Termas de Río Hondo

0
12

Termas de Río Hondo es un importante centro turístico cuyo principal atractivo son las aguas termales. Se encuentra en el corazón de la Provincia de Santiago del Estero, en la Argentina, y es una ciudad achaparrada que tiene además otros lugares dignos de conocer.Termas de Rio Hondo ? Provincia de Santiago del Estero ? Rep. Argentina

Por Héctor Portela

El aire sostiene una leve capa de polvo sobre la Ciudad de Termas de Rio Hondo, antiguamente llamada Aguas del Sol o Calientes. El verde se insinúa en plazas, parques y costanera del Río Dulce. Arenas salitrosas aparecen en manchas blancas matizando los colores. La ciudad se mueve caótica en los lugares céntricos. Tiendas de ropas, artesanías, canastos, cremas curativas, hierbas medicianels, mieles y tortas se amontonan en espacios y veredas. La ciudad tiene ritmo.

Unos pocos Km2 comprende la fuente geológica que la abastece de aguas termales. Es un privilegio de la naturaleza, como pocos en el mundo, que acompaña a un microclima de veranos tórridos e inviernos cálidos, de noches frías y días templados
Las aguas de las lluvias en las Sierras de Guasayány nevados del Aconquija se filtran en la tierra y llegan a Río Hondo para formar una cuenca subterránea de pequeños cursos. Corren debajo de la superficie y al profundizarse eleva la temperatura. En contacto con distintos minerales no metálicos se tornan alcalinas, bicarbonatadas, cloradas y sulfatadas con temperaturas que oscilan entre los 30º y 70º centígrados.
La zona es una meseta que se halla a unos 250 m.s.n.m. y estaba habitada por los indios juries-tonocotes que vivían en los montes de vegetación xerófila. Antes de la construcción del Dique Frontal en la década del 60 del siglo pasado, el Río Dulce corría por profundos barrancos en el sector de la ciudad de Termas, por lo que tomaba el nombre de Hondo.

La Provincia de Santiago del Estero, es una gran planicie donde predominan árboles autóctonos del Norte argentino como el Quebracho, Palo Santo, Lapacho, Algarrobo, Palo Borracho, Atamisqui, Tuscas, Palo Azul y otros que se utilizan como leña para combustible o la construcción o uso medicinal. Muchas especies están desapareciendo por la acción depredadora del hombre.

En la ciudad de Termas se produce un desarrollo importante en arquitectura al promediar el siglo pasado. Se construyen obras como el puente sobre el Río Dulce; el Casino; los Hoteles Roma y Los Pinos; la Iglesia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro; la municipalidad y el Mercado Municipal, predominando el estilo colonial español. Esa línea arquitectónica inicial no se mantuvo en el tiempo por lo que el desarrollo fue sin criterio armónico. Se producen antinomias al mezclar estilos como el colonial con el moderno y el clásico con lo utilitario, con ausencia de una idea rectora en lo arquitectónico.

La ciudad es achaparrada, con algunas obras emblemáticas. El Dique Frontal, con su gran lago; el Casino, enorme construcción barroca, restaurado y pintado sin respetar principios arquitectónicos. La Iglesia Parroquial Nuestra Señora del Perpetuo Socorro de una torre en el característicos estilo Potoseño; el Complejo del Hotel Los pinos en un edificio de líneas coloniales que brinda todos los servicios de la alta hotelería; la pequeña y simpa´tica estación del Ferrocarril, en estilo inglés, que unía las ciudades de Tucumán y Termas, aún exhibe una locomotora a vapor de los años 20 que utilizaba en el servicio.

El Mercado Municipal ubicado en el sector bajo de la ciudad, era, no hace mucho tiempo, uno de sus atractivos turísticos. Hoy es un triste recuerdo que se halla depredado y devaluado. De la fachada del edificio sólo se observan las volutas de la parte superior con una plazoleta en estado de abandono, predominando el desorden en veredas y calles que lo hace la diversidad abusiva de puesto de venta callejera.

La sede municipal es un conjunto coherente con hermosa torre-reloj; clásicas galerías coloniales y entorno parquizado con ejemplares arbóreos autóctonos. Su interior es cómodo y adaptable a diversos usos donde se hallan tres murales en óleo sobre yeso de paisajes urbanos y rurales con buena estructura artística pero desprotegidos y semiocultos. Este edificio se encuentra en estado crítico de mantenimiento y está ocupado por oficinas públicas. Muy bien se adaptaría para reunir el Museo de Bellas Artes, Museo de la Ciudad y Biblioteca Municipal que se hallan dispersas. Prestaría un servicio invalorable al turismo y la comunidad.

Las ciudades del interior muestran con orgullo sus espacios verdes que se tornan lugares de reunión y paseo. Termas tiene el Parque General Güemes de varias hectáreas de extensión ubicado en pleno centro de la ciudad creado en la pasada década del ´70. En su interior hay espacios culturales, deportivos y recreativos. Una serie de esculturas modernas, murales en paneles y la vieja estación del ferrocarril de arquitectura inglesa, le dan el toque artístico. De abundante vegetación con árboles autóctonos y foráneos se destacan los Lapachos rosados y Palo Borracho Blanco, que en época de floración lo visten de colores. Otros pequeños parques, plazas y plazoletas no tienen la atención y mantenimiento del mencionado. Un ejemplo es el Parque Agua Santa, donde una surgente de agua dulce, única en el sector, sirvió a San Francisco Solano para calmar la sed, cuando transitaba la zona con su violín por los siglos XVI y XVII en misión evangelizadora. En el lugar se erigió una estatua con la imagen del santo, visitado por lugareños y turistas para pedir su bendición. Este parque es de los años ´70 con obras arquitectónicas de fines utilitarios, y arbolados con buena cantidad de algarrobos y laureles. El estado general del lugar es decadente y prevalece la suciedad. A pocos metros se encuentra la Plaza del Mercado, aún más deteriorada y degradada que el anterior. El balneario Municipal es un lugar de encuentros, también marginado y sin atractivos. Posee buenos ejemplares de algarrobos y una ribera del Río Dulce descuidada y deprimida. Otros lugares de visita obligada pueden ser el Balneario La Olla y el sector del golf en buen estado de mantenimiento pero con un entorno depreciado donde predomina la suciedad. Una esfera roja se esconde y va desapareciendo entre el ramaje del Parque Güemes tiñendo de colores la Ciudad de las Termas de Río Hondo, luego el atardecer, la noche y el amanecer con el sol de la misma redondez roja para iniciar el nueva día.

Referencia Imágenes:

1) Mercado Municipal de Termas de Río Hondo

2) Vista de la Municipalidad de la ciudad

3) Parque Agua Santa

4)
Iglesia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro

Publicado en Leedor el 4-5-2004