el 10-5-2004

Compartir
Artículo anteriorCasafuerte
Artículo siguienteLa Niña Santa