Beniluz

0
16

“Los siete años de fotografiar el dolor en el cuerpo humano me mostraron el otro lado de la condición humana.” dice David Beniluz para hablar de su imponente serie Torsos.TORSOS”
El cuerpo humano transformado por el dolor

Por David O. Beniluz*

La revelación del cuerpo humano es la forma más personal e íntima de expresión.

El contorno, la postura, la forma y las cicatrices de nuestra intimidad desnuda son tanto registros de nuestra existencia individual, como testigos de la tenacidad de la existencia humana. Como fotógrafo, fui llevado a extremos en este trabajo, hasta las formas disformes de aquellos que cruzaron la delgadísima y tenue línea, y experimentaron la devastación del dolor y el trauma extremo.

Mientras, la sociedad moderna armada con la ciencia e incentivada por la propaganda de la juventud, intenta erradicar el sufrimiento humano. Los siete años de fotografiar el dolor en el cuerpo humano me mostraron el otro lado de la condición humana.

Durante este tiempo de trabajo, si bien me marcó profundamente ver el dolor físico y el aislamiento a los que son sometidas estas personas, también contemplé con enorme admiración la habilidad con que el espíritu humano crece de cara a la adversidad. Aprendí que la tragedia que a todos nos sobreviene, no puede ser evitada, sino que debe ser utilizada como camino de lo más profundo del alma, hacia una verdadera apreciación de la vida.

El estado físico de un cuerpo humano , las posturas, las cicatrices en un torso, son señales anunciando que la muerte estuvo allí, que la muerte vive allí. La muerte es inevitable, la muerte es la condición fundamental de la vida y la cargamos dentro de nosotros mismos.

TESTIMONIOS

? “A veces la vida cambia tanto…! Desperté una mañana como lo hubieras hecho vos, sin ningún problema en el mundo, y antes de que me diera cuenta tuve que aprender todo nuevamente, hasta como ir al baño.”

? “Lo que más extraño al hacer el amor, es la posibilidad de estar totalmente desnuda. Es como si mi remera formase parte de mi cuerpo. A veces, cuando duermo sola, y me doy cuenta de que estoy sola, descubro que puedo estar desnuda y dormir sintiendo las sábanas alrededor de mi cuerpo. ¡Es maravilloso!.”

? “Hubo un tiempo en mi vida que quería hacer desaparecer todos los negocios de lencería. Todo el tiempo me mostraban lo que no tendría nunca más.”

? “Lo que ayudó a aceptar lo que me estaba sucediendo, fue la idea de que en el futuro habría una reparación… No sé cuándo entendí que nunca sería la persona que era antes; más tarde, me acepté como soy.”

Sobre el autor

DAVID BENILUZ estudió psicología, escultura y fotografía. Es fotógrafo profesional desde 1983. Realizó fotografía de producción para videos de la National Geographic y la B.B.C. de Londres. Residente en Brasil (1991-97) fue corresponsal de la revista Fotomundo y free-lance de los diarios O Estado de Sao Paulo y Folha de Sao Paulo. En su proyecto “Torsos” produjo imágenes potentes, fuertes, y a la vez sugerentes.

Aborda los cuerpos desnudos produciendo ausencias a través del manejo de la luz, que preavisa una ausencia mas real y cruel: las mutilaciones de los cuerpos. Inmerso en su momento histórico, sus sombras se revelan como desapariciones, muertes inciertas. Y el dolor y las mutilaciones como la realidad socio-política que vivió su generación en la Argentina

Nota relacionada:
Fotos de Cuerpos

Publicada en Leedor el 9-5-2004